FAO.org

Главная страница > СМИ > Новостная статья
Русская версия данной статьи недоступна.

Чтобы закрыть, щелкните мышью в окне сообщения.

EE.UU. y la FAO: combatiendo unidos las amenazas de enfermedades infecciosas

Detectar e intervenir con rapidez es decisivo para prevenir los brotes

Photo: ©FAO/A.K. Kimoto
Fortalecer la salud veterinaria en el mundo en desarrollo es clave para minimizar las amenazas de las enfermedades de los animales.

17 de agosto de 2010, Roma - La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) renueva su apoyo a las actividades de la FAO para combatir la gripe aviar altamente patógena (HPAI) y otras enfermedades infecciosas nuevas, anunció hoy el organismo de las Naciones Unidas. USAID prometió aportar 26,3 millones de USD para el período de octubre de 2011 a septiembre de 2012.

Estos fondos contribuirán a que la FAO siga dando asistencia técnica para fortalecer la vigilancia de la HPAI y las capacidades de respuesta en caso de brotes en los países y regiones prioritarios, donde persiste esta enfermedad y sigue causando bajas humanas, repercute en la producción avícola y debilita la seguridad alimentaria de millones de agricultores pobres. Los países prioritarios son Bangladesh, China, Egipto, la India, Indonesia y Viet Nam.

La financiación también servirá para fortalecer las capacidades de los laboratorios de sanidad animal y la vigilancia de los animales, así como las capacidades de respuesta en regiones críticas, con el fin de combatir otras amenazas de enfermedades que están surgiendo, además de la HPAI.

Una alianza eficaz

"Esta nueva financiación representa la continuación de una alianza entre la FAO y USAID, que ha estado al frente en la lucha para prevenir y someter la HPAI y otras enfermedades transfronterizas de los animales y zoonosis -señaló Juan Lubroth, Jefe del Servicio Veterinario de la FAO­-. Esta alianza comenzó en 2005, cuando se presentó la emergencia de la HPAI, y se ha mantenido en estos cinco años a través del compromiso de USAID de aportar 132,5 millones de USD en beneficio de más de 90 países de todo el mundo, de los cuales más de 60 sufrieron los efectos de la HPAI."

La actividad conjunta ayudó a limitar la presencia de la HPAI a unos cuantos países, donde el virus está afincado en algunos ecosistemas, y en otros países de Asia donde se han producido brotes intermitentes.

Esto fue posible gracias al apoyo de ambas organizaciones  a los servicios veterinarios nacionales para elaborar planes de prevención y contingencia, mejorar sus sistemas de vigilancia, adquirir recursos para los laboratorios y capacidad de diagnóstico de enfermedades, crear capacidades de respuesta, promover la bioseguridad a lo largo de la cadena de valor y dar apoyo a la cooperación entre los sectores público y privado.

La capacidad mejorada de los servicios veterinarios en todo el mundo funciona también como base para la preparación y la prevención de otras enfermedades infecciosas nuevas o que surgen otra vez.

La clave: detección y respuesta rápidas

La detección temprana y prevención de los patógenos peligrosos que circulan entre los animales es decisiva para limitar las amenazas que plantean a la vida humana, el ganado, los alimentos y la seguridad de los ingresos de los consumidores urbanos y las comunidades rurales, además de reducir al mínimo las repercusiones en el comercio.

Por eso este año USAID inició su programa Amenazas nuevas de pandemias (EPT), con el fin de prevenir activamente o controlar enfermedades que podrían dar lugar a pandemias futuras. El programa EPT consta de cuatro vías: predecir, responder, detectar y prevenir. La FAO está recibiendo fondos a través de la vía de detección, que tiene como objetivo crear redes de laboratorios y fortalecer las capacidades de diagnóstico en zonas geográficas críticas para combatir las enfermedades nuevas. Este trabajo se realizará en alianza con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Llegar a la raíz del problema

"El reto ahora es crear plataformas de respuesta de emergencia que también puedan detectar y afrontar los casos de enfermedades infecciosas en sus causas radicales o motivos -explica Lubroth-. Esto incluye determinar las causas del surgimiento de las enfermedades, evaluar los efectos de éstas y utilizar conocimientos y experiencia de casos anteriores de enfermedades para estar mejor preparados, prevenir y responder con celeridad ante posibles pandemias."

La prevención y el control de las enfermedades de los animales son parte integral del programa de desarrollo general, y contribuyen al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).