FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2004 :: La FAO interviene c…
La FAO interviene contra la devastación causada por catástrofes naturales en el Caribe y en el sur de Asia
Urge ayuda en los países damnificados por los huracanes y las inundaciones
27 de septiembre de 2004, Roma -- Mientras los desastres naturales siguen arrasando el Caribe y el Asia meridional, la FAO se prepara para llevar ayuda de emergencia a las víctimas de los huracanes y las inundaciones en los países más perjudicados.

América Latina y el Caribe

La FAO ha aprobado un proyecto regional con un presupuesto de 400 000 dólares para ayudar a los países del Caribe y de algunas zonas de América Latina que están sufriendo devastadoras consecuencias durante la actual temporada de huracanes.

En respuesta a una petición oficial de los gobiernos de la República Dominicana, Jamaica y Haití, la FAO ayudará a los campesinos de estos países, damnificados por los huracanes, así como a los de Cuba y Nicaragua.

El proyecto tiene como finalidad mitigar los efectos negativos de las inundaciones y los aludes de lodo causados por los fenómenos climáticos que han afectado la zona. El proyecto promueve la reanudación de la producción agrícola a través del suministro de emergencia de insumos agrícolas, como semillas, fertilizantes y aperos a los agricultores perjudicados.

En Haití la FAO ya está ejecutando cinco proyectos de emergencia, con un presupuesto cercano a 1 600 000 dólares, en respuesta a otras emergencias anteriores.

Están preparándose otros proyectos de suministro de insumos agrícolas adicionales a los agricultores de los países más afectados, y de asistencia a los gobiernos de la región en materia de prevención e intervención rápida, a fin de ayudar a los campesinos de las zonas más damnificadas.

Evaluación de los daños

Ahora que ha pasado el huracán Jeanne, el más reciente de la serie de tempestades que se han abatido sobre el Caribe y América Central en las últimas semanas, la FAO está llevando a cabo misiones de evaluación de los daños en Granada, Haití y Jamaica, que son de los países más afectados de la región, a fin de planificar las actividades de rehabilitación agrícola y seguridad alimentaria.

El Dr. Jacques Diouf, Director General de la FAO, se ha reunido con representantes de los países damnificados para reiterar el compromiso de la Organización en apoyo a la intervención inmediata a las catástrofes, y para ayudar a los países a movilizar recursos internacionales.

La FAO sigue recibiendo peticiones de ayuda de la región. Los gobiernos de las Bahamas y Granada han estado en comunicación con la Organización para solicitar asistencia, y la FAO ya envió personal en apoyo a las misiones de evaluación de los daños que se llevan a cabo en estos países.

Asia meridional: los países siguen lidiando con los desastres

En el Asia meridional, las lluvias torrenciales y las inundaciones de julio y agosto produjeron ingentes daños al sector agrícola, y devastaron los medios de subsistencia en Bangladesh, China y la República Popular Democrática de Corea, la India, Myanmar y el Nepal.

La semana pasada la FAO aprobó un proyecto regional con un presupuesto de 400 000 dólares en apoyo a las actividades nacionales de rehabilitación agrícola ya en curso, mediante el suministro de ayuda de emergencia a los países damnificados por las inundaciones de Asia meridional y sudoriental.

Bangladesh: peligra la temporada agrícola

En Bangladesh, donde hay casi 33 millones de víctimas de las inundaciones, la situación es particularmente calamitosa. Están inundadas unas 800 000 hectáreas de tierras agrícolas. Los más perjudicados son los pequeños campesinos, que han perdido sus cultivos de arroz de agosto, la cosecha de yute y su ganado.

Agravan la situación la aguda escasez de semillas y plántulas y el agotamiento de las reservas nacionales de semillas, todo lo cual pone en peligro la próxima temporada agrícola, que es la más importante.

Las pérdidas inmediatas de la producción agrícola ascienden a 500 millones de dólares, según las primeras estimaciones, pero pueden resultar mucho más cuantiosas cuando baje el agua y se pueda apreciar la situación con mayor claridad.

Lenta respuesta de los donantes

Las necesidades del sector agrícola de Bangladesh ascienden a 11 millones de dólares, pero la respuesta de los donantes al llamamiento de las Naciones Unidas en busca de recursos ha sido lenta. A la fecha, la FAO ha recibido cerca de 300 000 dólares a través de una contribución del Gobierno de Noruega, a fin de atender las urgencias de socorro y rehabilitación agrícola. El Gobierno de Suecia ha anunciado la aportación de 650 000 dólares adicionales.

Urge ayuda externa para que los campesinos pobres puedan obtener los insumos agrícolas necesarios para sembrar de nuevo sus cultivos de arroz, a tiempo para la cosecha de invierno.

Contacto:
Teresa Buerkle
Oficial de Información de la FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146

Contacto:

Teresa Buerkle
Oficial de Información de la FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146

envia por correo
La FAO interviene contra la devastación causada por catástrofes naturales en el Caribe y en el sur de Asia
Urge ayuda en los países damnificados por los huracanes y las inundaciones
27 de septiembre de 2004 -- Mientras los desastres naturales siguen arrasando el Caribe y el Asia meridional, la FAO se prepara para llevar ayuda de emergencia a las víctimas de los huracanes y las inundaciones en los países más perjudicados.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS