FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2005 :: El SIDA en las comu…
El SIDA en las comunidades pesqueras: un grave problema a menudo soslayado
La FAO y un grupo de expertos formulan recomendaciones para combatirlo
3 de marzo de 2005, Roma - En 1982, desde una comunidad de pescadores de orillas del lago Victoria, en Uganda, una nueva y terrible enfermedad comenzó a propagarse hacia el Africa central. En aquellos días esa enfermedad recibía el nombre de "flacura", debido a la consunción que caracterizaba a sus víctimas.

Desde entonces, esta enfermedad -hoy tan conocida: el VIH/SIDA- ha adquirido proporciones de pandemia, cuyas repercusiones alcanzan a todo tipo de personas en el mundo entero.

Sin embargo, hay grupos de personas más vulnerables a contraer la enfermedad que otros. Se denominan "de alto riesgo" e incluyen a los trabajadores del sexo, los conductores de camiones que recorren largas distancias, y a los jóvenes del sector urbano.

Pero hasta hace poco tiempo no se tomaba en cuenta a la población entre la cual se propagó por primera vez el VIH/SIDA como epidemia: los pescadores, que en consecuencia han quedado al margen de los programas de prevención, tratamiento y atenuación de los efectos del VIH/SIDA.

Soslayar a este grupo puede estar produciendo consecuencias devastadoras, declaró Ichiro Nomura, Subdirector General de Pesca, de la FAO.

Nomura señala que en los últimos años las comunidades pesqueras de muchos países en desarrollo del Africa, el sur y sudeste de Asia y América Central presentan tasas muy elevadas de VIH, entre cinco y 10 veces más altas que las de la población general.

"Esta elevada prevalencia del VIH y la alarmante tasa de mortandad a causa del SIDA en las comunidades pesqueras afectadas las sitúan entre los denominados 'grupos de alto riesgo', que merecen consideración especial en la lucha contra esta enfermedad", añade Nomura.

Efectos secundarios de gran alcance

La carga que representa afrontar el VIH/SIDA ejerce presiones adicionales en los hogares de los pescadores, les impide acumular activos con sus ingresos pesqueros o gastarlos a favor de la seguridad alimentaria del hogar.

Además de estos efectos inmediatos, el VIH/SIDA también está socavando sistemas enteros de producción de alimentos, de los cuales depende la población para alimentarse y obtener ingresos. La pesca y las actividades económicas a ella asociadas -elaboración, transporte, producción de redes- contribuyen en forma decisiva al ingreso de los hogares en muchos países en desarrollo, fomentan la seguridad alimentaria y proporcionan una alimentación más nutritiva y saludable.

Benoit Horemans, Coordinador del Programa de medios de subsistencia pesqueros sostenibles, en Africa occidental, que es un programa conjunto de la FAO y el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID), señala que el VIH/SIDA también repercute negativamente en las prácticas de pesca responsable.

"En las comunidades donde hay muchas muertes por SIDA, como las situadas en las riberas del lago Victoria, la falta de perspectivas puede oponerse al compromiso con la conservación a largo plazo de los recursos pesqueros", explica.

Estas tendencias reproducen lo que está pasando en los sectores productores de alimentos de otras comunidades rurales devastadas por la enfermedad, informa Marcela Villarreal, coordinadora de la FAO sobre VIH/SIDA.

"Lo que se ha vuelto evidente es que el VIH/SIDA no sólo es un problema de salud, sino que pone en peligro el desarrollo rural sostenible", subraya.

Un taller dirige la atención al SIDA en las comunidades de pescadores

La FAO ha venido llamando la atención desde 1988 a las consecuencias del VIH/SIDA en los sistemas de producción de alimentos en el mundo en desarrollo.

La Organización ha creado un marco estratégico para afrontar las repercusiones del VIH/SIDA en la pobreza, la nutrición, la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia rurales, que comprende a las comunidades pesqueras.

A través de la colaboración con las organizaciones internacionales de donantes, como el DFID británico y el GTZ de Alemania, la FAO también apoya la elaboración de estudios en los países e intersectoriales sobre esta enfermedad en el sector pesquero.

En fecha más reciente la FAO se ha sumado a un grupo de destacados expertos internacionales en VIH en las comunidades pesqueras, a fin de elaborar una estrategia para elaborar eficaces programas de tratamiento y prevención del VIH/SIDA entre los pescadores.

Este grupo se reunió recientemente en la sede de la FAO para deliberar sobre este desafío y las posibles formas de afrontarlo.

La vulnerabilidad de las comunidades pesqueras al VIH/SIDA obedece a un complejo conjunto de factores, según las ponencias presentadas en el taller. Entre ellos: la movilidad de muchos pescadores; la disponibilidad que tienen de efectivo en un contexto general de pobreza y vulnerabilidad; la oferta de sexo comercial en los puertos; y las subculturas que llevan a algunos pescadores a tomar riesgos.

Planificación de una respuesta eficaz

En sus deliberaciones, el grupo produjo un informe sobre políticas con el objetivo de proporcionar a los gobiernos, los donantes internacionales, los organismos de socorro y a otros interesados, recomendaciones para responder mejor ante el SIDA en las comunidades de pescadores.

Una de las principales recomendaciones es: crear programas de difusión sobre salud adecuados al ritmo de la vida cotidiana en las comunidades pesqueras. Los ministerios de salud deben mejorar el acceso a análisis de laboratorio, asesoramiento y servicios médicos, adaptándolos a la movilidad y al horario irregular de trabajo de las comunidades pesqueras.

"Suministrar análisis o asesoramiento gratuitos no sirve de mucho si se programan en horarios durante los cuales los pescadores están trabajando. Los servicios tienen que adecuarse a la comunidad para ser eficaces", señala Horemans.

La movilidad de los pescadores también puede excluirlos de las terapias antiretrovirales en el mundo en desarrollo, señala el informe del taller celebrado en la FAO.

La estrecha colaboración entre el sector sanitario, los programas de desarrollo rural y las organizaciones que tienen conocimientos específicos sobre el sector pesquero es imprescindible debido a los problemas mencionados, y para subsasnarlos con eficacia, añade Horemans.

Contacto :
George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168

Contacto:

George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168

FAO/19341/R. Faidutti

Pescador saludable con la captura obtenida en el lago Victoria, Uganda. En este sector, los programas de prevención contra el VIH/SIDA deben tomar en cuenta los horarios de trabajo de los pescadores.

FAO/19340/R. Faidutti

El sector pesquero corre peligro por la alta prevalencia de VIH/SIDA en algunas comunidades pesqueras

envia por correo
El SIDA en las comunidades pesqueras: un grave problema a menudo soslayado
La FAO y un grupo de expertos formulan recomendaciones para combatirlo
3 de marzo de 2005 - En los países donde hay elevadas tasas de infección de VIH/SIDA, las comunidades pesqueras frecuentemente se encuentran entre los grupos de mayor riesgo de contagio pero, no obstante, los programas de prevención, tratamiento y reducción de riesgos no las toman en cuenta.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS