FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2005 :: Los donantes anunci…
Los donantes anuncian contribuciones por 20,5 millones de dólares en respuesta a la catástrofe del tsunami
La FAO desempeña una función clave colaborando en la reconstrucción
16 de febrero de 2005, Roma -- Mientras la intervención de socorro en la región devastada por los tsunamis está en su segundo mes de actividades, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) anunció hoy que ha recibido promesas ciertas de contribución de los donantes por cerca de 20,5 millones de dólares para financiar la ayuda inicial en beneficio de los millones de pescadores y campesinos damnificados por el desastre.

Hará falta mucho más apoyo para la reconstrucción de los devastados sectores pesquero y agrícola, de los cuales dependen los medios de subsistencia de la mayoría de las comunidades que sufrieron más daños.

Sólo en Indonesia, los daños y las pérdidas de la agricultura, la pesca, la agroindustria, los sistemas de irrigación y drenaje, y el medio ambiente, ascienden aproximadamente a 1.300 millones de dólares.

El desafío consistirá en garantizar una utilización coordinada y óptima de la extraordinaria respuesta de los donantes a todos los organismos ejecutantes.

Las estimaciones iniciales son moderadas

Hasta estos momentos, la FAO ha recibido más de 11 millones de dólares en efectivo, en respuesta a su solicitud inicial por 29 millones de dólares. Se han confirmado oficialmente otros 9,5 millones de dólares que serán entregados por los donantes, y la Organización aportó 1,5 millones de dólares de sus propios recursos.

"El llamamiento inicial de la FAO fue moderado, se basó en la información disponible en esos momentos", declaró Richard China, coordinador en Roma de las actividades de reconstrucción de la FAO. "Se puso énfasis en la sustitución y reparación de los medios de producción, ya que por lo general se asignan fondos insuficientes a la recuperación de los medios de subsistencia en las intervenciones de respuesta ante las catástrofes."

Las prioridades inmediatas que contempló el llamamiento comprenden coordinación y asistencia técnica, suministro de aparejos de pesca, reparación y sustitución de barcos, restablecimiento y restitución de estanques piscícolas, actividades iniciales de reconstrucción de los puertos, atracaderos e instalaciones de almacenamiento y elaboración del pescado; semillas, aperos y otros insumos agrícolas; reparación de la infraestructura de riego y drenaje, y saneamiento de las tierras agrícolas contaminadas por las inundaciones de agua salada.

La coordinación eficaz es vital

Debido a las cuantiosas contribuciones de los donantes privados y públicos en respuesta al desastre (más de 5.500 millones de dólares a organismos de las Naciones Unidas y ONG, según estimaciones de las Naciones Unidas), el alcance de la devastación y la complejidad de las cuestiones que requieren atención, así como la necesidad de coordinación y asistencia técnica, revisten primordial importancia a fin de evitar un suministro excesivo de ayuda inadecuada y desarticulada, informó Richard China.

En consecuencia, los gobiernos de los países damnificados y una serie de donantes han pedido a la FAO dirigir la asistencia a los gobiernos, coordinando la planificación del restablecimiento de los sectores agrícola y pesquero. El Grupo de los 77 y el Comisionado Europeo de pesca reiteraron esta petición y pidieron específicamente a la FAO que coordine la rehabilitación de la pesca en la región.

El camino a la recuperación

Hasta el momento, la FAO ha enviado a los países damnificados un grupo de 70 expertos internacionales y regionales en pesca y agricultura.

Los expertos de la FAO están trabajando con los gobiernos y con otras contrapartes locales, para dar asistencia directa inmediata siempre que sea posible, y formular asimismo una intervención de mediano y más largo plazo a fin de ayudar a las comunidades damnificadas a recuperarse.

Las promesas de contribución oportunas y flexibles de Alemania, Noruega y el Reino Unido, canalizadas al nuevo Fondo especial para actividades de emergencia y rehabilitación, de la FAO, han permitido a la Organización enviar rápidamente expertos a los países para ayudar a los gobiernos a evaluar los daños e iniciar la planificación y coordinación de las primeras actividades de recuperación, sin la necesidad de preparar y negociar propuestas pormenorizadas de proyectos.

Otros donantes que ya han realizado o confirmado sus contribuciones para las actividades de rehabilitación de la FAO en la región son: Italia, Japón, Bélgica, China, Canadá y Palau, y prosiguen las negociaciones con otros donantes.

En varios países ya están en marcha las actividades de compras, como en Indonesia, Tailandia, las Maldivas y Sri Lanka, donde la FAO acaba de entregar su primer envío de materiales para la reparación de barcos y refacciones para motores, así como equipo para analizar la salinidad del suelo, herramientas, equipo de riego portátil y bombas para riego. Los planes de compras también abarcan la adquisición de semillas y herramientas para la estación de siembra de marzo y abril.

En Indonesia, donde las pérdidas humanas y materiales fueron más grandes, muchos de los sobrevivientes quedaron demasiado traumatizados para pensar en la recuperación.

"Una compleja serie de cuestiones, a las que se suma el trauma de la población, se traduce en que muchas familias no podrán o no querrán reanudar sus actividades de sustento anteriores a la catástrofe -explica Richard China-. La inundación de agua salada puede impedir a los campesinos cultivar sus tierras por uno o varios motivos, u obligarlos a utilizar variedades más resistentes a la sal. Los derechos de propiedad corren peligro, sobre todo en el caso de las viudas y los huérfanos. Por eso es necesario contemplar medios de subsistencia alternativos."

Pero, aclara el coordinador, el esfuerzo de recuperación podría permitir a la población salir del desastre con ventajas respecto a su situación anterior. "Existe consenso en que esta catástrofe ofrece la oportunidad de facultar a los sobrevivientes para invertir en medios de subsistencia mejores, más diversos y sostenibles, en vez de reconstruir la pobreza anterior", puntualiza.
Contacto:
Teresa Buerkle
Oficial de información, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146

Contacto:

Teresa Buerkle
Oficial de información, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146

FAO/J. Toye

Un barco de pesca encallado contra un edificio destruido en el hasta hace poco próspero centro comercial de Banda Aceh, Indonesia.

envia por correo
Los donantes anuncian contribuciones por 20,5 millones de dólares en respuesta a la catástrofe del tsunami
La FAO desempeña una función clave colaborando en la reconstrucción
16 de febrero de 2005 -- La FAO anunció hoy que ha recibido promesas ciertas de contribución de los donantes por cerca de 20,5 millones de dólares para financiar la ayuda inicial en beneficio de los millones de pescadores y campesinos damnificados por el desastre.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS