FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2007 :: La tecnología punta… :: Mejores semillas pa…
Mejores semillas para los pobres
De unas minúsculas muestras de plantas en un pequeño laboratorio se encuentra el potencial para mejorar los medios de vida y la seguridad alimentaria de millones de personas en América Latina.

Como parte de un proyecto que utiliza técnicas nucleares, los científicos de Perú están tomando muestras de centeno, del cereal de alto contenido proteínico quinua y de kiwicha, intentando obtener variedades que tengan un mayor rendimiento y resistencia a las plagas.

Esta experimentación se realiza por medio de mutaciones, en las que las plantas son sometidas a dosis reducidas de rayos gamma. La mutación es un proceso natural que se realiza en el curso de millones de años, y los científicos tratan únicamente de acelerar el proceso.

Mejorar los cultivos que utilizan normalmente los campesinos pobres puede tener gran impacto en regiones como los Andes peruanos, en donde mucha gente vive con menos de 2 dólares EE.UU. al día, la malnutrición es endémica y la gran mayoría de la población depende de la agricultura para obtener sus alimentos.

A causa del medio ambiente hostil, “la región andina de Perú es una de las más pobres en América Latina. El problema es que la gente no ha sido capaz de mantener una producción agrícola sostenible, ni seguir contando con la agricultura”, explica Manoela Miranda, una bióloga molecular que trabaja en el Programa conjunto FAO/AIEA, con base en Viena, Austria.

“La gente –explica- se quiere quedar en su tierra, el lugar donde han vivido durante generaciones y al que sienten que pertenecen. Tan solo necesitan que se den las condiciones adecuadas, y eso es justo lo que estamos intentando proporcionarles”.

La División mixta es una asociación entre la FAO y el Organismo Internacional de la Energía Atómica, para utilizar técnicas nucleares como la mutación inducida para incrementar el rendimiento de las cosechas y la seguridad alimentaria.

En un nuevo proyecto supervisado por Luz Gomes Pando, profesor de la Universidad Nacional Agraria La Molina, en Lima -que ha trabajado en la mejora de variedades agrícolas durante los últimos 30 años-, la División mixta ofrece asesoramiento técnico y ayuda a formar a científicos peruanos en los principales laboratorios del mundo.

En estos proyectos se pone énfasis para que los campesinos participen desde el comienzo, realizando parcelas de demostración en las que se enseña los diferentes tipos de semillas y cómo plantarlos.

Otros proyectos previos entre la División mixta y la Universidad han desarrollado ya variedades de centeno que maduran antes y alcanzan menor altura, con lo que se garantiza mejores cosechas y se superan dificultades como la climatología adversa, los suelos pobres y la erosión del viento.

También se han desarrollado variedades que requieren menor cantidad de pesticidas y fertilizantes, lo que permite a los campesinos reducir sus costes y al mismo tiempo se beneficia al medio ambiente.
A fondo: La tecnología punta nuclear alimenta a los pobres

Lea más…

La tecnología punta nuclear para alimentar a los pobres

¿Qué es la tecnología nuclear agrícola?

Mejores semillas para los pobres

Un científico nigeriano en la senda nuclear

Una fábrica del “insecto de la pobreza” en Etiopía

FAO/K. Wiedenhofer

Manoela Miranda, bióloga molecular, cree que las nuevas variedades de cebada permitirán combatir el hambre y la pobreza

FAO/K. Wiedenhofer

Las muestras de cebada expuestas a pequeñas dosis de rayos gamma permiten crear variedades resistentes a las plagas

envia por correo
Mejores semillas para los pobres
-
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
 
RSS