FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2006 :: Unidos contra la gr… :: Tailandia revela el…
Tailandia revela el secreto de su éxito
Participaron 13 ministerios y 2 millones de voluntarios
Bangkok, Tailandia – En estos días los funcionarios de sanidad animal y humana, por no hablar de los avicultores de todo el país, comienzan a respirar aliviados y se atreven a pensar que el país haya logrado finalmente controlar la gripe aviar.

La batalla ha sido larga y dura, y ha habido muchas pérdidas, comprendida la muerte de 14 personas por gripe aviar en 2004 y 2005. Millones de pollos, patos y gansos en todo el país, de unos 65 millones de habitantes, murieron o fueron sacrificados. Cuando la enfermedad arrasó Tailandia, en 2004, afectó a más de la mitad de sus 76 provincias. Pero en mayo de 2006 no ha habido un solo caso de gripe aviar en Tailandia desde hace casi un año, ni casos en aves desde hace seis meses.

Oraphan Pasavorakul, de la Oficina de Lucha contra las Enfermedades, explica la forma en que afrontaron la gripe aviar: "cuando la primera oleada de gripe aviar llegó a Tailandia en 2004 recurrimos a la FAO, la OIE y la OMS para que nos orientaran a fin de contener los brotes. Su orientación y su apoyo firme nos han ayudado a llegar adonde estamos hoy en día”.

En la "sala de mando" contra la gripe aviar en el Departamento de Fomento Pecuario, Pasavorakul explica: "controlar la gripe aviar requirió la cooperación de muchos sectores de la sociedad tailandesa, así como la ayuda de organizaciones internacionales como la FAO, la OIE y la OMS".

Un total de 13 ministerios participaron en el esfuerzo, comprendidos los de la Defensa e Interior. Se movilizaron militares y policías para ayudar a los funcionarios del sector pecuario a llevar a cabo los sacrificios en las zonas infectadas y controlar los desplazamientos de animales, productos avícolas y personas.

Compensación a los agricultores

Hoy sigue la batalla, con la esperanza de eliminar esta enfermedad en la avicultura comercial en dos años, y de la avicultura doméstica y otras aves y animales en tres años. La estrategia también se propone evitar la transmisión de animales a personas para fines de 2007.

"Los tres pasos más importantes que se dieron para combatir la gripe aviar −explica Pasavorakul− fueron una vigilancia intensa y constante, (que llamamos vigilancia de rayos X), una compensación justa por las aves sacrificadas y la inspección continua de las aves de corral y el control de sus desplazamientos en el país".

Tailandia realizó una campaña sin precedentes frente a la gripe aviar, enviando a unos dos millones de voluntarios a llamar a las puertas de todas las aldeas en busca de pollos enfermos. Los mercados de aves vivas del país también están sometidos a vigilancia, para detectar aves con síntomas de enfermedad.

Las autoridades de sanidad animal realizaron el sacrificio de animales en las zonas afectadas, y pagaron a los productores el 75 por ciento del precio de mercado local por sus aves de corral. Las zonas interesadas se desinfectaron con rapidez y las aves muertas y el material infectado se inhumaron. Las zonas sospechosas de infección se sometieron a cuarentena y el desplazamiento de aves de corral y animales se controló en un radio de 10 kilómetros durante 30 días.

Vigilancia de las carreteras

Atravesando la provincia de Lopburi, en el norte de Bangkok, se ven grandes camiones cargados de aves de corral parados a la orilla de la carretera, para inspección, desinfección y a veces cuarentena. Surawut Sinseubpol, jefe del centro de cuarentena animal de Lopburi, dice: "la vigilancia y la contención son los dos principales pilares para contener la propagación de enfermedades de los animales. Sólo en este centro se inspecciona el transporte de más de un millón de aves de corral al mes".

Pasados más de dos años desde los primeros brotes importantes, el costo del programa de “vigilancia de rayos X” de Tailandia parece dinero bien gastado. Aunque nadie se atreve aún a decir que la enfermedad ha sido vencida.
FAO

Lea más…

Unidos contra la gripe aviar

Cronología de la crisis: la gripe aviar se globaliza

Viet Nam responde con una campaña masiva de vacunación

Tailandia revela el secreto de su éxito

Descifrar el misterio de la propagación de la enfermedad

Turquía trabaja para mejorar el tiempo de respuesta

Arruinar de nuevo a los pobres

Níger: cuando la gripe aviar se abate sobre los más pobres

FAO/B. Ismayo

Un empleado de sanidad animal desinfecta una carga de pollos en un punto de inspección en una carretera al norte de Bangkok

FAO/B. Ismayo

Los centros avícolas industriales en Tailandia generan importantes entradas de divisas y dan empleo a miles de trabajadores

FAO/B. Ismayo

Técnico de un laboratorio tailandés investiga la presencia del virus H5N1

envia por correo
Tailandia revela el secreto de su éxito
Participaron 13 ministerios y 2 millones de voluntarios
BANGKOK
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS