FAO.org

Главная страница > СМИ > Новостная статья
Русская версия данной статьи недоступна.

Чтобы закрыть, щелкните мышью в окне сообщения.

Mozambique: Mejores semillas para obtener mejores cultivos

La FAO y la Unión Europea ayudan a fortalecer el sector de semillas de Mozambique

Photo: ©FAO/Paballo Thekiso
El agricultor Paulo Calção recogió una buena cosecha.

28 de diciembre de 2011, Roma - La FAO ayudó a Mozambique a intensificar la producción de semillas de buena calidad para aumentar las cosechas, algo indispensable para liberar el gran potencial agrícola del país.

"Para aumentar la producción agrícola en un país cuyos rendimientos están entre los más bajos del mundo, hay que comenzar por incrementar la productividad", afirma José da Graça, coordinador de las actividades de la FAO en Mozambique, financiadas por la Unión Europea, para explicar el apoyo prioritario de la FAO a la cadena de valor de las semillas.

Mozambique puede alimentarse en virtud de sus abundantes recursos de tierras y agua, que están sin explotar en gran medida.

Sin embargo, tras el aumento mundial de los precios de los alimentos en  2007 y 2008, en Mozambique los precios se han disparado muchas veces, señala Mohamed Vala, Director Nacional de Servicios Agrarios del Ministerio de Agricultura. En consecuencia: "se ha vuelto indispensable aumentar la producción", concluye.

Más y mejor


En 2008, la Unión Europea (UE) inauguró su Mecanismo alimentario de 1 000 millones de euros, una iniciativa para contrarrestar los aumentos de los precios de los alimentos en todo el mundo. De esa cantidad,  7,3 millones de euros se destinaron a Mozambique, donde Europa se asoció con la FAO para impulsar la agricultura fortaleciendo el sector nacional de semillas.

A través del proyecto bienal del Mecanismo alimentario de la Unión Europea, la FAO colaboró ​​con 15 empresas de semillas y unos 1 000 pequeños productores de semillas para estimular la producción local de semillas en siete de las 11 provincias de Mozambique. Se estima que se produjeron 3 500 toneladas de semillas certificadas de maíz, arroz, frijol, soya y girasol.

La FAO no sólo se dedicó a producir más semillas, sino mejores, y también ayudó al gobierno a mejorar su aptitud para controlar la calidad de las semillas que llegan al mercado. Actualmente se están restableciendo cinco laboratorios de semillas, a la vez que se imparte capacitación a alrededor de 300 técnicos y al personal de extensión del Ministerio de Agricultura de Mozambique para el control de calidad de las semillas, de conformidad con las normas regionales.

Buena cosecha


Además, se proporcionó apoyo directo a unos 25 000 pequeños agricultores para aumentar la producción de cultivos básicos, con la distribución de alrededor de 1 000 toneladas de semillas de maíz y arroz, así como fertilizantes y herramientas a precios subvencionados durante dos temporadas consecutivas.

El agricultor Paulo Calção, de Mussacumbira, en la zona central de Mozambique (provincia de Manica), dice que gracias a esa ayuda su última cosecha fue buena. Sentado frente a su granero, cribando y encostalando maíz, relata que recogió 2 800 kg de maíz de una parcela de poco más de 0,5 hectáreas.

Calção seguirá utilizando semillas mejoradas -añade- aunque se suspendan las subvenciones.

En total, se calcula que los 25 000 agricultores beneficiarios del programa de vales de la FAO que utilizan variedades mejoradas de semillas y fertilizantes produjeron 90 000 toneladas de maíz y arroz.

Prioridad


Las ganancias derivadas del proyecto de la FAO con apoyo de la UE  son importantes, si bien la mayoría de los pequeños agricultores, unos cuatro millones, siguen necesitando ayuda. Se necesita mucho más para subsanar el déficit anual de Mozambique, de cerca de un millón de toneladas de alimentos.

Al mismo tiempo: "La situación del campo ha recorrido un largo camino desde el decenio de 1990, cuando la mayoría de los agricultores dependían de las donaciones mientras el país salía de una larga y amarga guerra civil", recuerda Mohamed Vala.

La producción de semillas mejoradas seguirá siendo una prioridad para el gobierno, puntualiza. "El 15% de nuestros agricultores, por lo menos, debería tener acceso a semillas de calidad en cinco o seis años", afirma.

En un país donde sólo se explota el 10% de la superficie agrícola y la mayoría de los agricultores sigue utilizando semillas de calidad inferior, ésta será una de las claves para liberar el potencial agrícola de Mozambique.