FAO.org

粮农组织主页 > 媒体 > 新闻报道
本文尚无中文版本。

点击此处关闭信息框

Diez países de África Central acuerdan mejorar la vigilancia de los bosques

Proyecto de 6 millones de Euros para establecer sistemas de vigilancia a nivel nacional

Foto: ©FAO/Giulio Napolitano
Investigadores miden el diámetro de un tronco en el bosque de Yoko, República Democrática del Congo.
26 de julio 2012, Roma - Una nueva iniciativa regional ayudará a diez países de África Central a establecer sistemas nacionales avanzados de monitoreo de los bosques, según anunció hoy la FAO. Los diez países forman parte de la cuenca del Congo e incluyen Burundi, Camerún, República Centroafricana, Chad, la República Democrática del Congo, la República del Congo, Guinea Ecuatorial, Gabón, Ruanda y Santo Tomé y Príncipe.

El proyecto forestal será administrado conjuntamente por la Comisión de Bosques del África Central (COMIFAC) y la FAO en estrecha colaboración con el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE). El Fondo Forestal de la Cuenca del Congo, lanzado por los Gobiernos de Noruega y el Reino Unido a través del Banco Africano de Desarrollo está financiando la iniciativa con 6,1 millones de Euros.

Los bosques de la cuenca del Congo, de aproximadamente 200 millones de hectáreas, son unos de los mayores bosques tropicales primarios en el mundo después de la Amazonia. Los bosques de la región sostienen los medios de subsistencia de unos 60 millones de personas.

Según los datos facilitados por la COMIFAC, la tasa de deforestación bruta anual en la cuenca del Congo fue de 0,13 por ciento entre 1990 y 2000 y se duplicó en el período de 2000-2005.

Aunque esta tasa de deforestación es relativamente baja, las principales amenazas para estos bosques son el cambio en el uso del suelo, y la tala y la minería insostenibles. El impacto de las amenazas directas, las tasas de cambio de la cubierta forestal y las consiguientes emisiones de la deforestación y las actividades de degradación de los bosques siguen siendo poco conocidos en parte debido a la falta de información actualizada y precisa sobre el estado actual de los bosques en la región.

"Aprendiendo de Brasil, el sistema de vigilancia forestal nacional es el elemento clave para allanar el camino para un apoyo internacional de peso para proteger los bosques y promover la gestión sostenible de los mismos", dice Eduardo Rojas, Subdirector General y Jefe del Departamento Forestal de la FAO.

"Este proyecto reforzará la capacidad regional y permitirá que países de la COMIFAC refuercen su cooperación en el sector forestal, en particular en lo que respecta a su capacidad para proporcionar información transparente y fiable sobre los bosques. Todos los países de la COMIFAC están aplicando políticas de conservación de los bosques y los sistemas nacionales de vigilancia forestal que serán apoyados a través de este proyecto, permitirán a los países informar sobre sus resultados ", dice Raymond Mbitikon, Secretario Ejecutivo de la COMIFAC.

Mejorar la capacidad nacional de vigilancia

La FAO proporcionará apoyo técnico a los países que les permita utilizar las tecnologías de teledetección para calcular la cobertura forestal y los cambios de la misma, así como para estimar la cantidad de las reservas de carbono contenidas en los bosques de la región. El proyecto tiene como objetivo ayudar a los países a preparar propuestas para obtener financiación de manera que puedan crear sistemas de vigilancia forestal fiables y sostenibles para cada país, dentro de la iniciativa REDD + (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal en Países en Desarrollo). También ayudará a fortalecer la cooperación regional y el intercambio de experiencias.

La Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal (REDD) es una iniciativa para dar valor económico al carbono almacenado en los bosques, ofreciendo incentivos a los países en desarrollo para reducir las emisiones en las zonas forestales e invertir en vías con bajas emisiones hacia el desarrollo sostenible.