FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2006 :: El conflicto en Líb…
El conflicto en Líbano deriva hacia una grave crisis alimentaria
El suministro de alimentos y la cosecha han sido interrumpidos. La población desplazada es la más afectada
25 de julio de 2006, Roma – La creciente inseguridad y la destrucción de carreteras y puentes ha interrumpido el suministro de alimentos en el Líbano, que necesita importar alrededor del 90 por ciento de sus necesidades de cereales, según alertó hoy la FAO.

Además, el desplazamiento de la población a causa de la escalada de las hostilidades está afectando a la principal temporada de cosecha en el país.

Condiciones para una crisis alimentaria

“La combinación de estos factores crea las condiciones para una grave crisis alimentaria”, advirtió Henri Josserand, jefe del Sistema Mundial de Información y Alerta sobre la Alimentación y la Agricultura (SMIA) de la FAO.

“La producción nacional de cereales cubre normalmente tan solo el 10 por ciento de las necesidades de consumo, y el país depende en gran medida de las importaciones de alimentos de primera necesidad como trigo, arroz, azúcar y leche en polvo”, añadió.

A principios de este año, la FAO preveía para el Líbano una producción total de cereales en 2006 de unas 145 000 toneladas, -dentro de la media-, pero los expertos de la Organización creen que habrá que revisar esta cifra a la baja, ya que algunos cultivos se encuentran en zonas que son escenario de combates.

Las importaciones de cereales –principalmente de trigo- entre julio de 2006 y junio de 2007 estaban previstas en unas 800 000 toneladas. Pero la distribución de alimentos, combustible y medicinas se ha visto interrumpida por los enfrentamientos armados, y gran parte de las infraestructuras libanesas se han visto reducidas a ruinas.

Se calcula que unos 500 000 libaneses han sido desplazados por el conflicto, y que otros 200 000 han huido a países vecinos.

Ya antes del presente crisis la economía del Líbano se encontraba estancada, con escasas inversiones extranjeras, una balanza de pagos deficitaria y una deuda externa que en 2005 se calcula alcanzaba el 165 por ciento del Producto Interior Bruto.

Difícil evaluar las necesidades

“La FAO ha estado en contacto con el Ministerio de Agricultura, pero los combates han hecho difícil la evaluación de las necesidad del sector agrícola”, señaló Anne M. Bauer, Directora de Operaciones de Emergencia y Rehabilitación de la FAO. “La FAO está preparada para enviar una misión de evaluación a la región en cuanto lo permitan las condiciones de seguridad”, añadió.

La ONU lanzó ayer un llamamiento para conseguir cerca de 150 millones de dólares EE.UU para hacer frente a las necesidades más inmediatas de la población en asistencia médica, logística, agua y saneamiento, protección y servicios básicos.

Contacto:
Teresa Buerkle
Oficial de información, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146
(+39) 348 141 6671

Contacto:

Teresa Buerkle
Oficial de información, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146
(+39) 348 141 6671

envia por correo
El conflicto en Líbano deriva hacia una grave crisis alimentaria
El suministro de alimentos y la cosecha han sido interrumpidos. La población desplazada es la más afectada
25 de julio de 2006 – La creciente inseguridad y la destrucción de carreteras y puentes ha interrumpido el suministro de alimentos en Líbano, que necesita importar alrededor del 90 por ciento de sus necesidades de cereales, según alertó hoy la FAO.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS