FAO :: Sala de prensa :: FAO en el terreno :: :: Un ganador :: La foto de Mkhulu
La foto de Mkhulu
Los campesinos de Swazilandia cosechan de nuevo
Velezizweni – Hace un año Swazilandia sufrió la peor cosecha que se recuerda. Pero ahora, Minah Zulu, al igual que miles de campesinos, está obteniendo una abundante cosecha gracias a semillas suministradas por la FAO y la Comisión Europea.

“No me resulta difícil salir a trabajar al campo”, insiste Julius Zulu. Es cierto que su esposa, Minah, se ocupa de la tierra junto a sus nietos. “Pero de vez en cuando voy a dar indicaciones”, asegura el anciano.

Las palabras de Julius parecen fuera de lugar para un hombre de su edad. Tiene 95 años. En realidad ya no sale mucho, y permanece en la cama la mayor parte del tiempo. “Mkhulu ha sido siempre así desde que yo me acuerdo”, asegura con calma su nieto, Sabelo, en referencia a la ceguera de su abuelo, tomando su mano en la que coloca un cuenco con comida.

Mientras come, Julius explica que ha tenido una vida provechosa. Su sueño era convertirse en granjero, y al final lo consiguió, aunque dando algún que otro rodeo. En el curso de la Segunda Guerra Mundial combatió junto al bando aliado en Italia. Después trabajó con una compañía de cables en Johannesburgo. Fue en 1964, después de casarse con Minah, cuando empezó a dedicarse a la agricultura en la aldea natal de ella, Velezizweni.

Insumos urgentes

El año pasado todo África meridional se vio sacudido por una terrible secuencia de desastres naturales: sequía, inundaciones, olas de calor. Más de un tercio de la población estuvo necesitada de ayuda de emergencia. Gran parte de los cultivos resultaron devastados en Mozambique, Lesotho y Swazilandia, que obtuvieron la peor cosecha de maíz jamás registrada.

Para garantizar la próxima cosecha, la FAO estableció un plan para proporcionar insumos agrícolas, incluyendo semillas, fertilizantes y aperos, para ayudar a los campesinos más vulnerables. La Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO, por sus siglas en inglés), donó 1,5 millones de dólares EE.UU. a la FAO para suministros destinados a 20 000 campesinos en las regiones central y oriental del país africano.

Los fondos de ECHO permitieron a la FAO, junto al gobierno de Swazilandia, organizar las denominadas Ferias de insumos agrícolas, en las que se suministra a los campesinos unos bonos especiales para comprar las semillas y aperos que necesitan. Hace tan solos unos meses, en la primavera de 2008, Minah Zulu fue una de las personas que volvió a cosechar gracias a esta iniciativa.

Quince sacos en vez de dos

Temprano por la mañana, Minah prepara puré en una olla de hierro sobre un fuego de leña. Dice que antes del desayuno, irá al campo un par de horas con sus nietos para empezar a cortar mazorcas de maíz.

La historia de la familia de Minah es muy corriente hoy en Swazilandia, en donde la prevalencia del VIH/SIDA figura entre las más altas del mundo. Seis de sus diez nietos viven con ella y cuatro de ellos han perdido a los dos progenitores. Los otros dos han perdido a su padre, y su madre se encuentra muy lejos, según Minah.

Por suerte, la cosecha ha sido mucho mejor que la del pasado año. La Feria de insumos supuso un gran apoyo. Con bonos de un valor aproximado de 43 dólares EE.UU., Minah compró 50 kg de fertilizante y un saco de semillas de maíz. “Creció bien”, dice, calculando que el rendimiento pudo alcanzar los quince sacos, frente a los dos del pasado año. “Suficiente para mantener a mi familia”, añade.

Sin embargo con su marido, las cosas ya no son como antes. “Mkhulu es ahora un anciano –declara-, está ciego”. ¿Significa eso que ya no sale más a trabajar al campo?. “No, no sale”, admite Minah, quien confirma que, de hecho, es ella el cabeza de familia.

Lo que más le gustaría es tener una fotografía suya y de Julius. Y se ríe: “así podríamos ver como somos realmente de viejos”. Minah tiene 60 años, y no le importa reconocerlo. “Es natural que al final se envejezca –sentencia-. Uno es joven y luego se hace viejo. La vida es así”.

Lea más…

Un ganador

La foto de Mkhulu

Contacto:

Maarten Roest
Oficina de prensa, FAO
maarten.roest@fao.org
(+ 39) 06 570 56524

FAO/Nhlanhla Dlamini

Minah Zulu ha comenzado la cosecha

FAO/Nhlanhla Dlamini

Minah y Julius Zulu

envia por correo
La foto de Mkhulu
Los campesinos de Swazilandia cosechan de nuevo
-
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS