FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2005 :: Progresos en la luc…
Progresos en la lucha contra la tala ilegal de bosques
Un estudio conjunto FAO/OIMT analiza las estrategias que han tenido éxito
1 de diciembre de 2005, Roma – Un nuevo estudio llevado a cabo por la FAO y la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT), indica que los gobiernos son cada día más innovadores -y eficaces- en hacer frente al problema de la tala ilegal.

El informe se encuentra resumido en un documento conjunto publicado por ambas organizaciones con el título Mejores prácticas para fomentar la observancia de la ley en el sector forestal, que analiza los éxitos en la lucha contra la tala ilegal obtenidos en once países: Bolivia, Camboya, Camerún, Ecuador, Honduras, Indonesia, Italia, Malasia, Mozambique, Nicaragua y Perú.

“El informe ofrece ejemplos de algunos de los nuevos enfoques que ya se están utilizando en algunos países y se centra en las historias de éxito, por lo que se trata del primer estudio de sus características que esboza soluciones, en vez de limitarse a tratar el problema de la tala ilegal”, aseguró Eva Muller, experta forestal de la FAO.

Aunque es todavía demasiado pronto para cuantificar el éxito de las medidas analizadas en el informe, algunas de ellas ya están produciendo visibles mejoras, según el experto de la OIMT Steven Jonson: “al compartir estos estudios de caso, la OIMT y la FAO esperan ofrecer orientación a otros países que se esfuerzan en la lucha contra la tala ilegal”.

Cuantiosas pérdidas debido a la tala ilegal

La última edición del informe de la FAO Evaluación de los recursos forestales mundiales 2005 señalaba que aunque el ritmo de pérdida neta de la superficie forestal mundial está disminuyendo, el nivel de deforestación sigue siendo alarmante, con unos 13 millones de hectáreas que desaparecen cada año. La mayoría de estas pérdidas procede de la conversión de bosques en terrenos agrícolas, pero la tala ilegal también juega un papel importante.

Según las estimaciones del Banco Mundial, los gobiernos dejan de ingresar cada año cerca de 5 000 millones de dólares como resultado de la tala ilegal. Las pérdidas totales para las economías de los países madereros suponen otros 10 000 millones de dólares adicionales.

Además del impacto económico, la tala ilegal impide también la gestión forestal sostenible, produce distorsión en el mercado de la madera y aumenta la desigualdad de ingresos, según la FAO y la ITTO.

Medidas que funcionan

Mejores prácticas para fomentar la observancia de la ley en el sector forestal destaca una amplia serie de enfoques utilizados por los gobiernos para luchar contra la tala ilegal.

Por ejemplo, Ecuador creó en 2000 un mecanismo, denominado Regencia forestal mediante el cual los profesionales independientes del sector intentan garantizar que los operadores forestales observan la normativa legal. El incumplimiento puede llevar a que se revoquen las licencias para operar o a diferentes tipos de sanciones.

Las autoridades ecuatorianas también establecieron puestos de control en puntos de tránsito entre los bosques y los mercados y centros madereros, una medida que hizo multiplicar por seis las aprehensiones de madera de procedencia ilícita durante el primer año de aplicación.

En Camboya se logró limitar la explotación ilegal con la promoción de la gestión comunal de los bosques, un sistema mediante el cual las comunidades locales poseen la propiedad y la gestión de los recursos forestales.

El gobierno de Gambia modernizó la normativa para la explotación de los bosques y reconoció la legislación local para la gestión forestal, facilitando que los pequeños operadores forestales puedan cumplir con la normativa vigente y acatar la Ley.

El informe FAO/OIMT proporciona numerosos otros ejemplos de los pasos que se están dando en todo el mundo para poner punto final a la tala ilegal, y destaca cuatro áreas donde la reforma de la política forestal puede ser efectiva:

- realizar leyes y políticas forestales más racionales, equitativas, transparentes y sencillas

- mejorar la vigilancia y la obtención de información

- fortalecer la capacidad a nivel nacional para garantizar la observancia de las leyes

- garantizar que las políticas forestales tengan en cuenta la dinámica social y económica que subyace en la tala ilegal


Mejores prácticas para fomentar la observancia de la ley en el sector forestal se puede consultar en Internet(en inglés):
http://www.fao.org/docrep/008/a0146e/a0146e00.htm
Contacto:
George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

Contacto:

George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

FAO/R. Faidutti

Los gobiernos buscan formas nuevas de luchar contra la tala ilegal

FAO/18515/P. Cenini

Sin ser la causa principal, la tala ilegal contribuye a la desaparición de los bosques

envia por correo
Progresos en la lucha contra la tala ilegal de bosques
Un estudio conjunto FAO/OIMT analiza las estrategias que han tenido éxito
1 de diciembre de 2005 – Un nuevo estudio llevado a cabo por la FAO y la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT), indica que los gobiernos son cada día más innovadores -y eficaces- en hacer frente al problema de la tala ilegal.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS