FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2005 :: Cómo reconstruir me… :: Tsunami y pesca: en…
Tsunami y pesca: entrevista a Lahsen Ababouch
Lahsen Ababouch, del Departamento de Pesca de la FAO, explica por qué es imprescindible asegurar que la pesca y la acuicultura se rehabiliten en un modo responsable.


¿Cuáles son los principales desafíos que afrontan la pesca y la acuicultura a seis meses del desastre?

Nos encontramos en un momento de transición entre la fase de emergencia y de evaluación de los daños y la reconstrucción, de la ayuda inmediata al restablecimiento a mediano y largo plazo. De modo que el principal desafío estriba ahora en reconstruir, desde cero, la pesca y la acuicultura, vitales sectores de producción de alimentos e ingresos, pero con responsabilidad. Porque si no se hace con inteligencia habrá problemas en todo el trayecto.

Existe otro desafío asociado a esto: asegurar que los nuevos barcos se construyen adecuadamente. En algunas partes, en especial en Indonesia, las ONG y las instituciones locales están construyendo barcos sin orientación técnica, lo que incrementa los motivos de preocupación. Por lo cual, la labor de la FAO realmente está iniciándose.

¿A qué se debe esta situación?

Ya se ha proporcionado y se seguirá dando ayuda material para lograr que los pescadores reanuden sus actividades (compra de suministros básicos para sustituir o reparar sus barcos, motores y equipo). Pero nuestra contribución principal, a mi parecer, consistirá en dar orientación técnica responsable y congruente a los países a fin de que puedan reconstruir los sectores pesquero y piscícola en forma tal que sean productivos a la vez que sostenibles.

La función de la FAO también es importante para lograr que los barcos se construyan en forma correcta, apropiada a las condiciones locales y que ofrezcan seguridad.

¿Por qué se hace énfasis en la sostenibilidad?

Los países deben evitar reproducir la vulnerabilidad y la insostenibilidad que caracterizaba a muchas pesquerías de la región antes del desastre, a fin de no crear una capacidad pesquera superior a la capacidad productiva de los recursos pesqueros. Si se supera esta última, en algún momento podrían explotarse en exceso esos recursos, y en este caso comienzan a resentirse la pesca y la producción.

¿Qué necesitan los países para afrontar estos desafíos?

Primero que nada, la reconstrucción se debe llevar a cabo en un marco bien coordinado cuyo principio básico sea la sostenibilidad a largo plazo. La intervención de los diversos participantes y sectores debe complementarse y llevarse a cabo bajo una adecuada orientación técnica.

Los gobiernos tienen que asumir la necesidad de "reconstruir mejor" y comprometerse con este principio. También es necesario que hagan acopio de voluntad política, establezcan marcos jurídicos, capaciten personal y adquieran el equipo necesario para frenar las actividades ilegales y destructivas que pudieran presentarse bajo la apariencia de medidas de reconstrucción post-tsunami.

Además, los países tienen una gran necesidad de ayuda para evaluar los insumos que se les están ofreciendo y para coordinar su distribución racional, a fin de que la gestión de los recursos sea equitativa, transparente y sostenible.

¿Cómo está ayudando la FAO a satisfacer estas necesidades?

Hemos trabajado intensamente para ayudar a satisfacer las necesidades más inmediatas asociándonos a la vez con los gobiernos y las ONG, y proporcionando una orientación responsable dirigida hacia el restablecimiento de un sector pesquero y piscícola que sea sostenible, y pueda seguir proporcionando alimentos y empleo a las futuras generaciones.

Una importante contribución ha consistido en desplegar en los países afectados grupos de expertos en pesca, para llevar a una evaluación completa del impacto del tsunami. Posteriormente se usa esa información para trabajar con las autoridades nacionales a fin de elaborar planes responsables, con visión, dirigidos al restablecimiento de la pesca y la acuicultura.

También hemos proporcionado materiales para reparación de barcos, nuevas redes y otros materiales diversos. Y a petición del gobierno de Indonesia estamos proporcionando asesores expertos en pesca, silvicultura y agricultura al organismo especial para el restablecimiento y la reconstrucción post-tsunami, establecido por el presidente de ese país.

¿Qué pasará en los próximos seis meses? ¿Cuáles son las prioridades?

Es una larga lista. Una de las principales prioridades es establecer mecanismos para asegurar que la capacidad pesquera que se establezca no rebase los límites de la sostenibilidad. Por ejemplo, introducir o mejorar los sistemas de registro y supervisión para los barcos y los pescadores, y garantizar que los gerentes de las pesquerías cuenten con apoyo para utilizar de forma responsable los equipos recibidos.

Asimismo, es necesario seguir distribuyendo artes de pesca, motores y, cuando sea pertinente, barcos de reemplazo, respetando siempre los límites de la sostenibilidad y en estrecha colaboración con las autoridades nacionales de pesca y con las asociaciones locales de los pescadores.

Otra prioridad es mejorar las normas que rigen la construcción de barcos en defensa de la seguridad de los pescadores, y asegurar que esas normas se incorporan en la legislación. Esto, desde luego, requiere de capacitación, asesoramiento técnico y apoyo a los constructores de barcos.

Es necesario restablecer las instalaciones para la elaboración de los productos pesqueros. Los medios de subsistencia de muchas personas dependen de estas instalaciones, en especial los de las mujeres.

Y si bien el trabajo sobre el terreno sigue siendo abrumador, es hora de comenzar a tratar de fortalecer la capacidad técnica y administrativa de los ministerios en los países afectados, a fin de que puedan llevar a cabo con eficacia la reconstrucción y estén en condiciones de dar sostenibilidad a su actividad pesquera.

¿Y en el caso de la acuicultura?

La lista es igualmente larga. Será una prioridad limpiar y reparar las instalaciones en tierra y en el mar, las jaulas que sufrieron daños y los criaderos piscícolas, así como los centros de formación. Mientras tanto, también hay que trabajar con los piscicultores, los dirigentes de la industria y las autoridades nacionales, a fin de planificar la reconstrucción de la acuicultura para que sea mejor que antes, con el objetivo de que produzca más alimentos y más ingresos, además de ser más sostenible.

23 de junio de 2005

Contacto:
George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802
FAO

Lea más…

Cómo reconstruir mejor tras el tsunami

Armonizar los conocimientos técnicos y los recursos

Tsunami y pesca: entrevista a Lahsen Ababouch

Tsunami y agricultura: entrevista a Daniel Renault

Tsunami y montes: entrevista a Susan Braatz

FAO/G. Bizzarri

Ahora comienza la labor más importante de la FAO, dice Lahsen Ababouch.

FAO/J. Holmes

La seguridad de los nuevos barcos debe ser una prioridad durante la reconstrucción.

FAO/J. Holmes

La FAO ayuda a los pescadores y los piscicultores a reestablecer sus medios de subsistencia.

envia por correo
Tsunami y pesca: entrevista a Lahsen Ababouch
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS