FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2004 :: ¿Se ocupa la biotec… :: La biotecnología en…
La biotecnología en acción
Estudios de caso revelan la utilidad que la biotecnología puede tener para las personas pobres
La biotecnología verdaderamente podría ayudar en alimentar a una población mundial en crecimiento. A continuación, tres ejemplos del mundo en desarrollo muestran el aprovechamiento acertado de la biotecnología para satisfacer las necesidades de los pequeños agricultores.

Bananos libres de enfermedades en Kenya

En el mundo en desarrollo los bananos son un importante alimento básico, y su cultivo es una de las principales fuentes de empleo. Con todo, la producción está disminuyendo en muchas regiones a consecuencia de problemas de plagas y enfermedades que no se pueden resolver debido al alto costo de los plaguicidas y a sus repercusiones ambientales negativas.

Complica esta situación el método de producción del banano, a través de la clonación. La utilización de plantas productoras enfermas para obtener nuevos brotes a menudo produce plantas enfermas.

En Kenya se está resolviendo este problema con biotecnología. Mediante una técnica denominada micropropagación, un brote de banano se trata con calor para destruir los organismos infecciosos, y a continuación se utiliza durante numerosos ciclos de regeneración para producir otras plantas. Una sola muestra de tejido puede producir hasta 1 500 nuevas plantas sin enfermedades, a través de 10 ciclos de regeneración, sin necesidad de aplicar plaguicidas.

El mijo perla en la India

El mijo perla es un cereal que se utiliza como alimento y cuya paja se utiliza, en las zonas más cálidas y secas de Africa y Asia. En el decenio de 1960 se crearon variedades de mijo perla de alto rendimiento, para ayudar a los campesinos pobres a incrementar su producción, pero estas variedades resultaron vulnerables a un tipo de moho.

En la India, donde se cultiva el mijo perla en cerca de nueve millones de hectáreas, casi el 70 por ciento de este cultivo es de variedades de alto rendimiento, y son comunes las epidemias de moho que arrasan los cultivos. Pero con la biotecnología, el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Cultivos en los Trópicos Semiáridos (ICRISAT) ha logrado ayudar a los agricultores de la India a afrontar este problema.

El ICRISAT inicialmente ubicó las zonas genómicas del mijo perla que controlan la resistencia al moho, la producción del grano y el rendimiento de paja en condiciones de sequía. El Instituto, con ese conocimiento, utilizó técnicas tradicionales de mejoramiento, así como selección con marcadores, para obtener dos nuevas variedades de este cultivo. Estas variedades han dado tan buenos resultados, o mejores, que los cultivos de los cuales proceden, en cuanto a producción del cereal y de paja, y tienen una resistencia notablemente mayor al moho.

El algodón Bt en China

La producción tradicional de algodón utiliza abundantes plaguicidas químicos para combatir las orugas y otras plagas de insectos. En efecto, se estima que la producción de algodón consume alrededor del 25 por ciento de los plaguicidas agrícolas que se utilizan en todo el mundo.

El algodón transgénico -que contiene un gen tomado de la bacteria Bacillus thuringiensis (Bt), que da resistencia a algunas plagas de insectos- brinda una opción a los plaguicidas químicos.

El algodón Bt originalmente se produjo en Australia, México y los Estados Unidos en 1996, pero desde entonces se ha introducido comercialmente en otros seis países: Argentina, China, Colombia, la India, Indonesia y Sudáfrica.

En China, cuatro millones de pequeños campesinos producen actualmente algodón Bt resistente a los insectos, en cerca del 30 por ciento de la superficie total del país dedicada a producir algodón. La producción del algodón resistente a los insectos es alrededor del 20 por ciento más elevada que la de las variedades tradicionales, y la utilización de plaguicidas se ha reducido cerca de 78 000 toneladas, volumen equivalente a un cuarto del total de la cantidad de plaguicidas químicos utilizados en China. A la vez, los productores chinos de algodón que cultivan las variedades Bt registraron menos casos de envenenamiento por plaguicidas que los productores de las variedades tradicionales. La utilización del algodón Bt ha tenido particular eficacia cuando se utiliza como parte de un programa integrado de gestión de plagas.
FAO graphic

Lea más…

¿Se ocupa la biotecnología de las necesidades de los pobres?

La revolución verde contra la revolución genética

La biotecnología en acción

Zanjar la brecha molecular

Contacto:

George Kourous
Oficial de información, FAO
>> Para información sobre este artículo.
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168

Erwin Northoff
Oficial de información, FAO
>> Consultas de la prensa con relación al SOFA.
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 43105

FAO/12461/F. Mattioli

Gracias a la biotecnología, los productores de bananos pueden reducir la utilización de plaguicidas químicos.

FAO/17720/A. Conti

La introducción de algodón Bt en China ha permitido a los agricultores utilizar 78 000 toneladas menos de plaguicidas.

envia por correo
La biotecnología en acción
Estudios de caso revelan la utilidad que la biotecnología puede tener para las personas pobres
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS