FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2004 :: Entender la insegur… :: El costo humano del…
El costo humano del hambre

Los costos humanos del hambre causada por dietas deficitarias son palpables y es imposible no tomarlos en cuenta.

En SOFI 2004 la FAO estima que la subnutrición y la falta de consumo de vitaminas y minerales esenciales le cuestan la vida a más de 5 millones de niños al año, y para los hogares del mundo en desarrollo tiene un costo de más de 220 millones de años de vida productiva. La razón es que la vida de las personas se interrumpe prematuramente o está determinada por discapacidades asociadas a la malnutrición, con un costo para los países en desarrollo de miles de millones de dólares en pérdidas de productividad e ingresos nacionales.

Un círculo vicioso de privaciones

Todos los años nacen más de 20 millones de niños con insuficiencia ponderal en el mundo en desarrollo. En algunos lugares, como la India y Bangladesh, hasta un 30 por ciento de los niños nacen con bajo peso.

Desde que nacen, la balanza se inclina en su contra. Los bebés con insuficiencia ponderal corren más peligro de morir de pequeños, de padecer retraso del crecimiento y de sus facultades cognitivas en la niñez, y en la edad adulta de tener una capacidad disminuida de trabajar y de obtener ingresos. Y las mujeres, al tener hijos, puede dar a luz niños de bajo peso.

Cicatrices permanentes

De esta manera, no es una sorpresa que casi un tercio de los niños de los países en desarrollo presenten retraso del crecimiento y que su estatura sea inferior a lo normal para su edad, señal de subnutrición crónica. El retraso del crecimiento, como la insuficiencia ponderal al nacer, se ha asociado a una mayor frecuencia de la morbilidad y la muerte, a la disminución de la capacidad cognitiva y de la asistencia a clases durante la niñez y, en los adultos, a una productividad e ingresos más bajos.

Un impedimento "invisible"

La subnutrición y el retraso del crecimiento a menudo se conjugan con la carencia de vitaminas y minerales que afectan casi a 2 000 millones de personas en todo el mundo. Incluso cuando estas carencias son leves, incrementan considerablemente el peligro de contraer graves enfermedades y morir. También pueden producir problemas de aprendizaje irreversibles en los niños y pérdida de productividad en los adultos.

Por ejemplo, la carencia de hierro, que padecen alrededor de 1 700 millones de personas, se ha asociado a una mayor mortandad materna durante el parto, a un desarrollo psicomotor deficiente en los niños y a la disminución de la productividad en los adultos, según la FAO.
En profundidad: entender la inseguridad alimentaria

Lea más…

Entender la inseguridad alimentaria

Las cifras: estadísticas del hambre en SOFI 2004

El costo humano del hambre

Nuevos cálculos revelan los abrumadores costos económicos del hambre

La inseguridad alimentaria en un futuro urbano

Los supermercados y los pequeños productores

Foto FAO

Los efectos del hambre en la infancia pueden durar para siempre.

envia por correo
El costo humano del hambre
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS