FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2007 :: Zimbabwe: más de un…
Zimbabwe: más de un tercio de la población se enfrenta a la falta de alimentos
La sequía y la grave crisis económica son los responsables, según un informe FAO/PMA
5 de junio de 2007, Roma – Una mala cosecha, unida a un empeoramiento de la crisis económica, dejarán a más de 4 millones de personas en Zimbabwe necesitadas de ayuda alimentaria a principios del año próximo, según un informe dado a conocer hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA).

Debido a las cosechas escasas en la provincias meridionales del país y la creciente pobreza, tanto en el medio rural como urbano, cerca de 2,1 millones de personas se enfrentarán a una grave escasez de alimentos ya incluso en el penúltimo trimestre de 2007. El número de personas amenazadas alcanzará los 4,1 millones en los primeros tres meses de 2008, según las previsiones. Esta cifra supone más de un tercio de la población total de Zimbabwe, que es de 11,8 millones de habitantes.

Para cubrir sus necesidades básicas de alimentos se calcula serán necesarias 352 000 toneladas de cereales y 90 000 toneladas de diversos tipos de alimentos, según el informe elaborado por la Misión de evaluación de cultivos y suministro de alimentos enviada al terreno (del 25 de abril al 18 de mayo) por las dos agencias del ONU.

“Al tiempo que la sequía devastaba los cultivos en diversas regiones del país, la producción total agrícola de Zimbabwe se vio afectada también por la escasez de fertilizantes, combustible y tractores, y por los sistemas de regadío obsoletos”, señaló Henri Josserand, Jefe del Servicio mundial de información y alerta de la FAO (SMIA).

“Lo que es más importante –añadió-, los precios máximos establecidos por el gobierno han desincentivado a muchos agricultores a producir excedentes de cereales para la venta”.

Estos factores resultaron en una disminución del 6 por ciento en la superficie cultivada de cereales en comparación con el año pasado, y en una reducción sustancial del rendimiento medio por hectárea. En conjunto, la misión estima que la cosecha de abril/mayo 2007 en Zimbabwe será de 925 000 toneladas de cereales, entre los que figuran 799 000 toneladas de maíz y 126 000 toneladas de sorgo y mijo –con un descenso del 44 por ciento sobre las estimaciones oficiales de la producción del pasado año.

Las provincias más afectadas son las de Matabeleland meridional, septentrional y las Midlands, en donde muchas familias no han obtenido cosecha alguna y podrían quedarse sin alimentos ya en el próximo mes de julio. La cosecha de cereales en Manicaland y Masvingo fue también de apenas la mitad con respecto a la de 2006.

“La crisis alimentaria que se cierne sobre Zimbabwe es el resultado de otra mala cosecha, agravada por la decadencia económica sin precedentes que sufre el país, la elevada tasa de desempleo y el impacto del VIH/SIDA”, explicó Amir Abdulla, Director regional del PMA para África meridional.

“La hiperinflación, que alcanza en la actualidad el 3 700 por ciento anual, y la imparable caída del dólar de Zimbabwe, han reducido al mínimo el poder adquisitivo de la población, limitando mucho el acceso a los alimentos disponibles a las familias de ingresos medios y bajos, en particular en las áreas urbanas”, añadió Kisan Gunjal, responsable de la misión conjunta FAO/PMA.

El informe calcula que cerca de un millón de personas en las áreas urbanas se enfrentará a la insuficiencia de alimentos en los próximos meses y podría necesitar ayuda alimentaria. Sin embargo, se indica que serán necesarios nuevos estudios para afinar estas cifras.

Teniendo en consideración la próxima cosecha de trigo en octubre y las reservas actuales, el informe señala que la disponibilidad de cereales en el país africano es de 1,29 millones de toneladas, frente a un consumo a nivel nacional de 2,34 millones de toneladas. Ello hace necesario la importación de más de un millón de toneladas.

El gobierno ya ha firmado la compra de 400 000 toneladas de maíz de Malawi, y se espera que importe otras 239 000 de trigo y arroz, a pesar de la escasez de las reservas en los países de la región. Además, se calcula que otras 61 000 toneladas de maíz podrán importarse a través del comercio informal transfronterizo y los envíos de familiares en el extranjero, en especial desde Sudáfrica. Así quedaría una diferencia pendiente de 352 000 toneladas que sería cubierta por la ayuda alimentaria.

Además del llamamiento para obtener ayuda alimentaria, el informe hace recomendaciones para mejorar la cosecha del año próximo y el suministro de alimentos a nivel nacional. Ello requerirá el envío en forma adecuada y con suficiente antelación de semillas y fertilizantes para la próxima temporada agrícola. Por lo tanto, se pide al gobierno de Zimbabwe y a la comunidad internacional que trabajen de forma conjunta para mejorar la seguridad alimentaria invirtiendo en la mecanización e infraestructuras de las explotaciones agrícolas, incluyendo tractores y sistemas de irrigación.

Finalmente, el estudio apoya el objetivo recién indicado por las autoridades de apostar por una economía de mercado. Entre las medidas específicas podrían estar un reajuste del control de precios a nivel del productor, permitir la libre venta de cereales entre los agricultores, levantar la prohibición a las importaciones por parte del sector privado y retirar las restricciones al comercio transfronterizo.

Contactos:

Teresa Buerkle
Oficina de prensa, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146
(+39) 348 141 6671

Richard Lee
PMA Johannesburg
Richard.lee@wfp.org
(+27) 11 517 1536
(+27) 82 908 1446

Contacto:

Teresa Buerkle
Oficina de prensa, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146
(+39) 348 141 6671

Richard Lee
PMA, Johannesburg
Richard.lee@wfp.org
(+27) 11 517 1536
(+27) 82 908 1446

FAO/K. Gunjal

En Zimbabwe, muchas familias pueden quedarse sin alimentos ya el próximo mes de julio

envia por correo
Zimbabwe: más de un tercio de la población se enfrenta a la falta de alimentos
La sequía y la grave crisis económica son los responsables, según un informe FAO/PMA
5 de junio de 2007 – Una mala cosecha, unida a un empeoramiento de la crisis económica, dejarán a más de 4 millones de personas en Zimbabwe necesitadas de ayuda alimentaria a principios del año próximo, según un informe de la FAO y el PMA.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS