FAO.org

Главная страница > СМИ > Новостная статья
Русская версия данной статьи недоступна.

Чтобы закрыть, щелкните мышью в окне сообщения.

África necesita desarrollar sus recursos hídricos con fines agrícolas y energéticos

El agua es clave para erradicar el hambre y la pobreza

Photo: ©ourtesy of the GLOWA Volta Project
La presa de Akosombo en el Lago Volta, Ghana
17 de diciembre de 2008, Sirte, Libia - Una Conferencia ministerial panafricana se comprometió hoy a promover el desarrollo de los recursos hídricos del continente para explotar todo su potencial destinado a la agricultura y la energía hidroeléctrica.

En una Declaración final, la Conferencia sobre El agua para la agricultura y la energía en África. Los desafíos del cambio climático subrayó que el agua es un recurso clave para el desarrollo económico y social, así como para la erradicación del hambre y la pobreza en Africa, y que la seguridad alimentaria y energética son prerrequisitos para el desarrollo del capital humano del continente.

La Conferencia, que terminó hoy y ha reunido a ministros de 53 países africanos, reconoció que los retos del continente sobre cuestiones como la seguridad alimentaria, los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el incremento de la demanda energética y el combate al cambio climático, requieren una acción conjunta de todos los países.

La ejecución de programas integrados para el agua, la agricultura y la energía que permitan mejorar el desarrollo sostenible de África, deben ser considerados una prioridad, se lee en la Declaración final.

Ello implica aumentar el área sometida a una gestión sostenible de la tierra y a sistemas fiables de control del agua, y acelerar las inversiones en recursos hídricos destinados a la agricultura y la obtención de energía.

La Conferencia expresó su apoyo a los esfuerzos para mejorar la producción de energía limpia en el continente, en particular el desarrollo del potencial hidroeléctrico y fortalecer las asociaciones regionales del sector energético.

Cambio climático


Sobre la cuestión del cambio climático, que tendrá posiblemente un impacto severo en el continente, la Conferencia acordó promover la investigación y desarrollo de las energías renovables para la agricultura en África, con el objetivo de incrementar la capacidad de resistencia y de adaptación al cambio climático.

Por ello realizó un llamamiento para que los países ribereños del Lago Chad redoblen sus esfuerzos, y para que lo donantes y socios en el desarrollo suministren ayuda de emergencia para ayudar a salvar el lago y su cuenca de "un amenazador desastre humano y medioambiental". Considerado en tiempos el sexto mayor lago del mundo, el Lago Chad se ha reducido hasta una décima parte de su tamaño en los últimos 35 años, poniendo en peligro los medios de subsistencia de la población local.

Cumbre mundial

Los participantes en el encuentro de Sirte acogieron favorablemente la propuesta de la FAO de convocar una cumbre mundial de Jefes de Estado y de Gobierno en 2009, con el objetivo de alcanzar un acuerdo para erradicar de forma rápida y definitiva el hambre de la faz de la tierra, a través de una mejor gobernanza de la seguridad alimentaria mundial y reunir los 30 000 millones de dólares EE.UU. necesarios al año para invertir en infraestructuras hídricas y rurales e incrementar la productividad agrícola en los países en desarrollo.

La Conferencia estuvo organizada por la FAO junto con el Gobierno libio y la Unión Africana, el Consejo ministerial africano sobre el agua (AMCOW, por sus siglas en inglés), el Banco Africano de Desarrollo y la Comisión Económica para África, entre otros organismos e instituciones. La FAO preside en la actualidad ONU-Agua, el mecanismo interagencias que coordina las actividades de Naciones Unidas relacionadas con el agua.