FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2005 :: Comunidades que ren… :: Hacer que la tierra…
Hacer que la tierra vuelva a producir
Aperos, semillas y fertilizante para cultivar el arroz
Meulaboh, Indonesia – Conforme las comunidades campesinas azotadas por el tsunami preparan sus tierras para la próxima temporada del arroz, la FAO y una miríada de ONG se dan prisa para suministrarles aperos a fin de compensar una grave escasez de mano de obra.

El tsunami mató a decenas de miles de personas en Meulaboh y las zonas aledañas de esta localidad, en la costa occidental de la isla de Sumatra, donde está la provincia de Aceh.

"En la costa occidental el tsunami se abatió como una cobra. Nadie tuvo tiempo de escapar −recuerda Ramadhan Nusfi, experto nacional en logística de las oficinas locales de la FAO−. Murió alrededor del 80 por ciento de las personas que vivían aquí”.

El 20 por ciento que sobrevivió agradeció recientemente su buena suerte con la celebración de plegarias junto a las fosas comunes donde yacen sus parientes, mientras los campesinos esperan el momento oportuno para preparar los arrozales para la plantación.

Nusfi y las ONG asociadas, como Solidarités, de Francia, se esforzaron para dar a los agricultores tractores manuales, trilladoras, semillas de arroz, azadones y fertilizante para insuflar nueva vida a las tierras.

También se distribuyeron miles de plantones. Con el tiempo producirán en abundancia cacao, mangos, cocos y aceite de palma. La agricultura en Meulaboh es diversificada, los agricultores producen arroz, cultivos comerciales y fruta.

Compartir los equipos

En Kuala Tuha, aldea situada a 20 kilómetros de Mulaboh, la FAO ha proporcionado a los campesinos tractores manuales, distribuidos por Solidarités.

"Es mucho más rápido utilizar el tractor que arar a mano", explican Ruslia y Hasballah, dos miembros de un grupo de agricultores que comparten uno de los nuevos tractores. "Si la FAO no nos hubiera proporcionado uno, no hubiéramos podido comprarlo", afirma Hasballah mientras su vecino confirma asintiendo con la cabeza.

Cada grupo campesino firma un contrato con Solidarités, los Servicios Católicos de Socorro u otros asociados de la FAO en Meulaboh. Solidarités mantiene el derecho de retirar el tractor en el caso, poco probable, de que los agricultores obtuvieran más de uno por haberlo solicitado a distintas organizaciones de beneficencia.

La FAO ha restablecido o está ayudando a restablecer unas 7 000 hectáreas de arrozales en Indonesia, mediante la distribución de semillas, fertilizante y equipos agrícolas. La Organización también está restableciendo unas 3 600 hectáreas de tierras áridas donde se producen cultivos secundarios, hortalizas y cultivos comerciales.
FAO

Lea más…

Comunidades que renacen: un progreso visible a un año del tsunami

Función de la FAO tras el tsunami

Ayuda a los "afortunados" de Aceh para construir su futuro

Hacer que la tierra vuelva a producir

Garantizar la piscicultura sostenible

Nuevo diseño de la flota pesquera de Sri Lanka

Creación de aldeas modelo

Llegar a más de 50 islas

Rebrotan los huertos de Tailandia

FAO/A. Berry

Ramadhan Nusfi, oficial de logística de la FAO, verifica remolques agrícolas, parte de un envío de suministros de socorro para Meulaboh, Indonesia

FAO/A. Berry

Nuevo cultivo de pepinos en Banda Aceh, zona damnificada por el tsunami

envia por correo
Hacer que la tierra vuelva a producir
Aperos, semillas y fertilizante para cultivar el arroz
-
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS