FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2005 :: Cómo reconstruir me… :: Tsunami y agricultu…
Tsunami y agricultura: entrevista a Daniel Renault
Daniel Renault, oficial superior de la Dirección de Tierras y Agua de la FAO, habla de las repercusiones del tsunami en la agricultura


¿Cuál fue el principal daño que sufrió la agricultura en los países afectados por los tsunamis?

Diría sin duda que la pérdida de vidas humanas. Entre las víctimas del tsunami hubo muchos agricultores, además de personal de extensión agraria y expertos de diversas instituciones relacionadas con el sector. También sufrieron daños las tierras, los cultivos y la maquinaria agrícola, pero en menor medida de lo que se pensó al principio y ya se han recuperado. Lo más crítico es el trastorno sufrido por las comunidades, con la pérdida de conocimientos y pericia que se dejará sentir durante muchos años.

Además, los enormes daños sufridos por las infraestructuras, como las carreteras, los canales, los sistemas de irrigación y de drenaje, son otro problema, en particular a lo largo de la costa occidental de Sumatra. Si bien los agricultores pronto podrán reanudar la producción de arroz y hortalizas para satisfacer las necesidades locales, la comercialización a nivel regional y nacional de productos sigue afrontando serios problemas. Los costos del transporte siguen siendo muy elevados donde las carreteras y los puentes sufrieron daños. Esto sube los precios de los insumos agrícolas y de los productos que es necesario transportar a otros mercados.

¿Podría citar algún ejemplo?

El tsunami produjo graves daños en el principal centro de acopio de aceite de palma en el occidente de Indonesia, cerca de la ciudad de Meulaboh. Esto significa que los agricultores no pueden almacenar y vender su aceite de palma. El mercado de este producto ya se ha desplomado.

¿Y en los otros países?

El conjunto de países afectados sufrieron daños unas 60 000 hectáreas de tierras agrícolas. Calculamos que una cuarta parte de estas tierras se perdieron en forma definitiva para la agricultura. Cada país y región tiene sus características específicas con relación a los daños y la capacidad de reacción. En algunos casos se han presentado problemas de tenencia de las tierras. Podría ser necesario reubicar a las personas que viven demasiado cerca de las costas. Es necesario encontrar nuevas soluciones en materia de propiedad de la tierra, lo que exigirá tiempo.

En Sri Lanka, así como en las Maldivas, nos preocupa mucho la destrucción de más de 20 000 huertos domésticos tradicionales. Estas pequeñas parcelas de tierras situadas en proximidad de las viviendas, en las que se cultivan fruta y árboles medicinales, hortalizas y especias, que suponían una importante fuente adicional de alimentos nutritivos.

¿Qué planteamiento adopta la FAO para el restablecimiento de las zonas afectadas por los tsunamis?

Nuestro concepto es "Reconstruir mejor": las zonas costeras necesitan reconstruirse en forma sostenible, prestando especial atención a la protección de las personas y el medio ambiente. Las necesidades de los diversos sectores, como la pesca y la silvicultura, deben reflejarse a través de una gestión integrada de la zona costera.

La destrucción de infraestructuras y equipamientos ofrece la oportunidad de modernizar el sector agrícola en las zonas damnificadas y proporcionar mejores oportunidades de desarrollo. A fin de cuentas, los agricultores se beneficiarán a través de nuevos sistemas de transporte y de riego, por ejemplo, lo que les permitiría producir cultivos comerciales a través de los cuales obtener mayores ingresos.

¿Cómo ha invertido la FAO sus recursos para ayuda a los damnificados de los tsunamis?

Desde el inicio de la crisis la FAO ha desempeñado una función decisiva en la coordinación de las actividades de emergencia. Durante la fase inicial de evaluación de los daños creamos un marco de clasificación de las tierras que se ha utilizado mucho. Hemos dado asesoramiento técnico a los gobiernos y las instituciones locales a través de nuestro personal y de docenas de expertos contratados y enviados a los países damnificados. La FAO además ha proporcionado semillas y fertilizantes, y ha comenzado a distribuir varios cientos de motocultores en Indonesia.

La salinización de las tierras agrícolas fue motivo de gran preocupación después del tsunami. La FAO ha trabajado en la creación de capacidad sobre el terreno para tratar este problema y más de 100 funcionarios locales han recibido formación e instrumentos especiales para medir la salinidad del suelo. Hoy en día, a seis meses del desastre, la FAO estima que la lluvia o la irrigación han limpiado cerca del 80% de las tierras dañadas por la sal y que todavía eran aptas para la explotación. Aún hay algunas regiones donde es necesario eliminar la basura y los escombros acumulados tras el tsunami.

En los próximos meses será necesario lograr que las personas regresen a sus ocupaciones habituales, que los agricultores cultiven de nuevo las tierras y reconstruir los medios de subsistencia en forma sostenible, dando especial atención a la infraestructura. Es necesario mejorar la coordinación entre los distintos participantes en el proceso de reconstrucción, en lo que la FAO desempeñará una función dinámica.

¿Tiene alguna idea sobre el tiempo que tomará la reconstrucción de la agricultura?

Tomará más de dos años y la situación variará de un país a otro. Espero que a principios de 2007 la situación agrícola se haya normalizado casi en todas las zonas afectadas.

23 de junio de 2005

Contacto:
Erwin Northoff
Coordinador de noticias, FAO
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 53105
(+39) 348 25 23 616
FAO

Lea más…

Cómo reconstruir mejor tras el tsunami

Armonizar los conocimientos técnicos y los recursos

Tsunami y pesca: entrevista a Lahsen Ababouch

Tsunami y agricultura: entrevista a Daniel Renault

Tsunami y montes: entrevista a Susan Braatz

FAO/G. Bizzarri

Daniel Renault, del Departamento de Agricultura de la FAO.

FAO/N. Kielen

Evaluando daños a la agricultura en Sri Lanka.

FAO

Un experto de la FAO inspecciona la salinidad del suelo.

envia por correo
Tsunami y agricultura: entrevista a Daniel Renault
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS