FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2007 :: Unir a las comunida…
Unir a las comunidades de montaña
Países europeos ayudan a las comunidades pobres en zonas montañosas
20 de junio de 2007, Roma – Casi un tercio de la población mundial en situación de inseguridad alimentaria vive en zonas montañosas, más de 245 millones de personas, a veces en comunidades que apenas han sido afectadas por el desarrollo. Las regiones montañosas de Europa proveen en forma creciente recursos y conocimientos a las poblaciones en zonas de altitud de los países en desarrollo.

Diversas regiones montañosas de Francia, Italia y España trabajan junto a las autoridades locales y grupos comunitarios de países en desarrollo, a veces situados a miles de kilómetros de distancia.

La FAO está llevando a cabo un intenso programa de cooperación descentralizada con las administraciones locales, en particular en Italia, donde se han firmado una decena de acuerdos a diferentes niveles, además de Francia (ocho acuerdos) y España (dos acuerdos), resultando en un total de 18 proyectos operacionales en las áreas más necesitadas del mundo, con un presupuesto de 13 millones de dólares EE.UU..

El acuerdo firmado con la región italiana del Valle de Aosta se centra en la cooperación al desarrollo de áreas montañosas, y se espera conduzca a iniciativas concretas para las personas que viven en estas zonas de los países en desarrollo. Los problemas que sufren habitualmente estos países se ven agravados en las zonas de montaña por las difíciles condiciones climáticas y los problemas de transporte, accesibilidad y distancia de los centros urbanos.

“La gente de la montaña suele conectar de forma espontánea, a pesar de la distancia geográfica y los diferentes niveles de ingresos y estilos de vida”, asegura José Antonio Prado, responsable de Ordenación Forestal en la FAO.

Las iniciativas conjuntas entre grupos locales de países ricos y pobres a través del intercambio de conocimientos y actividades tradicionales,-conocida en conjunto como cooperación descentralizada-, ofrece por un lado beneficios a los más necesitados, a los que proporciona acceso a recursos, así como a la educación, bienes y servicios. Pero también puede beneficiar a los socios más acomodados a través de la apertura de nuevos mercados, el desarrollo de nuevos productos, como tipos especiales de café o plantas medicinales y aromáticas, y como forma de protección de reservas naturales de agua dulce y biodiversidad.

Importancia de las montañas

Aunque cubren una cuarta parte de la superficie terrestre, sólo un 12 por ciento de la población mundial vive en áreas montañosas, y muchos de ellos sufren desnutrición crónica. Sin embargo las montañas son fuente de la mitad del agua dulce del planeta, y en las zonas áridas hasta el 90 por ciento del agua proviene de las montañas.

Ayudar a estas comunidades puede ser la clave para proteger y mejorar el suministro de agua dulce, al tiempo que se cierra la creciente brecha económica existente entre los residentes en las montañas y la mayoría de la población que vive en las tierras bajas.

Con la población mundial que alcanzará 8 100 millones de personas en 2030, el sector agrícola necesitará un 14 por ciento más de agua dulce para hacer frente al crecimiento demográfico.

Las montañas son también reservas de diversidad genética que ayudan a alimentar al mundo. Hoy en día se encuentran amenazadas por el cambio climático, la sobreexplotación y la degradación medioambiental.

El papel de la FAO

Un evento sobre cooperación descentralizada y desarrollo sostenible de zonas de montaña y la firma de un acuerdo entre la FAO y la región italiana del valle de Aosta, respectivamente los días 20 y 22 de junio, están centrados en el trabajo de la FAO con las autoridades locales, junto a las iniciativas de hermanamiento entre comunidades de montaña en el Norte y el Sur.

Además de su labor en diversas áreas técnicas como la gestión cuencas hídricas, la mejora de la inocuidad de los alimentos y de los medios de subsistencia, el trabajo de la FAO con las montañas incluye el proyecto SARD-M, que se ocupa de las políticas de desarrollo de estas zonas. La FAO alberga igualmente la secretaría de la Alianza para las Montañas, establecida tras la celebración del Año Internacional de las Montañas en 2002 para ayudar a mejorar las vidas de la población de las montañas y proteger sus ecosistemas en todo el mundo. La Alianza se compone de 47 miembros, 15 organizaciones intergubernamentales y 82 grupos privados y de la sociedad civil.

A través del Programa de Productos de Montaña se promueve una gama de productos de alta calidad gracias a fondos que proporciona Francia y contribuciones de Italia y el Reino Unido.

Contacto:
Alison Small
Oficina de prensa, FAO
alison.small@fao.org
(+39) 06 570 56292
(+39) 348 870 5221

Contacto:

Alison Small
Oficina de prensa, FAO
alison.small@fao.org
(+39) 06 570 56292
(+39) 348 870 5221

FAO/Aris Mihich

Las montañas cubren una cuarta parte de la superficie terrestre

FAO/Aris Mihich

Muchas comunidades de montaña apenas han sido tocadas por el desarrollo

FAO/Aris Mihich

La población de las montañas se enfrenta a dificultades climáticas y de acceso a bienes y servicios

envia por correo
Unir a las comunidades de montaña
Países europeos ayudan a las comunidades pobres en zonas montañosas
20 de junio de 2007 - Las regiones montañosas de Europa proveen en forma creciente recursos y conocimientos a las poblaciones en zonas de altitud de los países en desarrollo.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS