FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2004 :: El arroz es la vida :: Aspectos del arroz
Aspectos del arroz
Para satisfacer las necesidades de alimentos de la población mundial que crece aceleradamente, los países productores de arroz tienen que abordar una serie de asuntos
La producción

Desde 1970 la demanda de arroz se ha satisfecho gracias a las variedades de alto rendimiento y a la utilización de métodos de producción mejorados. La irrigación ha sido decisiva; durante la revolución verde la superficie de riego aumentó entre cuatro y cinco millones de hectáreas al año. Hoy en día, debido al crecimiento demográfico, las tierras y el agua para producir arroz están disminuyendo. Para evitar una crisis, los gobiernos deberían promover mejores técnicas de gestión de los cultivos y la utilización de semillas híbridas de mayor rendimiento, a fin de aprovechar mejor las tierras que ya disponen de riego. Los humedales podrían convertirse a la producción de arroz; en Africa y en América hay más de 135 millones de hectáreas de humedales adecuadas para este fin.

El medio ambiente

La aplicación excesiva de plaguicidas en la producción de arroz contamina el agua y crea peligros para la salud. El riego intensivo puede producir salinización y anegamiento. El arroz de regadío genera abundantes emisiones de metano, en tanto que la utilización de fertilizantes nitrogenados produce óxido nitroso, ambos gases que producen el efecto invernadero asociado al calentamiento del planeta. Una solución es la gestión integrada de las plagas y los cultivos, que enseña a los agricultores a vigilar las plagas en sus tierras y adoptar prácticas para reducir la necesidad de aplicar plaguicidas.

La pobreza

La producción de arroz en pequeña escala no producirá fortunas, pero también puede beneficiarse de mejores tecnologías y métodos, siempre que éstos se elaboren tomándola en cuenta. Cultivar simultáneamente el arroz con tomates o coles, por ejemplo, puede incrementar los ingresos de los pequeños productores. Las campesinas tienen menos acceso a crédito, insumos agrícolas, servicios comerciales y de extensión, lo que equivale a perder la oportunidad de incrementar la producción y reducir la pobreza. Las políticas nacionales a menudo favorecen al consumidor y el mercado de exportación en vez de apoyar a los pobres. Una mayor producción de arroz también significa más empleos en los sectores de apoyo, como los molinos y el comercio.

La nutrición

El arroz, además de proporcionar abundantes calorías, también contiene tiamina, riboflavina y niacina. El valor nutritivo del arroz puede mejorarse a través de las técnicas tradicionales de selección y las nuevas tecnologías, como la modificación del código genético de las plantas. Se prevé que el "arroz dorado", que contiene abundante vitamina A, llegará a los consumidores en un futuro cercano.

La biotecnología

La biotecnología puede ayudar a incrementar las cosechas y reducir la necesidad de insumos. Por ejemplo, la biotecnología un día podría producir una variedad de arroz resistente a la sequía, o una variedad que obtenga nitrógeno directamente de la atmósfera, reduciendo la necesidad de aplicar fertilizantes. Pero lo primero debe ser la inocuidad para el consumo humano y el medio ambiente, y los beneficios no sólo deben dirigirse a las empresas multinacionales sino también a los agricultores.

Los híbridos

Gran parte del extraordinario aumento de la producción de arroz que ha habido en los últimos 35 años obedece a las variedades de alto rendimiento. Sin embargo, desde 1966 la producción se ha estancado. Desafortunadamente, el costo de producción de las semillas híbridas es cuatro o cinco veces mayor que el de las semillas comunes, y está fuera del alcance de la mayoría de los campesinos pobres. Los países en desarrollo necesitan ayuda internacional para poner en marcha sus propios programas de producción de arroz híbrido.

La genética

Si bien la utilización de nuevas variedades muy productivas en vez de las variedades tradicionales de arroz ha incrementado mucho la producción, la siembra de una única variedad año tras año en grandes superficies puede comprometer la resistencia genética a las plagas. Es necesario apoyar la investigación para seguir obteniendo nuevas variedades más resistentes a las plagas. Recientemente se estableció el genoma completo del arroz y se prevé mejorarlo con mayor eficacia.

Después de la cosecha

Desafortunadamente, aunque prosperen los cultivos de arroz, una porción considerable se pierde después de la cosecha. Este cereal sigue cosechándose y trillándose manualmente, y secándose con métodos rudimentarios, además de almacenarse deficientemente. Los agricultores a menudo pierden del 10 al 37 por ciento de la cosecha, especialmente en la temporada de lluvias. Sería conveniente mejorar los graneros y contar con nuevas variedades más tolerantes al retraso de la cosecha.

Para informarse mejor sobre las posibilidades de participación, consulte: http://www.rice2004.org


FAO/12737/C. Errath

Lea más…

El arroz es la vida

Se reúne en Roma la Conferencia Internacional sobre el Arroz

Aspectos del arroz

FAO/14906/G. d'Onofrio

Incluso en las regiones montañosas se puede cultivar en terrazas.

FAO/19483/G. Bizzarri

Los países en desarrollo necesitan ayuda internacional para poner en marcha sus propios programas de producción de arroz híbrido.

envia por correo
Aspectos del arroz
Para satisfacer las necesidades de alimentos de la población mundial que crece aceleradamente, los países productores de arroz tienen que abordar una serie de asuntos
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS