FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

La amenaza del cambio climático en África

La adaptación constituye una prioridad

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano
En África, el cambio climático afectará a los países y a las personas más pobres

4 de mayo de 2010, Roma - El cambio climático puede hacer retroceder de forma sustancial los avances logrados en la reducción de la pobreza y hacia la seguridad alimentaria en África, según un documento presentado en la Conferencia Regional para África de la FAO que se desarrolla esta semana en Luanda, Angola.

La principal consecuencia del aumento de las temperaturas y de una meteorología más imprevisible sería una reducción de los rendimientos de los cultivos -6,9 por ciento en el caso del maíz, alimento básico de gran importancia- y un mayor riesgo de inseguridad alimentaria.

El documento Climate Change Implications for Food Security and Natural Resources Management in Africa (Implicaciones del cambio climático en la seguridad alimentaria y la gestión de los recursos naturales en África) advierte que no se puede seguir actuando como si no ocurriera nada, e insta a los gobiernos africanos a "priorizar y tomar medidas para desarrollar la agricultura y la gestión sostenible de los recursos naturales".

Un tercio de la población africana vive en zonas propensas a la sequía. Seis de las mayores ciudades africanas se encuentran en la costa. Ambas zonas son susceptibles al cambio climático.

El cambio climático afectará a los países africanos más pobres de forma desigual. La población más pobre de estos países sufrirá las peores consecuencias. El agricultor de subsistencia africano está entre los más vulnerables. Aquéllos que tengan menos capacidad de hacer frente a las adversidades serán los más afectados.

Alimentos locales

La adaptación al cambio climático a través de prácticas sostenibles, incluyendo la promoción y protección de los alimentos y los conocimientos agrícolas locales y tradicionales, debería ser una prioridad, según afirma el documento de la FAO.

Ya que el cambio climático afectará a los más pobres, se necesitan políticas de desarrollo que tengan como objetivo a los grupos vulnerables, especialmente a las mujeres. Su carga de trabajo aumentará como consecuencia del impacto sobre los recursos de agua y tierra. 

También existe una necesidad urgente de crear y fomentar capacidad para la iniciativa Gestión Sostenible de Tierras (GST) de la FAO en África. Ésta emplea conocimientos técnicos para mitigar los efectos del cambio climático mediante la integración de la gestión de la tierra, el agua, la biodiversidad y el medio ambiente.

Mercados de carbono

El documento señala que también existe un potencial cada vez mayor para que los países africanos se beneficien de instrumentos de los mercados internacionales y del carbono como el Mecanismo para un desarrollo limpio (MDL). Las estrategias para reducir las emisiones de carbono mediante proyectos comunitarios de forestación y reforestación tienen el potencial de crear sinergias para aumentar la producción alimentaria de los pequeños campesinos.

Entre otras cuestiones, la reunión de cinco días en Luanda analizará los efectos de los elevados precios de los alimentos en la seguridad alimentaria de África y los desafíos y oportunidades para la producción de biocombustibles en este continente.