FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2006 :: Pesca de arrastre d…
Pesca de arrastre del camarón: revolución a bordo
La BBC filma un proyecto de la FAO para mitigar el impacto ambiental de la pesca del camarón
23 de noviembre de 2006, Roma – El camarón es un crustáceo de pequeño tamaño pero de gran relevancia. Es el producto pesquero más solicitado del mundo: cada año se capturan en el mar cerca de 3,5 millones de toneladas, mientras que otras 2,4 millones proceden de la acuicultura.

Constituye una verdadera mina de oro para los países en desarrollo, que suministran el 90 por ciento de todo el camarón que se consume en los países desarrollados, por valor de 8 000 millones de dólares EE.UU anuales. Los empleos de cientos de miles de personas en los países en desarrollo dependen del camarón.

Pero este sector pesquero es uno de los que más despilfarra recursos de forma inútil. En algunos casos, por cada kilogramo de camarón los pescadores capturan de forma accidental hasta 20 kilogramos de otras especies marinas que se devuelven al mar y mueren.

Según los cálculos de la FAO, el 8 por ciento del total de las capturas–unos 7 millones de toneladas de pescado- se desperdicia cada año. De este total, la pesca de arrastre del camarón tropical tiene la tasa de descarte más alta, ya que supone 27 por ciento de los desechos -1,8 millones de toneladas-.

Las nuevas tecnologías son la solución

Los descartes de estas capturas accidentales -que además de un despilfarro tienen un impacto en determinadas poblaciones ícticas y en los ecosistemas- preocupan a la FAO desde hace años.

“La captura de ejemplares jóvenes de especies cotizadas antes de que tengan oportunidad de reproducirse supone una amenaza para la salvaguarda de las reservas ícticas. Por otro lado, la eliminación a gran escala de peces capturados de forma accidental también amenaza la biodiversidad marina, con impacto sobre la productividad pesquera”, explica Jeremy Turner, del Departamento de pesca de la Organización de la ONU.

En 2002, la FAO se alió con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial para lanzar un proyecto quinquenal dirigido a reducir las capturas no deseadas en la pesca del camarón.

Como organismo ejecutor, la FAO gestiona las actividades del proyecto en el terreno, trabajando con la industria camaronera, los pequeños pescadores, los organismos nacionales y regionales de pesca para introducir nuevas tecnologías y métodos de pesca que permitan capturar tan solo los peces deseados y de un cierto tamaño, dejando escapar a los más pequeños y a las otras especies, como las tortugas marinas. (ver recuadro de texto)

La FAO proporciona aparejos para el arrastre modificados y lleva a cabo talleres con los pescadores y armadores para explicarles su uso adecuado y los cambios en las técnicas de pesca. Al mismo tiempo, la Organización apoya la realización de experimentos con buques equipados con sensores de alta tecnología y monitores submarinos que evalúan la eficacia de las nuevas redes de arrastre.

Excelentes resultados

“Ya se han obtenido excelentes resultados, con una reducción de los descartes de hasta en un 50 por ciento en algunos casos”, explica Turner.

Ello no solo beneficia a los ecosistemas locales y a la población de peces –permitiendo que los bancos pesqueros sean más productivos-, sino que también significa un ahorro para los pescadores, que ya no tienen que perder tanto tiempo seleccionando y procesando las capturas.

La situación en Asia es sin embargo más complicada. Allí los salarios de los pescadores a veces no superan un dólar EE.UU. al día, por lo que las capturas incidentales a menudo no se descartan.

Los armadores permiten a la tripulación venderlas para el consumo humano o la acuicultura. “Representa una importante fuente de ingresos para ellos, por lo que es necesario tenerlo en cuenta además de entregarles la nueva tecnología”, asegura Turner.

Los países en los que la FAO está ejecutando el proyecto incluyen Bahrein, Camerún, Colombia, Costa Rica, Cuba, Filipinas, Indonesia, Irán, México, Nigeria, Trinidad y Tobago y Venezuela. En esta iniciativa participa también el Centro para el desarrollo de la pesca en el Sudeste asiático (SEAFEC, por sus siglas en inglés).

Un documental en la BBC

Este fin de semana el proyecto aparece en un documental producido por el ente británico “Television Trust for the Environment” en cooperación con la FAO y que será transmitido por la BBC.

El documental "Potted Shrimp" sera transmitido dentro del programa "Earth Report" de la BBC World a las 21:30 GMT del sábado 25 de noviembre, a las 11:30 GMT del domingo 26 de noviembre y a las 02:30 del lunes 27 de noviembre. (Para confirmar el horario local, visite el sitio en Internet de la BBC World)

“Tenemos mucho interés en aumentar la sensibilización sobre la forma en que las nuevas técnicas pueden proteger el medio ambiente marino y mejorar la productividad de las pesquerías”, subraya Turner.

Filmado en México, Filipinas y en la sede central de la FAO en Roma, el documental –de 22 minutos de duración- proporciona una visión general del problema de la pesca accidental y como se puede solventar gracias a las modificaciones en los aparejos de pesca.

“A pesar del éxito obtenido, continúa existiendo una grave preocupación por el elevado índice de pesca accidental y las razones que se esconden detrás. Queda todavía mucho camino por recorrer, las nuevas tecnologías son una parte de la solución, pero no una varita mágica”, advierte sin embargo Turner.

Contacto:
George Kourous
Oficina de prensa, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

Contacto:

George Kourous
Oficina de prensa, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

Foto cedida por U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration

Los buques arrastreros para la pesca del camarón desechan de media el 62 por ciento de sus capturas

Foto cedida por el U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration

La FAO colabora con los pescadores con nuevas tecnologías que permiten reducir los descartes

Las modificaciones de las redes de arrastre para camarones que promueve la FAO

La eficacia de estas tecnologías puede variar en función de las condiciones locales.

Dispositivos de exclusión de tortugas marinas
Las modificaciones a las redes, como la inclusión de una “vía de escape” que limita la captura accidental de tortugas. Estos dispositivos permiten también prevenir la captura de otras especies marinas de mayor tamaño, como tiburones, rayas y medusas.

Dispositivos reductores de las capturas incidentales
Son modificaciones de los aparejos de pesca diseñadas principalmente para excluir las capturas accidentales en las redes de arrastre del camarón. Estos dispositivos ayudan además a excluir otro tipo de especies animales, así como a otros restos flotantes en superficie.

Dispositivos de exclusión de especies jóvenes y descartes
Diseñado para excluir a los peces pequeños –normalmente ejemplares jóvenes o de especies no comerciales- de las redes de arrastre, resultando en una captura de camarones adultos y de peces de mayor tamaño.

Vidéo

Ver el documental (en ingles) (unk)

Foto cedida por el U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration

El uso de dispositivos para excluir a las tortugas en las redes de arrastre puede reducir la mortandad en estos animales

envia por correo
Pesca de arrastre del camarón: revolución a bordo
La BBC filma un proyecto de la FAO para mitigar el impacto ambiental de la pesca del camarón
23 de noviembre de 2006 - La pesca de arrastre del camarón tiene un impacto negativo tanto en la pesca comercial como en la biodiversidad marina. Un proyecto de la FAO –sobre el que la BBC acabe de realizar un documental- introduce nuevas tecnologías y métodos de pesca que están ayudando a resolver el problema.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS