FAO.org

粮农组织主页 > 媒体 > 新闻报道
本文尚无中文版本。

点击此处关闭信息框

La FAO acoge el debate "Mil millones de hambrientos: ¿Podemos alimentar al mundo?"

El libro de Sir Gordon Conway sirve de trampolín para abordar la erradicación del hambre y la desnutrición de forma sostenible

Foto: ©FAO/Alessia Pierdomenico
Sir Gordon Conway (izq.), y el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, durante la ronda de preguntas

27 de febrero de 2013, Roma - Sir Gordon Conway presentó hoy en la sede de la FAO su libro de reciente publicación, "Mil millones de hambrientos: ¿Podemos alimentar al mundo?" (One Billion Hungry: Can we feed the world?), en el curso de un seminario centrado en la necesidad urgente de incrementar de manera sostenible la producción agrícola para alimentar a una creciente población mundial, enfrentada en particular al desafío del cambio climático.

La presentación fue seguida de un debate con la participación de los responsables de los tres organismos alimentarios de las Naciones Unidas con sede en Roma: el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, el Presidente del FIDA, Kanayo F. Nwanze, y la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin.

Citando datos de la FAO, Conway señaló que para satisfacer las necesidades alimentarias de un tercio más de habitantes –9 000 millones- en 2050, la producción de alimentos tendrá que aumentar en un 60 por ciento.

Sin embargo, Conway sostuvo que en los países en desarrollo ese aumento tendrá que ser aún mayor. En algunos casos, dijo, la producción podría incluso tener que doblarse en zonas donde la agricultura a pequeña escala alimentará a los más pobres del mundo.

Además del problema del hambre endémica, Conway señaló que "la estadística realmente chocante es que hay 180 millones de niños con falta de estatura para su edad, que sufren retraso de crecimiento, y pueden volverse ciegos, pueden morir. Deberíamos avergonzarnos de esa estadística”.

"La respuesta –aseguró- está en la agricultura sostenible, en la que la productividad es elevada, la estabilidad es elevada, la resistencia es elevada, y la equidad es elevada. En otras palabras, la distribución de los productos también es elevada.

En este aspecto, añadió que había tomado prestados también de la FAO los principios de “Ahorrar para Crecer”.

Para lograr estos objetivos, son necesarias cuatro cosas, según Conway: innovación, mercados, personas y liderazgo político.

Graziano da Silva intervino después para observar con optimismo que se trata de objetivos posibles, pero sólo siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones, entre ellas: la aplicación de los principios de “Ahorrar para Crecer”, colocando la agricultura a pequeña escala en el centro de los esfuerzos mundiales; estableciedo un sistema mundial más eficaz de gobernanza en materia de seguridad alimentaria, uniendo a los agricultores en asociaciones con cooperativas y el sector público y privado, y vinculando la erradicación del hambre con la erradicación de la pobreza.

"Hoy en día la gente no come porque no haya comida disponible. Producimos suficientes alimentos para todos. Desperdiciamos un tercio de los alimentos que producimos. Tenemos hambre porque la gente no puede comprar los alimentos o producirlos por sí mismos ", añadió Graziano da Silva.

Indicó que la eliminación del hambre tenía que ser una decisión política, por parte de toda la sociedad, a fin de relegar el hambre al pasado. No es la responsabilidad de un gobierno o una ONG o de una organización por sí sola. Hay que hacerlo como comunidad.

Por su parte, el Presidente del FIDA aseguró que: "por encima de todo, me alegré de ver a Sir Gordon reconocer que los agricultores de los países en desarrollo tienen experiencia y conocimientos y son a menudo muy innovadores”.

"He visto la capacidad de la población rural pobre para transformar sus granjas, sus vidas y sus comunidades", añadió Nwanze, agregando que "alimentar el futuro dependerá de un desarrollo sostenible que respete y responda a las condiciones locales, ya sean ambientales o culturales, para que la tierra no se vea mermada ni se agote la base de recursos".

La Directora Ejecutiva del PMA agradeció a su vez a Conway esta contribución en la lucha contra el hambre, que es también motivo de esperanza. "Hay un reconocimiento de un camino a seguir que no sugiere una sola vía para avanzar para erradicar el hambre", dijo Cousin.

"Habrá que incluir de todo, desde las leyes comerciales y las semillas en la tierra, a la forma en que tratamos las cuestiones de género y la innovación. Así que hay un importante trabajo que debe ser realizado simultáneamente de forma que podamos erradicar el hambre”.

Cousin, coincidió con sus compañeros en el debate en que lograrlo tendría que ser "una oportunidad para todos" de erradicar el hambre como comunidad.

Sir Gordon Conway es profesor de Desarrollo Internacional en el Imperial College de Londres y director del programa “Agriculture for Impact”, que aboga por un mayor apoyo de los gobiernos europeos al desarrollo agrícola en África subsahariana.