FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2005 :: La lucha por la sup… :: Desde la Cumbre par…
Desde la Cumbre para la Tierra hasta la Conferencia Ministerial de Roma
Siempre en búsqueda del desarrollo económico y social
La situación de los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID) ocupó por primera vez la atención mundial durante la Cumbre de la Tierra (Brasil, 1992) en la que participaron mas de 100 jefes de Estado que definieron a los PEID como un caso especial en materia de medio ambiente y desarrollo. Los PEID eran especiales porque debido a su fragilidad ecológica, su pequeño tamaño, sus recursos limitados y al aislamiento de los mercados, no podían sacar partido de la globalización, lo que provocaba grandes obstáculos a sus esfuerzos de desarrollo socioeconómico.

En 1994 durante la Conferencia de Barbados para el Desarrollo Sostenible de los PEID se llegó a un acuerdo sobre un anteproyecto de desarrollo sostenible para esos países. El programa de Acción de Barbados reafirmaba la importancia de las "necesidades especiales de los PEID" y es, hasta la fecha el marco en el que se encuadran todas las actividades de ayuda a esas naciones.

La Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (2002) recalcó que los pequeños Estados insulares constituían un caso especial, por lo que en el denominado Plan de Acción de Johannesburgo se incluyeron una serie de materias específicas y de temas de interés relativos a los PEID.

La Reunión Internacional de Mauricio

En enero de 2005, la Reunión Internacional de Mauricio sobre los PEID instó a la Conferencia Ministerial de la FAO, que se celebraría este mismo año, a considerar la posibilidad de adoptar medidas prioritarias para aumentar la contribución de la agricultura, la silvicultura y la pesca a las políticas de desarrollo sostenible de los PEID, teniendo en cuenta la importancia de las necesidades de nutrición y de seguridad alimentaria en esos países.

La Estrategia de Mauricio solicita la creación de “sinergias entre el turismo y el sector agrícola para promover las cadenas insulares de suministro de alimentos y bebidas, el turismo rural y el agroturismo” y pide a la comunidad internacional que se ocupe de materias de interés especial para los PEID, como son el comercio y la seguridad alimentaria y la mejora de la infraestructura sanitaria y fitosanitaria.

Los pequeños Estados insulares, con la ayuda de la comunidad internacional, deben "promover la competitividad de la agricultura mediante el desarrollo a largo plazo de sistemas agrícolas eficientes, la diversificación y actividades que aumenten el valor añadido y garantizar la seguridad alimentaria". Hay que desarrollar la capacidad humana e institucional en materia de "facilitación del comercio y mercado de productos especializados, agricultura, silvicultura, pesca y productos derivados de los recursos naturales".
FAO

Lea más…

La lucha por la supervivencia de los pequeños Estados insulares en desarrollo

La excesiva importación de alimentos pone en peligro la economía de los PEID

Desde la Cumbre para la Tierra hasta la Conferencia Ministerial de Roma

Contacto:

John Riddle
Oficial de información, FAO
John.riddle@fao.org
(+39) 06 570 53259

FAO/18127/M. Sistini

Las islas cuentan con factores medioambientales y de desarrollo especiales a causa de su tamaño y recursos limitados

envia por correo
Desde la Cumbre para la Tierra hasta la Conferencia Ministerial de Roma
Siempre en búsqueda del desarrollo económico y social
-
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS