FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Los precios de los alimentos vuelven a subir

Las reservas de cereales hacen difícil que se repita la crisis de 2008

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano
Apilando mercancía en un supermercado en Malawi
9 de diciembre de 2009, Roma - Los precios mundiales de los alimentos vuelven a subir, según señala el Índice de Precios de la FAO -una cesta de la compra compuesta por cereales, semillas oleaginosas, productos lácteos, cárnicos y azúcar- que registra cuatro meses seguidos de incrementos.

Sin embargo, las condiciones del mercado son diferentes que las que provocaron la crisis de los precios alimentarios de hace dos años, según explica la FAO en la edición de diciembre del informe Perspectivas alimentarias que se publica hoy.

El Índice de precios mantuvo una media de 168 puntos en noviembre, la más alta desde septiembre de 2008, que a su vez fue un 21 por ciento más baja con respecto al pico de junio de 2008. Antes de su nivel récord de 2007/08, el índice nunca excedía 120 puntos, y durante la mayor parte del tiempo se encontraba por debajo de 100 puntos.

"En el inicio de la subida de precios de 2007, la FAO identificó una serie de causas posibles que contribuyeron al alza de precios: el bajo nivel de las reservas mundiales de cereales, las malas cosechas en los principales países exportadores, el rápido aumento de la demanda de productos básicos agrícolas que sirven de base a los biocombustibles y el alza de los precios del petróleo", señala el informe.

"Mientras se aceleraba la fortaleza de los precios, emergían otros factores para reforzar la tendencia alcista, destacando entre ellos las restricciones a las exportaciones impuestas por los gobiernos, la debilidad del dólar estadounidense y un creciente apetito por parte de los especuladores por los fondos indexados, que les permiten ampliar su cartera de inversiones en un contexto mundial de exceso de liquidez. Lo que hizo excepcional el alza de 2007/2008 fue la concurrencia de gran cantidad de factores que culminaron en subida de precios sin precedentes y que se fomentara su volatilidad".

Saludables reservas de cereales

Hoy en día, las reservas mundiales de cereales se encuentran en niveles más saludables, aunque algunos mercados se enfrentan a condiciones más difíciles. En general, los suministros en manos de los exportadores son más adecuados para responder al aumento de la demanda que durante el período de alza de precios. Por ejemplo, el ratio entre las reservas y la utilización de trigo en los principales países exportadores había subido del 12 al 20 por ciento esta temporada. Los biocombustibles continúan tirando de los precios, pero el sector ha ralentizado su crecimiento de un año a otro.

Los factores macroeconómicos, como las tasas de cambio, la volatilidad de los precios del petróleo y los bajos tipos de interés están llevando a los inversores a situar su dinero en los mercados de productos básicos. "Aunque los principios básicos del suministro y la demanda continuarán configurando el mercado de los productos básicos, se ha afianzado la susceptibilidad del sistema alimentario mundial a factores económicos externos no relacionados con el sector, y ello obliga a una vigilancia constante", señala la FAO.

Producción en aumento

"El estado saludable de las reservas y las buenas perspectivas de producción reducen el riesgo de una fuerte subida de precios durante los próximos seis meses, pero la FAO continuará vigilando muy de cerca la situación", aseguró Hafez Ghanem, Director General Adjunto de la FAO al frente del Departamento de Desarrollo Económico y Social. A pesar de que las perspectivas iniciales para los cereales indican un descenso de la producción mundial en comparación con 2008, se espera que la producción en 2009 se situé un 4 por ciento por encima que la de 2007.

La producción mundial de mandioca alcanzará un nuevo récord en 2009, debido en gran parte a las iniciativas en apoyo de la seguridad alimentaria y la demanda del sector del etanol, en donde la mandioca se ha convertido en un cultivo clave. Sin embargo, los precios a nivel internacional están por debajo del nivel de hace dos años, aunque se espera se mantengan firmes en 2010.

En el mercado de semillas oleaginosas, es posible que los precios se debiliten en un futuro próximo para harinas y tortas, debido a la cosecha abundante prevista en Sudamérica, aunque se esperan mayores recortes en el mercado de aceites y grasas. Los precios mundiales del azúcar deberían mantenerse firmes, aunque a niveles más bajos que los actuales.

Baja la carne, suben los lácteos y el pescado

Según los datos de la FAO, los precios de la carne a nivel mundial fueron un 8 por ciento más bajos de media en los primeros diez meses de 2009 que en el mismo período del año anterior. Se espera que el descenso en las importaciones en todo el mundo afecte a todos los tipos de carne, con una ligera recuperación en 2010.

Los precios de los productos lácteos han emprendido de nuevo la senda alcista, con un aumento del 80 por ciento desde su nivel mínimo en febrero de 2009, siendo las leches en polvo las que experimentan el alza más rápida. Los precios futuros dependerán de si la Unión Europea sitúa en el mercado internacional sus importantes reservas de mantequilla y leche desnatada.

2009 fue un año difícil para el pescado y los productos pesqueros, debido a la recesión mundial que afectó a la demanda. En los últimos meses se ha producido un incremento moderado de los precios.