FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2004 :: Entender la insegur… :: Nuevos cálculos rev…
Nuevos cálculos revelan los abrumadores costos económicos del hambre
El valor económico de la producción perdida a causa del hambre es significativamente superior al costo de la inversión necesaria para combatirla
El desconsolador recuento de las vidas segadas o marcadas por la discapacidad no deja duda de que el hambre es inaceptable moralmente, señala la FAO en la última edición de "El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo".

Pero el cálculo de los costos económicos demuestra que tampoco podemos permitirnos que el hambre persista, no sólo por las víctimas mismas, sino por el desarrollo económico y la prosperidad de los países donde ellas viven.

Los costos económicos del hambre para la sociedad son diversos, según explica la FAO.

Los más evidentes son los costos directos de los daños que produce, entre los que cabe mencionar los costos médicos de los problemas que representan la gestación y los partos de mujeres anémicas, con insuficiencia ponderal, y las frecuentes y graves enfermedades de niños amenazados por la malaria, la neumonía, la diarrea o el sarampión, porque su organismo y su sistema inmunitario se han debilitado debido al hambre.

En SOFI 2004 se presenta una estimación muy general de que estos costos directos ascienden a unos 30 000 millones de dólares EE.UU. al año.

Pero los costos directos son pequeños si no se toman en cuenta los costos indirectos que representa la pérdida de productividad y de ingresos asociada al hambre crónica: muerte prematura, incapacidades, ausentismo en el centro de trabajo y reducción de las oportunidades de formación y laborales. Los cálculos provisionales de la FAO indican que estos costos indirectos ascienden a cientos de miles de millones de dólares (el análisis detallado de este tema figura en SOFI 2004).

Como lo ve la FAO: "Unas pérdidas de tal magnitud suponen claramente un pesado lastre para los esfuerzos de desarrollo nacionales."

Invertir para eliminar el hambre produciría grandes beneficios económicos de largo plazo

Tanto los costos indirectos como los directos del hambre son inaceptablemente altos, indica la FAO. Es una ironía, prosigue, que si bien los costos de evitar el hambre son minúsculos en comparación con los posibles beneficios productivos que supondría, muchos países siguen sin invertir suficientes recursos en programas de lucha contra el hambre.

"Numerosos estudios sugieren que cada dólar invertido en intervenciones para reducir la subnutrición y las carencias de micronutrientes con unos objetivos bien definidos pueden retornar con beneficios entre cinco y veinte veces por encima de dicha inversión", señala la Organización. Estos beneficios incluye la reducción de los costos directos de atención médica que impone el hambre y de los costos indirectos de la pérdida de productividad.

Un estudio macroeconómico de la FAO citado en SOFI 2004 reveló que la reducción de la subnutrición necesaria para cumplir el objetivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación produciría alrededor de 120 000 millones de dólares al año a través del incremento de la producción de aquí a 2015: 3 billones de dólares, en pocas palabras.

El estudio de la FAO también calculó que sería posible lograr este objetivo con un incremento de sólo 24 000 millones de dólares en inversiones públicas para combatir el hambre, a través de programas de desarrollo agrícola y rural, en combinación con el suministro de ayuda selectiva y la creación de redes de protección social.
En profundidad: entender la inseguridad alimentaria

Lea más…

Entender la inseguridad alimentaria

Las cifras: estadísticas del hambre en SOFI 2004

El costo humano del hambre

Nuevos cálculos revelan los abrumadores costos económicos del hambre

La inseguridad alimentaria en un futuro urbano

Los supermercados y los pequeños productores

FAO/17605/G. Diana

Una carga agobiante: los costos indirectos del hambre ascienden a cientos de miles de millones de dólares.

envia por correo
Nuevos cálculos revelan los abrumadores costos económicos del hambre
El valor económico de la producción perdida a causa del hambre es significativamente superior al costo de la inversión necesaria para combatirla
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS