FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2005 :: Comunidades que ren… :: Llegar a más de 50 …
Llegar a más de 50 islas
Reforzar la agricultura incluye mejorar la nutrición
Landhoo, Maldivas – Este país formado por cientos de islas dispersas en el océano Índico presentó para la FAO un excepcional desafío logístico para llevar ayuda tras el tsunami. Rodeadas por arrecifes que impiden el acceso a los barcos grandes, las islas se extienden desde 100 kilómetros al sur del ecuador hasta 800 kilómetros al norte del mismo.

Las oficinas de la FAO en Malé, la capital, están dando asistencia a 50 de las islas agrícolas más damnificadas por el tsunami, a fin de combatir problemas como la salinización del suelo, que ha matado muchos frutales. La FAO también alienta a los isleños para que diversifiquen su producción y enriquezcan su alimentación.

"Aquí no hay hambre ni hambrunas −explica Winston Rudder, Representante de la FAO−. Siempre hay pescado y cocos. Pero se observan insidiosos efectos de la malnutrición."

La llegada de productos puede demorarse durante días en las islas más apartadas si los dhoni tradicionales deben navegar en un mar agitado.

En la isla de Landhoo, al norte del archipiélago, el jefe Hassan Nasir observa feliz a la gente descargar del dhoni sacoc de fertilizante, composta y azadones, y pasarlos a unas lanchas para llevarlos a remo hasta la costa, superando el oleaje. Estos materiales ayudarán a restablecer la producción de bananos, pimientos, pepinos y sandías.

"Esto será un apoyo para los campesinos en su trabajo. Valoramos recibir este suministro a pesar del mar agitado −añade−. Esperábamos recibir algo pero no tanto". Durante el tsunami los isleños trabajaron febrilmente para colocar sacos de arena en las blancas playas que circundan la isla, a fin de proteger sus casas.

El campesino Abu Bakher Qasim, de 65 años de edad, utilizará los aperos y el fertilizante para trabajar otra parcela además de la que tiene y en la que produce yuca, camotes, limas y anonas.

"Espero poder producir ahora más que antes del tsunami", señala. En su segunda parcela producirá guayabas, batatas y sandías.

Ayuda para la pesca

Los pescadores de las Maldivas también se han beneficiado de diversos tipos de asistencia de la FAO, comprendida la capacitación impartida por el constructor naval Derek Mennezes, de la India, y el arquitecto naval de la FAO, Oyvind Gulbrandsen.

La capacitación permitió a los constructores de barcos de las Maldivas construir con fibra de vidrio en la isla de Thulusdoo, por primera vez en este país, que antes importaba esta tecnología de Sri Lanka.

La FAO está dando aparejos de pesca a más de 4 000 familias de las Maldivas. El programa de agricultura de la FAO beneficiará a unas 20 000 personas.
FAO

Lea más…

Comunidades que renacen: un progreso visible a un año del tsunami

Función de la FAO tras el tsunami

Ayuda a los "afortunados" de Aceh para construir su futuro

Hacer que la tierra vuelva a producir

Garantizar la piscicultura sostenible

Nuevo diseño de la flota pesquera de Sri Lanka

Creación de aldeas modelo

Llegar a más de 50 islas

Rebrotan los huertos de Tailandia

FAO/P. Singh

Residentes de la isla de Landhoo, en las Maldivas, descarban plantones de guayaba

FAO/P. Singh

La población de la isla tambien recibió material agrícola

envia por correo
Llegar a más de 50 islas
Reforzar la agricultura incluye mejorar la nutrición
-
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS