FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Diouf visita Haiti para lanzar la campaña de siembra de primavera

La agricultura, el desarrollo rural y la reforestación son la clave de un futuro más verde y productivo

Photo: ©FAO/Thony Belizaire
Jacques Diouf participa en el lanzamiento de Arboles frutales para Haiti

15 de marzo de 2010, Puerto Príncipe/Roma - El incremento sustancial de la producción alimentaria nacional, el empleo rural y la reforestación son la clave de un futuro más verde y productivo para Haití, aseguró el Director General de la FAO, Jacques Diouf, en el curso de una vista de cuatro días al país caribeño para lanzar junto a las autoridades la temporada de siembra de primavera, de gran importancia.

Diouf se reunió con el presidente haitiano, Rene Préval y otras figuras de alto nivel de su gabinete, entre ellos el Primer ministro, Jean Max Bellerive y el ministro de Agricultura, Joanas Gué.

Al lanzar oficialmente la campaña de primavera, Diouf y Gué distribuyeron semillas, fertilizantes y aperos a los campesinos en una ceremonia que tuvo lugar en la aldea de Palmisse a Ven, cerca de Leogane, localidad donde se situó el epicentro del seísmo.

"La agricultura es un elemento vital de ese país", aseguró Diouf. "Continuaremos -añadió- trabajando con el Gobierno para que existan empleos, ingresos y para que puedan conseguir alimentos por sí mismos, sus familias y el resto de la comunidad". 

Otras distribuciones similares se están realizando en el sudeste del país, al oeste y la región de Artibonite. Entre marzo y junio, la FAO planea llegar a 180 000 familias de pequeños campesinos con 1 500 toneladas de semillas y fertilizantes,así como aperos y otros insumos agrícolas. 

El gobierno desearía poner fin a la ayuda alimentaria a gran escala, pero para ello necesita antes impulsar la producción doméstica, revitalizar los mercados rurales y crear valor añadido para incrementar las oportunidades comerciales para los productos haitianos.

Un árbol para cada haitiano  


En el curso de su visita, el Director General participó además en una plantación de árboles frutales con gente joven en la comunidad de Croix-des-Bouquets, en las afueras de Puerto Príncipe. 

"La gente joven es el futuro, pero los árboles también, ya que a largo plazo son los que transformarán a la madre tierra, proporcionarán empleos y alimentos nutritivos a la población, permitiendo el desarrollo económico del país", aseguró Diouf a los varios centenares de jóvenes entusiastas presentes en el evento. 

"No solamente plantaréis árboles, los tendréis que regar y protegerlos, ya que el Haití del futuro es un Haití verde", añadió. 

Asegurando que su sueño era conseguir un árbol para cada haitiano, Diouf se comprometió a dar el apoyo de la FAO a la campaña del gobierno para plantar 10 millones de árboles, comenzando con frutales de crecimiento rápido que ofrecen un beneficio más veloz sobre la inversión, e incluir luego otras variedades. 

Con este objetivo, la Organización ha anunciado el lanzamiento de su iniciativa Arboles frutales para Haití, para recaudar dinero para frutales en huertos escolares y poder así aumentar la concienciación sobre el papel de los árboles en la protección del medio ambiente y la reducción de los riesgos de los huracanes, las inundaciones y la erosión.

Juntos hacia una nueva agricultura en Haití

En el curso de su visita, Diouf y Gue firmaron "la Declaración de Leogane", señalando el compromiso de la FAO y el Ministerio de Agricultura, Recursos naturales y Desarrollo rural para trabajar juntos en programas a corto, medio y largo plazo para aumentar la producción alimentaria, apoyar la integración de la población desplazada en las zonas rurales y construir un sector agrícola revitalizado y sostenible, al tiempo que se promueven las inversiones a largo plazo. 

También visitaron el sitio de un programa de "dinero por trabajo" destinado a reparar los canales de riego dañados por el terremoto. La FAO espera transformar estas intervenciones de emergencia a corto plazo en esfuerzos a más largo plazo liderados por la comunidad para mejorar la gestión de las cuencas hídricas y proteger el medio ambiente.

"Todas las situaciones de crisis ofrecen oportunidades", subrayó Diouf. "Pero es necesario aprovecharlas", añadió.