FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2005 :: Un año después del …
Un año después del tsunami la situación sigue siendo crítica en muchas zonas de Aceh
La fase de emergencia cede el paso a la de reconstrucción
15 de diciembre de 2005, Roma - Al acercarse el primer aniversario del devastador tsunami en el Océano Índico, la FAO advirtió hoy que la situación sigue siendo crítica en muchas zonas de la costa occidental de Aceh, Indonesia.

“En Indonesia, medio millón de personas vive todavía en alojamientos provisionales. Comunidades enteras han sido destruidas”, declaró Alex Jones, Coordinador de las operaciones post-tsunami de la FAO. Se corre el riesgo de que la atención internacional y la ayuda de los donantes se acaben antes de una completa recuperación, dijo Jones. “Una recuperación sostenible supone una tarea y un esfuerzo que dura entre cinco y diez años”.

Por su parte, el Director General de la FAO, Jacques Diouf, afirmó: “La respuesta de los donantes a la catástrofe del tsunami fue extraordinaria, pero todavía hay retrasos a la hora de hacer llegar la ayuda a las personas que más la necesitan. Haría falta un fondo mundial destinado específicamente a las catástrofes al que recurrir para intervenir inmediatamente en estos casos”.

La FAO está activa en todos los países afectados por el tsunami desde el desastre del 26 de diciembre de 2004 y ha jugado un papel clave aconsejando a los gobiernos en materia de reconstrucción de los sectores pesquero y agrícola. Ha contribuido a la reparación y sustitución de las embarcaciones y equipos perdidos o dañados, así como al saneamiento de las tierras de cultivo anegadas. Se ha asociado también con organizaciones de la sociedad civil y colabora en la coordinación de las actividades de reconstrucción.

Asistencia directa de la FAO

Hasta la fecha, en Indonesia, más de 2 000 miembros de comunidades pesqueras y de elaboración de productos pesqueros y alrededor de 12 000 agricultores han reanudado su actividad productiva, como resultado directo de la ayuda de la FAO. Otros 3 000 agricultores reciben actualmente ayuda de ese organismo. Una ayuda que les permitirá reanudar las actividades con que se ganaban la vida y ser de nuevo autosuficientes.

También se han puesto a punto diversos planes -que comenzarán a primeros de 2006- para ayudar a unos 1 000 agricultores a restablecer las actividades de acuicultura y para distribuir varios centenares de cabezas de ganado entre pastores y ganaderos.

La ayuda de la FAO ha consistido en: formación de constructores de embarcaciones y en la reparación de las mismas; distribución de redes de pesca y equipos para el procesado de pescado, semillas, fertilizantes, aperos agrícolas y maquinaria de cultivo a motor; pago de los trabajos de desescombro de la tierra cultivable, y asesoría sobre los daños producidos por el agua salada, además de recomendaciones sobre políticas madereras sostenibles y planificación de la ordenación costera.

En Sri Lanka se ha dado un apoyo similar. Unas 14.300 personas se han beneficiado de las actividades de la FAO en el sector pesquero y otras 13.000 en el sector agrícola. En las Maldivas, la FAO ha prestado asistencia para la construcción y reparación de las embarcaciones y para la reposición de artes de pesca estropeadas o perdidas. De esta ayuda se han beneficiado 22 680 personas.

Un balance positivo

“Para la reconstrucción hace falta mucho tiempo, no sólo dinero, y la velocidad del proceso depende del estado de la población local y de su capacidad”, subrayó Jones. “Nuestra función es de apoyo a la población. No estamos allí para reconstruir el país en su lugar y devolvérselo después. Para que la reconstrucción sea eficaz, las riendas del proceso deben estar en manos de la comunidad”.

Pensando en los esfuerzos llevados a cabo este año para contrarrestar el impacto del tsunami, Jones hace un “balance positivo”. “La enorme atención prestada, la ayuda económica y los recursos humanos empleados para hacer frente a las necesidades de estos países se han traducido en logros extraordinarios”.

Jones recordó que, según una reciente evaluación conjunta de FAO y PMA, “los mercados funcionan relativamente bien, a pesar de los daños a la infraestructura económica. La producción de arroz en muchas zonas ha regresado a los niveles precedentes al tsunami y si bien no todos los terrenos se hayan vuelto a cultivar, Aceh sigue produciendo excedentes de arroz que se distribuyen a otras regiones del país”.

Sin embargo, advirtió Jones, “determinados lugares como la costa occidental de Aceh, seguirán siendo zonas catastróficas en los próximos años”.
Contacto:
Oficina de prensa, FAO
FAO-Newsroom@fao.org
(+39) 06 570 52232/53276

Contacto:

Sala de prensa
FAO-Newsroom@fao.org
(+39) 06 570 52232/53276

FAO/P. Singh

Pintando un pesquero dañado por el tsunami en Sri Lanka

FAO

envia por correo
Un año después del tsunami la situación sigue siendo crítica en muchas zonas de Aceh
La fase de emergencia cede el paso a la de reconstrucción
15 de diciembre de 2005 - Al acercarse el primer aniversario del devastador tsunami en el Océano Índico, la FAO advirtió hoy que la situación sigue siendo crítica en muchas zonas de la costa occidental de Aceh, Indonesia.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS