FAO :: Sala de prensa :: FAO en el terreno :: 2007 :: Descubiertos :: Juntar todas las ca…
Juntar todas las cabezas
Con su ganado contabilizado y su superficie agrícola estudiada, Níger evalúa su nueva riqueza
Dessa/Kara/Niamey – El primer censo agrícola y ganadero realizado en Níger ha puesto al descubierto un sorprendente tesoro oculto de recursos, incluyendo 30 millones de cabezas de ganado, el 30 por ciento más de lo que antes se creía. Ahora los campesinos, ganaderos, responsables políticos y empresarios reflexionan sobre cual será su próximo movimiento.

El mugido de las vacas es tan ruidoso que las voces de los dignatarios, reunidos en la ladera de una colina al sur de la capital de Níger, Niamey, no pueden casi escucharse. Los lomos del ganado que llega de las cercanas colinas hacia las riberas del majestuoso río Níger se extienden tan lejos como alcanza la vista.

“Están iniciando la campaña de vacunación anual”, explica Boubacar Ali, un ganadero de 56 años de edad que ha traído sus animales a este lugar cercano a Goroutchirey, a nueve kilómetros de Niamey. “Si no estoy en marcha con mis animales, siempre vengo”, explica.

Un secreto

Estar “en marcha” es una parte fundamental del estilo de vida en Níger. Un tercio de su ganado es trashumante y los ganaderos se desplazan hasta Malí en el norte, o Benin en el sur, para encontrar pastos.

Preguntado por el tamaño de su rebaño, Ali responde: “No lo sé". Y: "Es un secreto. Si yo le pregunto cuanto dinero tiene en su cuenta bancaria, ¿Vd. Me lo díría?".

Vencer la reserva de los ganaderos fue una de las mayores dificultades cuando la FAO, en asociación con el Gobierno nigeriano y la Unión Europea, realizaba los preparativos para el primer censo ganadero en Níger.

Intensas negociaciones con las autoridades locales, incluyendo los ancianos en las aldeas y los jefes tribales, lograron convencerles de que no se trataba de reestablecer un impuesto sobre el ganado, abolido en 1977, si no que era también algo beneficioso para ellos.

Animales sanos

“Tome por ejemplo esta campaña”, explica Saley Mahamoudou, Director de Estadísticas en el Ministerio de Recursos Animales. “El censo encontró que los niveles de vacunación son muy bajos en Níger, menos del 10 por ciento. Si queremos exportar carne, nuestro ganado tiene que estar sano. Las nuevas cifras nos ayudarán a promover la necesidad de cambiar”.

Para otros, el objetivo principal del censo es el agua. “Nuestra mayor preocupación aquí es el agua para nuestros animales”, explica Amadou Harande, jefe del distrito de Dessa, a unos 150 kilómetros al noreste de Niamey. “El censo cartografió todos nuestros puntos de agua, o su carencia. Nos permite acudir a las autoridades para recabar ayuda”.

Bougou Hissoubu está menos preocupado por el agua. Vive en Beïnam, no lejos de Dessa y puede ser considerado un campesino afortunado. No solamente cultiva la tierra y cría ganado, vive a orillas del río Níger, en donde el agua es abundante.

Hissoubu admite que también hay algo de superstición en el secretismo de los campesinos. Al final los encuestadores le convencieron y colaboró en el censo. De hecho, se hicieron amigos. “El día que se marcharon, mi corazón sufrió”, asegura.

Potencial oculto

En comparación, Suman Hassan podría ser considerado menos afortunado. No tiene ganado, y lo que es más, su aldea de Kara se encuentra a muchos kilómetros del río. La cosecha de este año, 35 haces de mijo, cubrirá apenas la mitad de sus necesidades hasta la próxima estación.

Hasta entonces, depende de un pequeño huerto de hortalizas en el que cultiva calabaza, patatas, lechuga y tomates. Pero el pozo en su parcela indica que pese a todo Hassan no es tan desafortunado, ya que hay agua a menos de dos metros de profundidad.

La disponibilidad inmediata de suministro de agua subterránea fue otro de los tesoros desvelados por el censo. Níger tiene un enorme potencial para regar sus tierras agrícolas e incrementar su producción.

Trampolín

En su inmaculada oficina en una zona industrial en las afueras de Niamey, Maidah Zeinabou explica el motivo de su particular interés en el tesoro ganadero de Níger. Ella es la directora ejecutiva de Níger-Lait, la principal planta lechera del país. La importancia del censo a la hora de “encontrar” a millones de animales adicionales es evidente, asegura, es “un trampolín”.

“Hoy en día, la demanda mundial de productos lácteos es mucho mayor que el suministro”, señala, mencionando la sequía en Australia como una de las principales causas. “Necesitamos explotar nuestro potencial, ahora que sabemos que existe”, añade.

Es posible que un día, el ganadero Boubacar Ali sea uno de los proveedores de Zeinabou. A Goroutchirey, admite que este año no tiene intención de viajar.

En vez de ello, ha confiado su ganado a su primo, Ali Djadjë, que está haciendo las maletas para trasladarse hacia el sur, hacia Benin. Eso es lo que más le gusta, explica, moverse. “Vamos a donde haya buenos pastos. Si mis animales salen adelante, yo soy feliz”.

Lea más…

Descubiertos

Juntar todas las cabezas

Contacto:

Maarten Roest
Oficial de información, FAO
maarten.roest@fao.org
(+ 39) 06 570 56524
(+ 39) 346 501 0574

FAO/Ado Youssouf

Maidah Zeinabou: “Tenemos que explotar nuestro potencial”

FAO/Ado Youssouf

“Nuestro ganado tiene que estar sano”, explica Saley Mahamoudou.

envia por correo
Juntar todas las cabezas
Con su ganado contabilizado y su superficie agrícola estudiada, Níger evalúa su nueva riqueza
-
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS