FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2005 :: Persiste la prolong…
Persiste la prolongada caída de los precios de los productos básicos agrícolas
Impactos negativos y positivos para la seguridad alimentaria de los países más pobres
15 de febrero de 2005, Roma/Ginebra -- La prolongada tendencia a la baja de los precios de los productos básicos agrícolas pone en peligro la seguridad alimentaria de cientos de millones de personas de algunos de los países en desarrollo más pobres del mundo, cuyos ingresos a menudo proceden exclusivamente de la venta de estos productos, señala el nuevo informe que hoy presenta la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El estado de los mercados de productos básicos agrícolas 2004 explica que muchos agricultores y países exportadores siguen atrapados en el incremento de la producción y las exportaciones, obteniendo menos ganancias que antes.

El informe también afirma que la disminución de los precios de los productos básicos agrícolas permitieron a muchos países pobres importadores de alimentos, y a sus consumidores especialmente en las zonas urbanas, satisfacer sus necesidades alimentarias a un costo menor y así pudieron tener acceso a dietas más nutritivas.

Disminuye la caída de los precios de los productos básicos agrícolas

Si bien la tendencia general de los precios de los productos básicos fue a la baja desde fines del decenio de 1990 hasta 2001, el informe señala que en los últimos dos años los precios mundiales se están recuperando, o por lo menos se han estabilizado.

Sin embargo, no todos los productos básicos tienen el mismo comportamiento. Ha habido recuperación en los precios de los cereales, cultivos oleaginosos, lácteos, fibras y materias primas, mientras que los precios de los productos hortícolas mantienen una mayor vulnerabilidad al equilibrio del mercado y los precios de la carne sufrieron perturbaciones por los brotes de enfermedades animales.

La recuperación de los precios ha sido mucho más frágil en el caso de las bebidas tropicales, el azúcar y las bananas -indica el informe-, que son precisamente los productos básicos de los que más dependen los ingresos que por concepto de exportaciones obtienen los países más pobres.

Algunos países en desarrollo logran diversificarse

A propósito de El estado de los mercados de productos básicos agrícolas 2004, el Subdirector General Hartwig de Haen, del Departamento Económico y Social de la FAO, declaró: "La prolongada tendencia a la baja de los precios de los productos básicos, aunada al incremento de la productividad y la producción de los principales productos básicos agrícolas de exportación, han dividido a los países en desarrollo en dos grupos claramente delimitados. Por una parte están los países en desarrollo que han logrado depender menos de uno o dos productos básicos agrícolas, y en algunos casos están produciendo cultivos de exportación de gran valor comercial."

"Por otra parte -prosigue de Haen-, los países menos adelantados, donde el grueso de la producción agrícola y las exportaciones está en manos de los pequeños productores, no han podido movilizar las inversiones y la capacitación necesarias para producir nuevos cultivos. Estos países también experimentan dificultades para cumplir con las normas de calidad y los estrictos plazos de suministro de las principales cadenas de supermercados de los países desarrollados."

Riesgos de exportar pocos productos básicos

Muchos países en desarrollo dependen de la exportación de unos cuantos productos básicos agrícolas, a veces uno solo, de donde obtienen la mayor parte de sus divisas. Esta concentración los expone a las variaciones del mercado y del clima. Una sequía o la caída de los precios en los mercados internacionales pueden agotar rápidamente sus reservas de divisas, impedirles financiar las importaciones esenciales y hundirlos en la deuda, señala el informe.

Son 43 los países en desarrollo que obtienen más del 20 por ciento del total de sus ingresos por la exportación de mercancías, de la exportación de un único cultivo. Casi todos estos países están en el Africa subsahariana o en América Latina y el Caribe, y exportan azúcar, café, algodón y bananas. En casi todos la pobreza es generalizada.

Las distorsiones del mercado agravan la situación de los países monoexportadores

Dado que muchos de estos países dependen de las exportaciones de productos básicos agrícolas para financiar sus importaciones de alimentos, la disminución de los precios de las exportaciones con relación a los precios de las importaciones representa un riesgo para su seguridad alimentaria. Sin embargo, el informe señala que la misma presión a la baja de los precios de los productos básicos también puede reducir el costo de las importaciones de alimentos de los países en desarrollo.

El informe advierte que "Estos problemas se agravan por las distorsiones del mercado resultantes de los aranceles y subvenciones en los países desarrollados, los aranceles en los países en desarrollo y el poder de mercado de algunas cadenas de suministro de productos básicos integradas por las grandes compañías transnacionales."

El estado de los mercados de productos básicos agrícolas 2004 señala la necesidad de eliminar las distorsiones del mercado y advierte que los elevados aranceles agrícolas y subvenciones de los países desarrollados a sus productores limitan el acceso al mercado y presionan los precios de los productos básicos a la baja.

Si bien los mercados de los productos agrícolas en los países en desarrollo son los que están creciendo más rápidamente, también suelen estar muy protegidos, añade el informe.

Programa de acción de la FAO para combatir el exceso de oferta de productos básicos

El estado de los mercados de productos básicos agrícolas 2004 presenta un programa de acción para combatir los problemas cada vez mayores producidos por el exceso de oferta y las distorsiones del mercado. Señala la necesidad de que las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio den prioridad a la reducción de los aranceles agrícolas, el apoyo a los productores y las subvenciones a las exportaciones en los países desarrollados. Indica la conveniencia de eliminar la progresividad arancelaria que penaliza la exportación de productos elaborados de los países en desarrollo.

A la vez, insta a los países en desarrollo a reducir sus aranceles, con el objetivo de alentar el comercio entre ellos mismos y permitir que sus consumidores se beneficien de la caída de los precios mundiales. Destaca asimismo la necesidad de que los países en desarrollo mejoren su capacidad para aprovechar las oportunidades que ofrece la liberalización del mercado.

El informe expone la necesidad de establecer medidas para ayudar a los países menos adelantados a aprovechar las oportunidades del mercado y participar con mayor eficacia en las negociaciones comerciales. Sugiere compensar a las economías de bajos ingresos por la pérdida de preferencias comerciales resultante de las negociaciones en curso de la OMC.

El informe de la FAO también recomienda incrementar las inversiones con miras a aumentar la productividad interna de alimentos en los países en desarrollo, movilizar recursos en apoyo de campañas de promoción genérica, diversificar las exportaciones a través de productos agrícolas no tradicionales, así como de productos elaborados con valor añadido.

Otra recomendación del informe es la ejecución de programas de ayuda a los agricultores para protegerse, mediante la aseguración de sus cultivos, contra crisis que pudieran dañar sus cosechas o hacer bajar los precios. Los seguros contra los fenómenos del clima, los sistemas de precios futuros y los seguros de precios basados en el mercado son algunos de los medios propuestos para afrontar la inherente inestabilidad de los mercados agrícolas.

John Riddle
Oficial de información, FAO
john.riddle@fao.org
(+39)06 570 53259

Contacto:

John Riddle
Oficial de información, FAO
john.riddle@fao.org
(+39) 06 570 53259

FAO/G. Bizzarri

Bajos precios de los productos básicos: los países pobres exportan más por menos

envia por correo
Persiste la prolongada caída de los precios de los productos básicos agrícolas
Impactos negativos y positivos para la seguridad alimentaria de los países más pobres
15 de febrero de 2005 - La prolongada tendencia a la baja de los precios de los productos básicos agrícolas pone en peligro la seguridad alimentaria de cientos de millones de personas en los países más pobres del mundo, señala un nuevo informe de la FAO.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS