FAO.org

粮农组织主页 > 媒体 > 新闻报道
本文尚无中文版本。

点击此处关闭信息框

Nuevo fondo de la FAO en apoyo de la biodiversidad ganadera

Subvencionará proyectos en los países en desarrollo

Foto: ©FAO Photo
La diversidad genética es clave para la seguridad alimentaria
 

21 de julio de 2011, Roma - Alemania, Noruega y Suiza han contribuido con una primera donación de un millón de dólares EEUU a un nuevo fondo gestionado por la FAO destinado a ayudar a los países en desarrollo en la conservación y uso sostenible de sus razas ganaderas.


El fondo aportará financiación para proyectos individuales presentados por los países en apoyo de un plan acordado a nivel internacional y denominado Plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos. Este plan, adoptado por todos los países miembros de la FAO en 2007, se ha convertido en un instrumento clave para la conservación y uso sostenible de los recursos zoogenéticos a nivel mundial, regional y nacional.


Innovador proceso de selección


Cualquier país en desarrollo puede presentar proyectos para ser financiados por el fondo, que está previsto pueda estar operativo en septiembre. El dinero se desembolsará en base a las cartas de acuerdo entre los países solicitantes y la FAO, siguiendo un proceso de selección innovador, transparente e imparcial liderado por la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura, perteneciente a la FAO", afirma Linda Collette, Secretaria de la Comisión.


Cerca del 21 por ciento de las más de 8 000 razas ganaderas existentes en el mundo están clasificadas como en peligro de extinción. Pero desde la entrada en vigor del Plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos los informes de los países sobre el estado de las poblaciones de las diversas razas está mejorando y apunta a una ralentización del ritmo de extinción.


Logro importante


"La adopción del Plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos, el primer marco acordado a nivel internacional para la gestión de la diversidad ganadera, ha sido un logro importante, un hito para el sector pecuario y para la gestión de la biodiversidad agrícola", subrayó Irene Hoffmann, Jefa del servicio de recursos zoogenéticos en la FAO. "Desde 2007 -añadió-, se ha convertido en un instrumento clave para la conservación y uso sostenible de los recursos zoogenéticos a nivel mundial, regional y nacional, y dado un gran impulso a esta cuestión en muchos países".


Los países han demostrado su interés en el Plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos, que ha sido traducido a nueve idiomas -abarcando cerca de 20 países- y está siendo traducido a otros 12 idiomas. Ello incrementará la concienciación entre las partes implicadas sobre la gestión sostenible de los recursos zoogenéticos.


Implementación


Los países están dando pasos importantes para la implementación del plan, aunque a velocidades y con prioridades diferentes. Mientras que los países en desarrollo tratan de fortalecer los vínculos entre diversidad genética, medios de vida y seguridad alimentaria, varios países desarrollados destacan los vínculos entre la diversidad genética y el paisaje, y centran sus actividades en el desarrollo, etiquetado y comercialización de productos de elevado valor. Varios países se encuentran actualmente revisando sus políticas y estrategias ganaderas y de mejoramiento.


Hasta ahora 16 países han aprobado estrategias nacionales para la mejora de la gestión de los recursos zoogenéticos, y según algunas encuestas informales, hay otras 22 estrategias nacionales más en fase de desarrollo y otras 15 más que están planeadas. Las organizaciones regionales, como por ejemplo AU-IBAR en África, han incluido el uso y conservación de los recursos genéticos en los planes estratégicos que han desarrollado recientemente. Estos esfuerzos concertados ya están arrojando resultados.


El contar con un amplio abanico de recursos zoogenéticos es crucial para la adaptación y el desarrollo de sistemas de producción agrícolas que puedan afrontar los desafíos del cambio climático y de la creciente población mundial. Serán necesarias otras contribuciones al fondo de donantes diferentes, incluyendo del sector privado.