FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2008 :: Los damnificados po…
Los damnificados por el ciclón en Myanmar necesitan ayuda urgente
La FAO pide 33,5 millones de dólares para ayudar a los pequeños agricultores y pescadores a restablecer sus medios de subsistencia
17 de julio de 2008, Roma - Con la principal temporada de siembra en Myanmar próxima a terminar, se necesita ayuda agrícola urgente para restablecer la producción alimentaria en la principal zona arrocera del país, muy afectada por el ciclón, según advirtió hoy la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Actualmente, el 75 por ciento de los agricultores de la región más importante para la producción de alimentos carecen de semillas suficientes, y les queda poco tiempo antes del final de la temporada de siembra en agosto. La FAO solicita 33,5 millones de dólares EE.UU. para ayudar a las familias afectadas por el ciclón a restablecer sus medios de vida y reanudar la producción alimentaria en este momento crucial.

El total de las necesidades para las actividades de socorro y recuperación en la agricultura, la pesca, la acuicultura y la silvicultura en los próximos 12 meses asciende a 51 millones de dólares EE.UU., de acuerdo a la revisión del llamamiento de la semana pasada para intervenir en Myanmar en respuesta al ciclón Nargis. El llamamiento fue de 303 millones de dólares para todos los sectores, comprendida la agricultura. Como organismo de referencia para el sector agrícola, la FAO está desempeñando un papel clave coordinando los esfuerzos de las organizaciones humanitarias del sector.

Afectados el arroz y el pescado

Más de 783 000 hectáreas de arrozales –un 63 por ciento de los arrozales en las zonas afectadas– quedaron inundadas y hasta un 85 por ciento de las reservas de semillas resultaron destruidas tras el paso del ciclón Nargis en mayo, según las últimas evaluaciones realizadas por la FAO y el Gobierno. El organismo de la ONU afirmó que las actuales tasas de rendimiento, unidas a la pérdida de animales de tiro y motocultivadores, revelan una reducción de 550 000 toneladas en la cosecha de arroz cáscara, equivalente a un 32 por ciento de la producción en las zonas más afectadas.

También se han visto afectados más de 100 000 pescadores, con pérdidas significativas de barcos y aparejos de pesca, y han quedado destruidas más de 21 000 hectáreas de estanques acuícolas. El pescado y el arroz son los elementos clave de la dieta en Myanmar.

“Con una cosecha reducida de arroz, sin visos de satisfacer las necesidades de la población afectada, la seguridad alimentaria dependerá de ayudar a las familias campesinas en estrategias de cultivo alternativas y en restaurar rápidamente los medios de vida basados en el ganado, la pesca, la acuicultura y la silvicultura”, afirmó Anne M. Bauer, Directora de la División de Operaciones de Emergencia y Rehabilitación de la FAO.

La FAO estableció una Unidad de Coordinación de Emergencia y Rehabilitación en Myanmar poco después del ciclón y actualmente lleva a cabo un programa de recuperación de los medios de vida que abarca a los sectores agrícola, pesquero, acuícola y ganadero. Los insumos clave para la temporada monzónica, como semillas de arroz cáscara de alto rendimiento, fertilizantes, motocultivadores, animales de tiro, pienso animal y vacunas para el ganado, ya han sido distribuidos por la FAO o están actualmente de camino hacia los 41 000 hogares en los municipios de Yangon y Ayeyarwady.

Las evaluaciones de la FAO identificaron necesidades de emergencia y rehabilitación para la agricultura, ganadería, pesca y acuicultura, silvicultura y en la coordinación. Entre los grupos vulnerables que necesitan ayuda inmediata se encuentran las más de 50 000 familias de pequeños agricultores y 90 000 familias de campesinos sin tierras.

Impulsar la producción alimentaria

La FAO necesita con urgencia recursos adicionales para ampliar su ayuda a la población necesitada. Para ello ha revisado sus necesidades financieras, pasando de 10 millones de dólares, de los cuales casi tres cuartas partes han sido ya aportados por los donantes, a 33,5 millones de dólares.

Con esta revisión del llamamiento, la FAO pretende impulsar la producción alimentaria de los agricultores de pequeña escala mediante la rápida distribución de semillas de arroz cáscara y de cultivos de verano, fertilizantes, animales de tiro, bombas de agua, y equipos para acelerar la preparación del suelo y la plantación. El tiempo es también un factor crítico para las campañas de vacunación con las que prevenir la propagación de enfermedades del ganado y mejorar la salud y la productividad de los animales supervivientes.

Los medios de subsistencia de las familias sin tierras –que dependen del trabajo en granjas, la jardinería, la pequeña producción de ganado y las actividades no agrícolas– son los más afectados. Las iniciativas propuestas por la FAO incluyen la distribución de material para la producción de hortalizas, plántulas de árboles frutales, semillas de cultivos comerciales y aperos y pesticidas para la producción en huertos con el objetivo de aumentar la disponibilidad de alimentos nutritivos, especialmente entre los escolares y huérfanos, y revitalizar la generación de ingresos. La distribución de pequeños rumiantes, cerdos, aves de corral y pienso animal también proporcionará rápidamente huevos, carne y leche a las familias sin tierras para su consumo y venta.

La ayuda propuesta a los pescadores se centra en el suministro urgente de aparejos de pesca, equipos de reparación de barcos y herramientas, material acuícola, y equipamiento para la conservación y procesado de pescado para fortalecer sus medios de subsistencia desde la captura hasta la preparación y venta. Las actividades de la FAO también pretenden restablecer los medios de vida en las comunidades costeras estableciendo viveros y reforestando manglares, ya que contribuirán también a proteger a estas comunidades de los embates del mar en el futuro.
Contacto:
Teresa Buerkle
Oficina de prensa FAO, Ginebra
teresamarie.buerkle@fao.org
(+41) 22 917 27 70
(+41) 78 900 43 93

Contacto:

Teresa Buerkle
Oficina de prensa, Ginebra
teresamarie.buerkle@fao.org
(+41) 22 917 27 70

Foto: © FAO/Piera Blasotti

La FAO distribuyó a los agricultores damnificados por el ciclón 600 búfalos, indispensables para labrar los arrozales antes de la siembra

envia por correo
Los damnificados por el ciclón en Myanmar necesitan ayuda urgente
La FAO pide 33,5 millones de dólares para ayudar a los pequeños agricultores y pescadores a restablecer sus medios de subsistencia
17 de julio de 2008 - Con la principal temporada de siembra en Myanmar próxima a terminar, se necesita ayuda agrícola urgente para restablecer la producción alimentaria en la principal zona arrocera del país, muy afectada por el ciclón.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS