FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2008 :: El cambio climático…
El cambio climático: otro reto para la igualdad de género
Afecta de forma diferente a campesinos y campesinas
10 de marzo de 2008, Roma – El efecto del cambio climático “sobre la igualdad de género y la promoción de la mujer podría ser profundo, y en muchas zonas del mundo podría disminuir notablemente el progreso que habíamos logrado hasta el momento”, aseguró Þórunn Sveinbjarnardóttir, Ministra de Medio Ambiente de Islandia, en un evento hoy en la sede de la FAO para celebrar el Día Internacional de la Mujer.

Las zonas vulnerables y la población pobre se verán particularmente afectadas por el cambio climático, afirmó la Ministra. Las pequeñas comunidades indígenas sin recursos se enfrentan a cambios que afectan a sus medios de vida y a su estructura social. Añadió que los cambios de temperatura en los océanos podrían afectar a las poblaciones de peces de las que dependen muchas comunidades costeras para su supervivencia.

En zonas vulnerables de África, Asia y América Latina el cambio climático podría afectar a la vida de millones de personas, especialmente en las zonas rurales agrícolas y costeras. Estas perspectivas son especialmente preocupantes ya que la agricultura goza de un creciente reconocimiento como elemento crucial para afrontar la pobreza y la seguridad alimentaria. Todos los cambios en la producción agrícola tienen un efecto considerable en la situación de la mujer, habida cuenta de su papel decisivo en la producción alimentaria en muchas zonas.

El papel de la agricultura

James Butler, Subdirector General de la FAO, señaló que, si bien es importante tener en cuenta la importante contribución del sector agrícola y alimentario al cambio climático -con más de un 30 por ciento de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero-, también es fundamental averiguar la forma de garantizar la seguridad alimentaria cuando aumentan las temperaturas y el nivel del mar, los fenómenos extremos son más frecuentes y las tendencias estacionales se hacen difíciles de prever.

"Para estar verdaderamente preparados ante los efectos del cambio climático en la seguridad alimentaria, debemos preguntarnos quiénes son lo más vulnerables y cómo se les puede implicar a la hora de abordar esta cuestión, teniendo en cuenta la diferente vulnerabilidad de hombres y mujeres y la forma distinta en que pueden luchar contra el cambio climático”, afirmó Butler.

Todos los cambios en la producción agrícola tienen un efecto considerable en la situación de la mujer, habida cuenta su papel fundamental en la producción alimentaria en muchas zonas. La población pobre será la más afectada por el cambio climático, apuntó la Ministra islandesa.

La adaptación es la clave

En el debate del cambio climático, la adaptación goza de una creciente consideración como política clave prioritaria. Para un desarrollo seguro de las poblaciones vulnerables, sobre todo los cerca de 1 400 millones de personas de población rural dependiente de la agricultura a pequeña escala en los países en desarrollo, es fundamental una adaptación a un ritmo acelerado y bien orientado.

Debido a las desigualdades preexistentes, estos hombres y mujeres tendrán una diferente vulnerabilidad a los efectos del cambio climático. Por ejemplo, las mujeres rurales suelen tener menos recursos financieros, físicos y humanos que los hombres, y por tanto tienen menos posibilidades de respuesta a los efectos del cambio climático. Además, las mujeres suelen depender de los recursos naturales más que los hombres, de forma que, cuando los recursos se ven directamente afectados por el cambio climático, los medios de vida de las mujeres también resultan perjudicados. Aquellas estrategias de adaptación que no tengan en cuenta las diferencias de recursos y vulnerabilidad entre hombres y mujeres tienen pocas posibilidades de éxito.

Mitigación

La mitigación es otro aspecto fundamental de la respuesta al cambio climático. “La población rural pobre puede desempeñar un papel clave en la mitigación del cambio climático a través de la gestión sostenible de la tierra, los bosques y otros recursos naturales,” afirmó Jessie Rose Mabutas, Vicepresidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). Y las políticas de mitigación del cambio climático pueden representar una oportunidad histórica para reconocer y remunerar su beneficiosa contribución al medio ambiente.

Los precios internacionales de los productos agrícolas están aumentando debido a una combinación de factores: una creciente demanda de alimentos por el rápido crecimiento de países emergentes como India y China; una rápida migración sin precedentes de zonas rurales a urbanas; algunas malas cosechas recientes en varios países que pueden estar debidas al cambio climático; y la conversión del uso de la tierra de cultivos alimentarios a cultivos de biocombustibles. “Esto tendrá enormes consecuencias para la población rural, especialmente para las mujeres, que a menudo son las responsables de proporcionar la comida a la familia,” dijo Mabutas.
Contacto:
Alison Small
Oficina de prensa, FAO
alison.small@fao.org
(+39) 06 570 56292
(+39) 348 870 5221 (móvil)

Contacto:

Alison Small
Oficina de prensa, FAO
alison.small@fao.org
(+39) 06 570 56292
(+39) 348 870 5221

©FAO/Alessandra Benedetti

Þórunn Sveinbjarnardóttir, Ministra de Medio Ambiente de Islandia, en el evento FAO/FIDA por el Día Internacional de la Mujer

envia por correo
El cambio climático: otro reto para la igualdad de género
Afecta de forma diferente a campesinos y campesinas
10 de marzo de 2008 - El efecto del cambio climático “sobre la igualdad de género y la promoción de la mujer podría ser profundo, y en muchas zonas del mundo podría disminuir notablemente el progreso que habíamos logrado hasta el momento”, aseguró Þórunn Sveinbjarnardóttir, Ministra de Medio Ambiente de Islandia, en un evento en la FAO para celebrar el Día Internacional de la Mujer.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS