La mitigación de la pobreza acapara la atención en el foro forestal


Alrededor de una cuarta parte de la población mundial de escasos recursos vive directa o indirectamente de los recursos forestales (FAO/17690/A.Conti)

 

 

El foro internacional celebrado en Toscania, Italia, del 4 al 7 de septiembre recomendó la elaboración de una guía para incrementar la participación de la silvicultura en la mitigación de la pobreza. Esa guía determinará formas específicas para que la política, la legislación y los programas del sector forestal puedan enfocarse a la reducción de la pobreza con mayor eficacia. También proporcionará ejemplos y sugerencias para las personas encargadas de elaborar los programas destinados a la población de las comunidades de los bosques.

Las principales contribuciones de los bosques y los árboles a los medios de subsistencia de la población rural pobre son bien conocidas: incrementar los ingresos, mejorar la seguridad alimentaria, reducir la vulnerabilidad y aumentar el bienestar. Con todo, un amplio conjunto de factores puede modificar la relación económica entre las personas pobres y los bosques. El foro "El papel de la silvicultura en la mitigación de la pobreza" se propuso especificar precisamente estos factores. Asistieron 50 altos funcionarios del sector forestal y expertos de organizaciones internacionales, representantes de los organismos bilaterales y multilaterales, de instituciones de investigación y ONG de todo el mundo.

Entender la realidad de la población de los bosques

Los participantes se organizaron en grupos de trabajo para examinar seis estudios de casos de países -de Bolivia, Honduras, Malí, Nepal, Tanzania y Viet Nam-, previamente elaborados para servir de base para las actividades de la reunión. "Al formar los grupos pudimos ver las situaciones reales de los países reales -explica Katherine Warner, Oficial Superior de Silvicultura de la FAO, especialista en silvicultura comunal-. Por ejemplo ¿qué impide al programa de silvicultura de Nepal obtener más beneficios para los miembros de su comunidad? A partir de eso fue posible estipular medidas específicas que seguramente repercutirán en forma directa en la pobreza".

Está previsto elaborar una guía de medidas específicas para imprimir mayor eficacia a las políticas, la legislación y los programas para reducir la pobreza (FAO/S.Braatz)

 

Entre las cuestiones surgidas en los grupos de trabajo están las siguientes:

  • La importancia de la población local como principal participante en los lugares donde los bosques siguen ocupando una posición central en los sistemas de subsistencia. Satisfacer las necesidades de los pobres debería ser el principal objetivo de la gestión forestal, y esto debería reflejarse en acuerdos relativos al control y la tenencia de las tierras.
  • Un acceso seguro a los recursos forestales. Hacen falta políticas que reconozcan los derechos locales donde funcionan en forma viable prácticas y sistemas comunales de ordenación forestal. Warner dice: "Aun donde existen estas políticas, a veces los procedimientos son demasiado complejos o rebasan las posibilidades de la comunidad, y al final no se pueden ejercer esos derechos".
  • La necesidad de una asociación amplia y coordinada entre los gobiernos, los organismos externos y las personas pobres. Tiene igual importancia la colaboración entre los sectores complementarios, como la infraestructura, la educación y la agricultura.
  • La necesidad de políticas, leyes y reglamentos que gobiernen con eficacia la utilización y la gestión de los bosques.

Uno de los resultados importantes del foro fue la percepción de la responsabilidad común. "Los resultados del foro deberían contribuir a dar mayor eficacia a la asistencia técnica y económica para producir beneficios para las personas pobres a partir de la gestión sostenible de los recursos forestales y los árboles", afirmó Hosny El Lakany, Subdirector General del Departamento de Montes de la FAO.

El Banco Mundial calculó recientemente que los medios de subsistencia de una cuarta parte de la población pobre del mundo dependen directa o indirectamente de los bosques, motivo suficiente para crear planteamientos integrados a fin de reducir la pobreza mediante la gestión sostenible de los bosques. Warner afirmó: "A consecuencia de los compromisos de la política internacional, se dará más atención que antes a la pobreza y se destacará más el lugar de ésta en las cuestiones relativas a la gestión de los bosques y los recursos naturales".

26 de septiembre de 2001

 

Más información

 


Página inicial de la FAO 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 2001