FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2005 :: El enemigo a la pue… :: Ejército de volunta…
Ejército de voluntarios ayuda a detectar la gripe aviar
Tailandia lucha contra la gripe aviar
Bangkok, Tailandia - Ante una enfermedad que se propaga como el fuego, es crucial sofocar las primeras llamas.

Tailandia lo vivió en primera persona, cuando la epidemia de gripe aviar devastó su sector avícola, tanto el industrial como el de producción en pequeña escala (con una pérdida estimada del PIB equivalente a 1 200 millones de dólares), y dejó una decena de personas muertas.

"La detección temprana es muy importante y nos esforzamos mucho por descubrir los brotes cuando comienzan", señala el doctor Chaweewan Leowijuk, Director General Adjunto del Departamento de Fomento Pecuario. "Hemos mejorado nuestros métodos y contamos ahora con 1,2 millones de voluntarios (uno por cada 10 familias): pobladores de la localidad a los que se imparte una breve capacitación para reconocer los síntomas."

Tan pronto como se dieron a conocer los primeros casos nuevos de gripe aviar en julio de 2004, el ejército de voluntarios volvió a movilizarse en busca de indicios de la enfermedad en gallineros y mercados de todo el país.

Control de los desplazamientos

Cuando se transmite información sobre un brote, ya sea por fax o correo electrónico, a un "centro de operaciones" contra la gripe aviar de Bangkok, y posteriormente se confirma el brote, se da la orden de poner en funcionamiento puestos de inspección en caminos y aeropuertos de la zona de la infección. Debe impedirse que las aves infectadas transmitan la enfermedad a las parvadas vecinas e incluso a las que están lejos de la zona. Personal de la policía y el ejército respaldan en los puestos de inspección a los técnicos especialistas en aves de corral.

Para disponer de la máxima flexibilidad y poder intervenir de inmediato, se ha asignado a los 76 gobernadores provinciales autoridad, en coordinación con el gobierno central, para imponer limitaciones a los desplazamientos de aves o sacrificio de parvadas.

El gobernador de la provincia de Supanburi, donde se detectó primero el virus en Tailandia, se ha convertido en una especie de experto en la conducta de la enfermedad, y está pronto a desempeñar su función de director de las operaciones locales de contención.

"En el primer brote de gripe aviar teníamos muy poca experiencia y no supimos cómo responder ante la enfermedad", recuerda el gobernador Songpon Timasat en su amplia oficina que domina la autopista que lleva a Bangkok. "Pero durante el segundo brote ya teníamos bastante experiencia al respecto y en las zonas afectadas aprovechamos la ayuda técnica de expertos en salud pública y en aves de corral."

"Observo últimamente una actitud más positiva en las personas. Están más dispuestas a participar en las medidas de salud pública y de prevención de la enfermedad", concluye.

Gallos de pelea: pueden viajar si tienen pasaporte

La gestión del desplazamiento de las aves de corral es imprescindible para contener la gripe aviar. En Tailandia, las autoridades han llegado incluso a expedir pasaportes para una categoría de aves de corral: los gallos de pelea.

De tamaño un poco mayor que el de un pasaporte nacional, el pasaporte de los gallos de pelea tiene 24 páginas de cartón, y debe incluir tres fotografías: una de la cresta a los dedos, otra de la cabeza y la otra de las patas, y en todas figuran marcas de identificación tan únicas como las huellas dactilares. Cada dos meses se aplican pruebas a los gallos para determinar si tienen gripe aviar y los resultados se anotan en el pasaporte.

"Las peleas de gallos son tan populares aquí que los mejores gallos viajan por todo el país, incluso en avión, para presentarse −explica Yuthana Chaisakdanugull, Director de la División de Control del Desplazamiento de Animales y Cuarentena, del Departamento de Fomento Pecuario−. Cuando en una provincia que prohibió las peleas de gallos no hubo un segundo brote de gripe aviar mientras que sí lo hubo en otra provincia vecina, se reforzó la idea de que los gallos propagan la enfermedad. Así se nos ocurrió la idea del pasaporte."

Aunque actualmente Tailandia ha decretado una prohibición nacional de las peleas de gallos debido a la epidemia; con todo, los propietarios de gallos de pelea deben seguir utilizando los pasaportes para desplazar a sus apreciadas aves por el país.
FAO photo

Lea más…

El enemigo a la puerta

Deuda y angustia: efectos sobre la población

Detectives de virus en Indonesia

Vacunar o no vacunar

Contención de la infección en su origen: resultados positivos

Ejército de voluntarios ayuda a detectar la gripe aviar

La respuesta es una mejor prevención de la enfermedad

Contacto:

Peter Lowrey
Oficial de información, FAO
peter.lowrey@fao.org
(+39) 06 570 52762

FAO/S. Khan

Técnico de laboratorio revisando huevos en busca de la gripe aviar.

FAO/S. Khan

En Tailandia las autoridades han establecido un pasaporte para los gallos de pelea.

envia por correo
Ejército de voluntarios ayuda a detectar la gripe aviar
Tailandia lucha contra la gripe aviar
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS