FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2006 :: Nuevos retos para e…
Nuevos retos para el comercio pesquero
Las normas para las importaciones de pescado centran reunión de la FAO
5 de junio de 2006, Santiago de Compostela (España) / Roma – La 10ª reunión del Subcomité de Comercio Pesquero de la FAO, que se desarrolló en Santiago de Compostela entre el 30 de mayo y el 2 de junio, estuvo caracterizada por un intenso debate entre los 61 países participantes sobre los retos cada vez más complejos que supone gestionar de forma responsable el comercio pesquero a nivel mundial.

Las nuevas normas sobre inocuidad, calidad, trazabilidad y etiquetado ecológico que muchas autoridades y minoristas del mundo desarrollado van imponiendo progresivamente en las importaciones de pescado, ocuparon un lugar destacado en los encuentros.

Los países en desarrollo hicieron notar que cumplir con esas normas conlleva un notable esfuerzo técnico y financiero, en especial debido a que no son universales, sino que varían mucho de un país a otro.

“Todas las delegaciones han coincidido en que es muy importante garantizar al consumidor alimentos inocuos y llevar a los mercados productos procedentes de la pesca responsable”, explicó Jorge Zuzunaga, de Perú, que presidió la reunión. “Sucede que tenemos –como señaló un delegado- una ‘colección desconcertante’ de normas diferentes que se aplican a las importaciones de pescado, lo que puede crear confusión y problemas, especialmente en los países donde la producción procede de la pesca a pequeña escala o artesanal”.

Los países en desarrollo necesitan ayuda

Los países en desarrollo dependen en gran medida de sus exportaciones de pescado al mundo desarrollado. Representa una fuente importante de empleo y de divisas: los beneficios netos del comercio pesquero en los países en desarrollo suponen más de 20 000 millones de dólares EE.UU. anuales.

“El desafío presenta un doble aspecto”, señaló Grimur Valdimarsson, responsable de la Dirección de Industrias Pesqueras de la FAO. “En primer lugar, es necesario asegurarse que las normas sobre los productos importados son justas y basadas en criterios científicos, y después, ayudar a los países en desarrollo con recursos y conocimientos de forma que sean capaces de cumplirlas”.

Al recordar que la mayor parte del pescado que se consume en el mundo procede de los países en desarrollo, Valdimarsson añadió que la FAO desearía que más países importantes proporcionaran ese tipo de ayuda.

El futuro de la pesca se decide ahora

Según Valdimarsson, en la reunión de Santiago se hizo evidente que los países exportadores de pescado son cada día más conscientes de que es vital una gestión más rigurosa de la pesca para garantizar su sostenibilidad y el futuro de las exportaciones.

Los estudios realizados por la FAO sobre las reserves ícticas demuestran que de las 600 especies importantes de valor comercial estudiadas por la Organización de la ONU, el 25 por ciento se encuentran sobreexplotadas, agotadas o recuperándose de la situación de agotamiento.

“Los países están de acuerdo en que no desean ver crecer el número de poblaciones de peces sobreexplotadas o agotadas”, dijo Valdimarsson. “Si hay menos peces, se trata obviamente de una mala noticia para la gente que depende de la pesca para ganarse la vida”.

Cerca de 200 millones de personas en todo el mundo obtienen todos o parte de sus ingresos del sector pesquero y las industrias asociadas, según la FAO.

Reuniones complementarias

Todos estos temas serán tratados en reuniones complementarias sobre las directrices propuestas por la FAO sobre el comercio pesquero responsable, cuyo borrador presentó la Organización al Subcomité la pasada semana.

Aunque los países participantes apoyaron la idea de un conjunto de directrices voluntarias destinadas a garantizar que el comercio pesquero no perjudique la gestión responsable de los recursos, no se logro finalmente el consenso para que se adoptasen. En lugar de ello, recomendaron que se siga trabajando en las directrices de forma que reflejen mejor los cambios que se están produciendo en las reglas internacionales que rigen el comercio pesquero.

Acuerdo de colaboración FAO-CITES

El Subcomité aprobó también un memorando de entendimiento entre la FAO y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). El acuerdo establece un mecanismo a través del cual FAO proporcionará a CITES recomendaciones técnicas cuando este último organismo considere necesario añadir alguna especie de peces con valor comercial a su lista de especies sujetas a restricciones comerciales debido a la necesidad de su conservación.

El Subcomité de Comercio Pesquero de la FAO es el único foro internacional dedicado a un debate permanente sobre el comercio mundial de pescado. A la reunión de este año acudieron 124 delegados en representación de 61 países, 7 organizaciones intergubernamentales y 13 ONGs.
Contacto:
Iñigo Alvarez
Oficial de información, FAO
inigo.alvarez@fao.org
(+39) 06 570 52518

Contacto:

Iñigo Alvarez
Oficial de información, FAO
inigo.alvarez@fao.org
(+39) 06 570 52518

Departamento de Pesca de la FAO

La mayoría del pescado se produce en los países en desarrollo

Documentos

Hoja informativa: El comercio pesquero internacional y la pesca mundial

envia por correo
Nuevos retos para el comercio pesquero
Las normas para las importaciones de pescado centran reunión de la FAO
5 de junio de 2006 – La 10ª reunión del Subcomité de Comercio Pesquero de la FAO estuvo caracterizada por un intenso debate sobre los retos cada vez más complejos de gestionar de forma responsable el comercio pesquero.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS