Ayuda para las abejas de la India para evitar un virus mortal y la introducción de abejas europeas exóticas


A través de una combinación de capacitación, extensionismo y técnicas asiáticas de apicultura, la industria de la miel en el sur de la India puede salvarse de un virus que ha diezmado las colmenas locales, según un informe de la FAO. Tras haber estudiado esta situación, la experta en apicultura Nicola Bradbear presentó planes para introducir abejas europeas de alto rendimiento (Apis mellifera) en el estado meridional de Karnataka, en la India, a fin de contener los efectos de virus tailandés de la cría sacciforme (TSBV). “No está demostrado que la Apis mellifera pueda sobrevivir en las actuales condiciones”, aseguró..

Karnataka: un funcionario de extensión con las abejas locales

Karnataka solía ser un gran productor de miel, pero durante los pasados cinco años ha desaparecido hasta el 90 por ciento de las colonias de Apis cerana, la abeja autóctona. Los apicultores, que antes obtenían un ingreso decente, superior a los dos mil dólares EE.UU. anuales, de la Apis cerana, ahora tienen que ganarse la vida como jornaleros o trabajadores itinerantes.

Los extensionistas, que buscaban una salida de la crisis, se enteraron de que las exóticas abejas europeas productoras de miel, resistentes al TSBV, se habían introducido con éxito en el norte de la India y estaban rindiendo abundantemente. Pero la Dra. Bradbear descubrió que importar la Apis mellifera a Karnataka apenas mejoraría la situación. “La Apis mellifera presentará nuevos problemas para los extensionistas y apicultores debido a las enfermedades locales a las que será vulnerable, y por las nuevas enfermedades que podría traer”, afirmó. También advirtió sobre un riesgo ecológico: “Información de otras regiones de Asia indica que la introducción a gran escala de Apis mellifera... puede hacer que se pierda la especie local de abejas... La pérdida de especies de abejas productoras de miel puede conducir a la pérdida de especies polinizadoras y, por lo tanto, a una pérdida todavía mucho mayor de biodiversidad”.

El informe de la experta añade que criar abejas europeas sólo es viable desde el punto de vista económico si se hace a gran escala, y esto no es adecuado para los apicultores que carecen de tierras de Karnataka. La experiencia de los apicultores locales confirma las reservas de la consultora. Algunos de ellos ya han tratado de cuidar colmenas de Apis mellifera y han encontrado que no prosperan y que cuando llueve no salen para nada de sus colmenas.

Se ha creado un Programa de Cooperación Técnica de la FAO para ayudar a restablecer la industria productora de miel en Karnataka, como fuente de ingresos para los campesinos sin tierras.

Este programa tiene tres propósitos principales:

  • enseñar a los extensionistas a tratar con eficacia la Apis cerana, en particular cómo seguir criando esta especie en presencia del TSBV;
  • alentar a los extensionistas a comenzar a trabajar con los recolectores de miel silvestre, que son sobre todo nómadas, y que según ciertos cálculos recogen más del 50 por ciento de la miel que se produce en ese estado, de las colmenas de la Apis dorsata;
  • ayudar a los apicultores y a los recolectores de miel silvestre a aumentar al máximo el potencial comercial de su miel, cera de abejas y polen.

Este programa aprovechará la experiencia vietnamita en el tratamiento del TSBV. Se enviará a seis extensionistas y apicultores de la India al Centro de Investigación sobre la Abeja de Hanoi, para que reciban capacitación. La experiencia de Asia de los últimos 20 años, muestra que, siempre que se traten con cuidado, empiezan a producirse colmenas de Apis cerana a los diez años del brote de esa enfermedad, y ya hay indicios de recuperación de la población de esta especie en Karnataka.

9 de mayo de 1997

Más información:


 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO,1997