FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2008 :: El Director General…
El Director General de la FAO responde a las críticas del Presidente de Senegal
Las cuestiones planteadas requieren respuestas objetivas
15 de mayo de 2008, Roma - En un comunicado de diez puntos hecho público hoy, Jacques Diouf, Director General de la FAO, responde a las recientes críticas lanzadas por el Presidente de la República de Senegal contra la Organización.

El Director General de la FAO se esfuerza, de un continente a otro, para hacer frente a una crisis alimentaria mundial en cooperación con los Estados Miembros de la Organización, sus socios en el desarrollo y otros organismos del sistema de Naciones Unidas. Teniendo la obligación de defender una institución de 191 países miembros, cuya dirección le ha sido confiada de nuevo en 2005 sin oposición, no tiene intención de dejarse distraer de sus obligaciones y verse arrastrado a una polémica con motivaciones de la política interior senegalesa con el Jefe de Estado de su propio país, al que debe respeto y consideración.

Conviene sin embargo responder de forma objetiva a diferentes cuestiones planteadas por el Jefe de Estado senegalés:

1. Las “instituciones que, en Níger, han dicho que había hambruna” ¿Cuales son? ¿La FAO forma parte de ellas? A este respecto conviene recordar que en un artículo publicado en el “Quotidien” el 27 de noviembre de 2007, el periodista Paul Diene Faye, en referencia a una video-conferencia escribía con cierta ironía: “Senegal no es un país que sufre hambre, al menos el Director General de la FAO, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, no quiere afirmarlo. Eso es así, según explica Jacques Diouf, porque la FAO no tiene como objetivo indicar los lugares del mundo con escasez de alimentos. Su papel, añade, es la de publicar un documento titulado El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo. El Director General de la FAO insiste en el hecho que este documento no es instantáneo, al contrario, requiere un largo período de preparación, y se toman todas las precauciones.”

2. “Dar comida para los pobres es una limosna….” ¿Acaso la FAO distribuye comida? ¿Cuales son las instituciones bilaterales, regionales y multilaterales que hacen esta labor?

3. “La ayuda técnica a la agricultura, es ayudar a hombres y mujeres en pie y con dignidad”. La ayuda técnica es exactamente la labor que desarrolla la FAO con:

* actividades de formación sobre el terreno, en especial con el Programa de Cooperación Técnica (PCT), y el concurso de la cooperación Sur-Sur (1 473 expertos puestos a la disposición de los países en desarrollo);

* el fortalecimiento de los servicios veterinarios (lucha contra la fiebre bovina, la fiebre aftosa, la fiebre del Valle del Rift, la peste porcina africana, la perineumonía contagiosa bovina, la gripe aviar, la enfermedad de New Castle, la peste de los pequeños rumiantes, fiebre catarral ovina (lengua azul), etc y los servicios fitosanitarios (refuerzo de las capacidades de detección y de tratamiento contra la langosta del desierto, la roya del trigo, etc);

* el uso de la lucha biológica integrada: con el resultado de la disminución en un 50 por ciento la cantidad de pesticidas con un aumento del 15 por ciento de la producción de arroz;

* la difusión de las bombas de agua a mano y a pedales, la construcción de canales de irrigación, los pequeños embalses, los silos metálicos para el almacenamiento, etc;

* proyectos para aumentar la producción de arroz, maíz, mandioca, los cultivos hortofrutícolas, etc de avicultura, de cría de ganado ovino y caprino, etc, sin olvidar la introducción de micro-huertos y el desarrollo de la acuicultura;

* el restablecimiento de las capacidades productivas de los agricultores, pastores y pescadores víctimas de catástrofes naturales (inundaciones, sequías, tsunami, terremotos, huracanes, tifones, etc);

* la puesta a disposición de especialistas, agricultores, investigadores, profesores, estudiantes, etc de un sitio en Internet (WAICENT) que recibe la visita de 4 millones de usuarios al mes, que acceden a la información y las estadísticas sobre la producción y el comercio agrícola, así como sobre el agua, suelos, los insumos agrícolas, etc;

* el establecimiento con la OMS de más de 200 normas internacionales del Codex Alimentarius para la protección de los consumidores y como punto de referencia en el arbitraje en la aplicación de las reglas sanitarias y fitosanitarias de la OMC.

4. “La temporada de siembra de invierno llegará con rapidez al Sahel, a fines de mayo y primeros de junio. Su duración media es de tres meses. Podemos aprovechar esta oportunidad, que no volverá a repetirse hasta dentro de un año”. Hace casi cinco meses, el 17 de diciembre de 2007, en una conferencia de prensa en Roma, la FAO llamó la atención de la comunidad internacional sobre la necesidad de dar prioridad a la campaña agrícola 2008, y lanzó una iniciativa para luchar contra la subida de los precios de los alimentos. Se trata de permitir a los agricultores pobres de los países en desarrollo que tengan acceso a semillas, fertilizantes y alimentos para el ganado. Insumos que necesitan, pero cuyos precios también han aumentado fuertemente. En aquella ocasión el Director General anunció una contribución de 17 millones de dólares EE.UU. por parte de la FAO -si bien la Organización no es una institución financiera- para esta iniciativa, y realizó un llamamiento para movilizar 1 700 millones de dólares EE.UU. Como indican las reglas de la ayuda al desarrollo, las donaciones en dinero o en especie pasan por los canales bilaterales y multilaterales en el marco de acuerdos específicos con cada Gobierno. Por lo tanto es inexacto decir que “la FAO, por su parte, anunció que necesitaba 1 700 millones de dólares”. El llamamiento de la FAO fue aprobado por el conjunto del sistema de Naciones Unidas y de las Instituciones de Bretton Woods en el curso de una reunión que tuvo lugar en Berna (Suiza) del 28 al 29 del pasado abril. Está incluido en el comunicado presentado el 29 de abril a la prensa internacional por el Secretario General de la ONU.

En Senegal, en diciembre de 2007, junto a nuestros socios en el desarrollo, en presencia de los Ministros de Agricultura, de los Recursos Hídricos, etc el 22 de diciembre de 2007 con la prensa y después, el 17 de marzo de 2008 con los Ministerios técnicos y económicos, el Director General de la FAO mantuvo reuniones para alertar a las autoridades nacionales y la opinión pública sobre los riesgos de crisis alimentaria y para discutir las medidas necesarias para presentar este programa. Estas reuniones recibieron una amplia cobertura en la prensa nacional. ¿Por qué no se llevaron a cabo las iniciativas adecuadas en aquel momento?

5. “El camino a seguir está muy claro para aquel sector de la comunidad internacional que quiere realmente ayudar: es el de las inversiones innovadoras en el campo de la agricultura en África”. Desde el primer año de su mandato iniciado en junio de 1994, el Director General de la FAO ha lanzado sus Programas Especiales de Seguridad Alimentaria que se encuentran operativos en más de 100 países. Se concede prioridad a pequeñas infraestructuras para la irrigación y la captación de aguas realizadas por las comunidades rurales. En 15 países se han iniciado programas nacionales que conllevan medidas de política agrícola, de refuerzo institucional y de programas de inversión (en el marco de un enfoque de aldea por aldea), mientras que estos programas están en curso de formulación en otros 36 países. El Director General de la FAO repite desde hace 14 años que en Africa tiene que cesar la “lotería agrícola” (el 96 por ciento de las tierras son de agricultura de secano, mientras que el continente utiliza tan solo el 4 por ciento de sus recursos hídricos renovables). Ha dicho y no ha dejado de repetir que es necesario invertir de forma prioritaria en infraestructuras para el regadío, en los medios para el almacenamiento y acondicionamiento (las pérdidas post-cosecha oscilan entre el 40 y el 60 por ciento), en carreteras rurales, mataderos, puertos pesqueros, la cadena del frío, etc. Estos elementos figuran en un Programa detallado de Desarrollo agrícola (PDDAA), preparado en cooperación con la FAO y adoptado por la Cumbre de la Unión Africana en julio de 2003. Los costes de los diferentes apartados han sido evaluados para facilitar la financiación. A petición de los Gobiernos africanos, la FAO ha prestado también su ayuda para traducir el PDDAA en programas nacionales en 51 países.

Desde 2001, la FAO ayuda a diversas Organizaciones económicas regionales a elaborar programas regionales de seguridad alimentaria (PRSA). En África se han realizado para
la UEMOA (2002), la CEDEAO (2002), la SADC (2002, pendiente de aprobación), la COMESA (2002), la UMA (2001), la IGAD (2002), la CEEAC (preparado en 2003 y adoptado en 2004), la CEMAC (2003) y la CEN SAD (en curso de formulación). Programas similares se han elaborado para otras regiones del mundo, entre las que se incluyen los países del Caribe (CARICOM, 2002), Pacífico (PIF, 2002), Asia meridional (SAARC, en fase de formulación), Asia central (ECO, en fase de formulación) y Sudamérica (MERCOSUR, borrador preparado en 2005).

Si, como demuestran los hechos, las inversiones requeridas nunca se realizaron, ¿puede ser considerada la FAO la responsable?.Cuáles son las instituciones bilaterales, regionales e internacionales que han disminuido, hasta niveles críticos su compromiso a favor de la agricultura?.¿Acaso incluye el mandato de la FAO la financiación de las inversiones en la agricultura? ¿Quién tomó la decisión para que el porcentaje destinado a la agricultura en la ayuda al desarrollo haya pasado del 17 por ciento ha principios de los años 80 al 3 por ciento en 2005? ¿Acaso no organizó la FAO en 2002 una Cumbre Mundial sobre la Alimentación para atraer la atención de la comunidad internacional sobre esta situación y puso en evidencia la falta de voluntad política y de recursos para luchar contra la inseguridad alimentaria? En 2001, en el curso de la Cumbre del G8 en Génova en la que participó el Director General, al igual que en la Asamblea General de Naciones Unidas, el Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC) y la Cumbre extraordinaria de la Unión Africana sobre el agua y la agricultura celebrada en 2004 en Syrte, ¿ha dejado la FAO de llamar la atención de las autoridades mundiales sobre esta situación y propuesto soluciones?

6. “Es la FAO como institución la que debe ser considerada como responsable. La situación actual se debe en gran parte a su fracaso”. Los especialistas en agricultura, economistas y periodistas de todo el mundo que han analizado las causas de la crisis alimentaria, han identificado los siguientes factores:

- A nivel de la oferta: la producción agrícola se encuentra afectada por el cambio climático (inundaciones, sequías, inviernos más duros, tifones, huracanes, terremotos, etc). Además, las reservas de cereales se encuentran a su nivel más bajo desde 1980. ¿Acaso tiene la FAO un territorio nacional, con tierras cultivables y ciudadanos, entre lo que se encuentren agricultores capaces de producir productos alimentarios básicos? ¿Acaso acumula reservas de alimentos?

- A nivel de la demanda: la creciente población mundial va a pasar de los 6 000 millones de personas actuales a 9 000 millones en 2050. ¿Acaso se puede considerar a la FAO responsable del nacimiento cada año de 78,5 millones de niños? Además, la demanda de los países emergentes aumenta con gran rapidez, en especial China y la India, que con tasas de crecimiento de su PIB de entre el 8 y el 12 por ciento gracias a sus políticas nacionales y el trabajo de su población, han podido generar ingresos suplementarios para mejorar la alimentación de sus ciudadanos. La FAO no se arrepiente de su excelente cooperación con estos países. Finalmente, la nueva demanda de biocarburantes ha orientado hacia la energía productos agrícolas que antes se destinaban a la alimentación humana. En 2007/2008, cerca de 107 millones de toneladas de cereales fueron utilizadas para la producción de etanol. ¿Es la FAO la que decide las políticas para incitar las subvenciones y la protección arancelaria para desarrollar el sector de la bioenergia a nivel nacional?

- a nivel del mercado internacional: los apoyos que ofrecen los países de la OCDE a su agricultura que en términos de “Apoyo total estimado (TSE)” han alcanzado 372 000 millones de dólares EE.UU. en 2006, los derechos y regimenes arancelarios, así como las barreras técnicas al comercio son factores que también han perjudicado a la agricultura en los países en desarrollo. Estas cuestiones son objeto de arduas negociaciones en el marco de la Ronda de Doha de la OMC. ¿Acaso es la FAO la que negocia y aplica las decisiones en las relaciones comerciales internacionales? Además, las políticas agrícolas de los países en desarrollo se han liberalizado y sus estructuras de apoyo al mundo rural (extensión, suministro de insumos, almacenamiento y comercialización, crédito, estabilización de los precios) han sido progresivamente desmanteladas y han dejado a los pequeños agricultores sin defensa frente a las fuerzas del mercado internacional. ¿Ha sido la FAO la que ha hecho presión sobre los países en desarrollo para la adopción de este tipo de políticas?. Podemos añadir igualmente la especulación financiera. Los fondos de inversión especulan con los mercados de futuros y contribuyen actualmente al alza de los precios de los productos básicos, en especial los agrícolas. ¿Acaso la FAO controla estos fondos de inversión?

7. “La FAO es un pozo sin fondo”. El presupuesto bienal de la FAO es adoptado por la Conferencia del conjunto de sus Estados Miembros. Equivale por ejemplo al del Ministerio de Agricultura de Sudáfrica. Los contribución de los diferentes países varía en función del baremo de la ONU (la parte que corresponde a Senegal es del 0,004 por ciento del total). Sirve para ejecutar el programa de trabajo de la Organización. Este presupuesto es aprobado tras ser examinado por los Comités competentes que representan a los países miembros. Presenta de manera detallada todas las partidas presupuestarias en personal, equipamientos y funcionamiento. Las cuentas son auditadas regularmente. Siempre han sido aprobadas en cada ejercicio bienal. Entre 1994/95 y 2006/07, los recursos de la FAO sufrieron un descenso en términos reales del 22 por ciento, y el personal disminuyó el 24,6 por ciento, si bien el número de Estados Miembros de la Organización ha pasado de 161 a 191 en ese mismo período.

8. “Les he dicho (a los responsables de la FAO), que si continúan, voy a llevarles ante la Justicia, hay que devolver el 20 por ciento del dinero recolectado en nuestro nombre”. Estas acusaciones no merecen ningún comentario. La FAO es una Organización de Naciones Unidas cuyas modalidades de gestión colectiva intergubernamental están definidas y protegidas por un conjunto de tratados internacionales que garantizan su independencia e inmunidad en relación a las intervenciones unilaterales de los Estados. Senegal ha ratificado estos tratados y se ha comprometido a respetar el estatuto de la Organización.


9. Finalmente, dentro del sistema de Naciones Unidas, la actividad de las agencias, fondos y programas es complementaria y el Secretario General garantiza que estén coordinadas. En 2005 y 2006, un Grupo de expertos de alto nivel sobre la coherencia en el Sistema de Naciones Unidas, presidido por los Primeros Ministros de Noruega, Pakistán y Mozambique, realizó un estudio en profundidad sobre el trabajo de la ONU, publicando un informe con propuestas para hacer al sistema más eficiente sobre el terreno y con una mayor unidad. Los Embajadores y los representantes permanentes de los 192 países miembros de Naciones Unidas debaten en la Asamblea General, de forma regular, las medidas propuestas tanto a nivel mundial como nacional. Naturalmente la FAO participa en este ejercicio en forma activa, en especial a través de ocho proyectos piloto sobre el terreno.

10. Senegal dispone de intelectuales de renombre internacional, algunos de los cuales se encuentran en el extranjero y enseñan en las principales Universidades occidentales. La FAO está preparada, si el Gobierno lo desea, a trabajar con los expertos que se encuentran en los ministerios técnicos y económicos, el Instituto senegalés de Investigación agraria, la Universidad de Dakar y la de Saint-Louis, así como en la Academia de Ciencias de Senegal, para reflexionar sobre las causas de la crisis alimentaria mundial, de las posibles soluciones a corto, medio y largo plazo, los riesgos y las oportunidades para Senegal. El Gobierno podría así beneficiarse de las opiniones y reflexiones de personas competentes y obtener análisis y conclusiones pertinentes que podrían servir de bases sólidas de una acción concertada para garantizar el desarrollo agrícola y la seguridad alimentaria en Senegal.


Contacto:
Christopher Matthews
Media Relations, FAO
christopher.matthews@fao.org
(+39) 06 570 53762

Contacto:

Christopher Matthews
Oficina de prensa, FAO
christopher.matthews@fao.org
(+39) 06 570 53762

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano

El Director General de la FAO, Jacques Diouf.

envia por correo
El Director General de la FAO responde a las críticas del Presidente de Senegal
Las cuestiones planteadas requieren respuestas objetivas
15 de mayo de 2008 - En un comunicado de diez puntos hecho público hoy, Jacques Diouf, Director General de la FAO, responde a las recientes críticas lanzadas por el Presidente de la República de Senegal contra la Organización.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS