FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2008 :: Clinton en la ONU: …
Clinton en la ONU: los problemas alimentarios, energéticos y financieros están relacionado
El Director General de la FAO subraya la necesidad de una Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria
24 de octubre de 2008, Nueva York/Roma - El ex presidente de EE.UU, Bill Clinton, pidió a la comunidad internacional que deje de utilizar la crisis financiera mundial “como excusa” para evitar enfrentarse al aumento del hambre, añadiendo que, a largo plazo, tan solo la autosuficiencia agrícola puede ayudar a reducir el hambre en el mundo y evitar el riesgo de futuras dificultades financieras.

Las declaraciones de Clinton se produjeron durante su discurso en la celebración del Día Mundial de la Alimentación en la sede de la ONU, que marcaba el 63 aniversario de la fundación de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

“Los alimentos no son un producto básico cualquiera”, subrayó Clinton, que preside una organización no gubernamental que lleva su nombre.

“Tenemos que regresar –dijo- a una política de máxima autosuficiencia agrícola”. Aunque admitió que siempre existirá un mercado mundial para productos como el arroz, el trigo y el maíz, aseguró que “es una locura pensar que podemos desarrollar muchos de los países en los que trabajo sin incrementar su capacidad de autoalimentarse y tratando a los alimentos como si fuera un aparato de TV en color”.

Clinton abogó por un incremento del comercio justo, de la comercialización directa y otras políticas destinadas a igualar las oportunidades de los productores agrícolas en los países desarrollados y los pequeños campesinos que son responsables de la “parte del león” en la producción alimentaria a nivel mundial.

Crisis interrelacionadas

El tema de la conmemoración de este año del Día Mundial de la Alimentación ha sido La seguridad alimentaria mundial: los desafíos del cambio climático y la bioenergía, pero el evento ha adquirido un carácter de mayor urgencia a causa del incremento del hambre y de las preocupaciones económicas.

“La crisis alimentaria, la crisis energética y la financiera apuntan todas al mundo interdependiente en el que vivimos, y a que no podemos ser indiferentes al destinos de nuestros semejantes”, advirtió Clinton.

“Es importante –añadió- que los países ricos y las personas adineradas y las empresas poderosas se den cuenta que por mucho que se hayan visto afectadas por esta crisis financiera, no puede ser una excusa para evitar hacer frente a otras cuestiones, ya que hacerlo nos ayudará en realidad a evitar a largo plazo una nueva crisis financiera”.

En una intervención previa a la de Clinton, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, pidió a los países que trabajen juntos para alcanzar “un enfoque global de la seguridad alimentaria”.

“Las dificultades actuales solo se intensificarán, si no actuamos con decisión ahora”, señaló el responsable de Naciones Unidas.

“Queda muy lejos la época en que la comunidad internacional podía hacer frente a los problemas de uno en uno”, aseguró el Presidente de la Asamblea General de la ONU Miguel d’Escoto, quien pidió a los países donantes que tripliquen los fondos disponibles para ayudar a los países en desarrollo.

“Debemos buscar soluciones que trasciendan la estrechez de los intereses nacionales y sirvan para el bien de todos los pueblos y naciones, así como para el de nuestro frágil planeta”, aseguró D’Escoto a los participantes en la Asamblea.

Repercusiones sociales y petición de una cumbre alimentaria

El Director General de la FAO, Jacques Diouf, advirtió igualmente de graves consecuencias sociales si no se aborda la cuestión del hambre.

“El aumento de las diferencias entre una riqueza fabulosa y la pobreza abyecta ha empujado a muchos desposeídos y desesperados a exiliarse, a otras tierras o continentes, en busca de la tierra prometida”.

“De frente a la inmigración –añadió-, algunos ricos se atrincheran dentro de sus fortalezas. ¿Pero como puede detenerse un éxodo masivo si no es con el crecimiento económico, y en especial con el desarrollo agrícola, dado que el 70 por ciento de los pobres viven en zonas rurales?

Diouf pidió una revisión urgente de los aranceles aduaneros y otras barreras técnicas que, según señaló “distorsionan las reglas de la competencia en el comercio internacional”.

“Necesitamos construir nuevas relaciones internacionales que proporcionen a los agricultores de los países desarrollados ingresos comparables a los del resto de sus conciudadanos en los sectores secundario y terciario, pero sin penalizar con ello a los campesinos de los países en desarrollo”, señaló Diouf.

“Por último, Estados Unidos, junto a los países del G8, cuya presidencia ocupará el Primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, la Unión Europea, el G5, el Consejo de Cooperación del Golfo y el resto de los Estados miembros de la FAO y de la ONU deben ser capaces de convocar, en la primera mitad de 2009, una Cumbre Mundial sobre seguridad alimentaria, a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno, que pueda alcanzar un amplio consenso para erradicar el hambre en el mundo. Esta nueva Cumbre Mundial sobre la Alimentación debería lograr encontrar los 30 000 millones de dólares EE.UU. anuales necesarios para desarrollar las infraestructuras rurales e incrementar la productividad agrícola en los países menos desarrollados”.

Las cifras dadas a conocer recientemente por la FAO indican que 75 millones más de personas se han visto abocadas a una situación de hambre en 2007, con lo que el número estimado de desnutridos en todo el mundo alcanza los 923 millones.


Contacto:
Oficina de prensa FAO
FAO-Newsroom@fao.org
(+39) 06 570 53625

Contacto:

Oficina de Prensa, FAO
FAO-Newsroom@fao.org
(+39) 06 570 53625

Photo courtesy of UN DPI

El ex presidente Clinton interviene en el Día Mundial de la Alimentación en Nueva York.

Vidéo

Vea la ceremonia del DMA en Nueva York (streaming)

envia por correo
Clinton en la ONU: los problemas alimentarios, energéticos y financieros están relacionado
El Director General de la FAO subraya la necesidad de una Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria
24 de octubre de 2008 - El ex presidente de EE.UU, Bill Clinton, pidió a la comunidad internacional que deje de utilizar la crisis financiera mundial “como excusa” para evitar enfrentarse al aumento del hambre, añadiendo que, a largo plazo, tan solo la autosuficiencia agrícola puede ayudar a reducir el hambre en el mundo y evitar el riesgo de futuras dificultades financieras.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS