FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Tras la pista de la gripe aviar

Alarma por la disminución del apoyo a la vigilancia de H5N1 a pesar de su persistencia y propagación

Photo: J.M. Garg, via WIkimedia Commons: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Bar-headed_Geese-_Bharatpur_I_IMG_8337.jpg
Ánsar calvo (Anser indicus) en Bharatpur, Rajasthán, India
23 de marzo de 2010, Roma - Un grupo internacional de expertos ha advertido que aunque se conoce hoy en día mejor que nunca el papel de las aves silvestres en la propagación del virus altamente patógeno H5N1 de la gripe aviar, existen numerosas lagunas de información que permanecen por resolver, en un momento en que el interés de la opinión pública y los gobiernos deriva hacia otras cuestiones.

"La disminución de la atención internacional hacia el virus altamente patógeno de la gripe aviar H5N1 significa menos oportunidades para la vigilancia e investigación, afectando negativamente la creación de capacidad y la coordinación entre las autoridades medioambientales y agrícolas, así como a los esfuerzos para una mayor comprensión de la epidemiología y ecología del virus", aseguró el Grupo de Trabajo sobre la Gripe Aviar y las Aves silvestres en un comunicado emitido al término de una reunión celebrada en la sede central de la FAO en Roma.

Establecido en 2005 y dirigido de forma conjunta por la FAO y la Convención sobre Especies Migratorias (CMS, por sus siglas en inglés) del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el grupo de trabajo es una asociación de colaboración en la que participan 15 organismos internacionales, incluyendo diversas agencias de la ONU, otras organizaciones intergubernamentales y organizaciones no gubernamentales especializadas.

"Desafortunadamente, el H5N1 puede haber desaparecido de la pantalla del radar para algunos, pero continúa siendo un grave problema, especialmente para Egipto y en algunas regiones de Asia, en donde está teniendo un enorme impacto en la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia de los campesinos y las comunidades locales", aseguró Juan Lubroth, Jefe Veterinario de la FAO. El virus H5N1 no se limita tan sólo a Asia, explicó, sino que también se han producido casos en Europa, Asia central y algunas zonas de África.

En los últimos seis meses, se han producido brotes del virus en aves de corral en Bangladesh, Camboya, Rumanía, Israel, Myanmar, Nepal, Egipto, Indonesia, India y Viet Nam y en aves silvestres en China, Mongolia y la Federación Rusa. Precisamente en esta semana, Bhután ha informado de brotes por vez primera y el virus fue detectado tras una ausencia de tres años en Rumanía en aves de corral.

La escasa bioseguridad y el comercio de aves de corral infectadas son las principales causas de la propagación de la enfermedad. Las aves silvestres tienen un papel mucho menos relevante en la ecología del virus H5N1, pero la comprensión de su papel en la enfermedad y la gestión de los riesgos asociados plantean problemas específicos.

La enfermedad ha tenido importantes y variadas implicaciones en la conservación de las especies silvestres, entre las que se incluyen la muerte de miles de aves a causa del virus y las respuestas inapropiadas, como el sacrificio de aves silvestres sanas y la destrucción de sus hábitats.

No hay pruebas irrefutables

Durante los últimos cinco años se han analizado unas 750 000 aves silvestres en todo el mundo para detectar el virus H5N1, por intervención de las autoridades nacionales, las ONGs y organismos internacionales como la FAO.

Se esperaba que durante el proceso apareciera alguna especie que actuase como "reservorio silvestre": aves que pueden propagar el virus sin contraer la enfermedad.

Pero por el momento no se ha dado este caso. Se ha encontrado tan sólo un número muy pequeño de aves silvestres infectadas y aparentemente sanas.

La FAO ha liderado también los esfuerzos para el seguimiento de más de 500 aves silvestres en varias regiones con trasmisores vía satélite, con el objetivo de reunir información sobre sus movimientos e identificar posibles correlaciones con episodios de gripe aviar. No se han logrado encontrar pruebas decisivas.

Ello sugiere que la infección de aves de corral domésticas por aves silvestres ocurre rara vez y el riesgo que representan las aves silvestres para los humanos es insignificante. Sin embargo se necesitan continuar con los ensayos para fortalecer estas conclusiones.

"Setecientos cincuenta mil son muchos pájaros, pero si se compara con la población de aves a nivel mundial, sería necesario realizar pruebas incluso a un número mayor de aves para localizar el virus", aseguró Scott Newman, Coordinador de la Unidad de Fauna silvestre del Grupo de Enfermedades infecciosas/EMPRES. "¿No hay reservorio en las aves silvestres, o no hemos realizado un número suficiente de muestreos?", se preguntó Newman.

"Ciertamente, las aves silvestres han estado involucradas en algunos casos de transmisión, por ejemplo el año pasado en Mongolia. Los investigadores chinos han informado recientemente haber encontrado el virus en aves silvestres aparentemente sanas", explicó Newman.

Estas cuestiones, entre otras, fueron debatidas por el Grupo de Trabajo. Entre las áreas que indicaron se deben mejorar aún más, figuran:

  • estandarización de las metodologías para realizar informes y de muestreo con las mejores prácticas actuales con base científica;
  • una vigilancia continua y más extensa de las poblaciones de aves silvestres, junto a una mejor comprensión de sus rutas migratorias, uso de hábitat y movimientos;
  • fortalecer la capacidad de los que investigan los brotes para que puedan evaluar la fuente de introducción del virus;
  • esfuerzos en educación para que no se culpabilice tanto de forma indiscriminada a las aves silvestres de los brotes en las aves de corral.


Beneficios adicionales para la conservación de la vida silvestre

Uno de los beneficios colaterales del esfuerzo sin precedentes de vigilancia emprendido por la FAO y sus socios ha sido una gran cantidad de nueva información sobre el uso de hábitats y las pautas y rutas de migración de algunas especies de aves silvestres.

"Los datos se generaron para que pudiéramos evaluar mejor los posibles lazos entre las migraciones de aves silvestres y la incidencia del virus H5N1, pero demostraron tener un valor inmenso para identificar y priorizar humedales de gran importancia para la conservación y gestión", señaló Newman.