GAEZ - Global Agro-Ecological Zones
 


Idoneidad Agrícola y Rendimientos Potenciales

Para evaluar la productividad de la tierra de secano se usa un modelo de balance hídrico para determinar el inicio y la duración del período con agua suficiente para sostener el crecimiento del cultivo. Algunas condiciones de humedad, junto con otras características climáticas (radiación y temperatura) se usan  en un modelo de crecimiento simplificado y robusto para calcular la biomasa de producción potencial y el rendimiento [...]

Rendimiento agroclimático

Rendimiento agroclimático

El rendimiento de la cosecha libre de constricciones, calculado en el modelo de biomasa AEZ, refleja el rendimiento potencial referente a los regímenes de temperatura, radiación y humedad prevalecientes en las respectivas cuadrículas. El modelo requiere las siguientes características del cultivo: Duración del ciclo de crecimiento (días desde el nacimiento hasta la madurez completa); duración del período de formación del rendimiento; índice máximo de fotosíntesis en las temperaturas prevalecientes, índice del área foliar durante el mayor índice de crecimiento; índice de cosecha; grupo de adaptabilidad del cultivo; sensibilidad de la duración del ciclo de crecimiento al suministro de calor; requerimientos hídricos específicos por etapa de desarrollo del cultivo y coeficientes de respuesta del rendimiento del cultivo ante el estrés hídrico. El rendimiento agroclimáticamente  alcanzable ha sido calculado a nivel de /tipo de uso de tierras para los tres niveles de insumos (alto, intermedio y bajo) y los tres tipos de suministro de agua (secano, regadío con conservación de aguas y riego).

Limitaciones del rendimiento climático

Limitaciones del rendimiento climático

Además de ofrecer cálculos de rendimiento de cultivo agroclimáticamente alcanzable, el modelo ofrece información sobre las limitaciones relacionadas con el clima que afectan el rendimiento del cultivo. Estas limitaciones incluyen restricciones de temperatura, restricciones de humedad y restricciones de rendimiento debidas a plagas, enfermedades y trabajabilidad del terreno. El déficit hídrico del cultivo (condiciones de secano) o los requerimientos de riego (condiciones de riego) se ofrecen como resultado del modelo.

Calendarios de cultivos

Calendarios de cultivos

Los resultados del cálculo de la biomasa y del rendimiento dependen de la programación del ciclo de rendimiento del cultivo (calendario del cultivo). Por cada cuadrícula las fechas de inicio y de finalización de cada ciclo de crecimiento del cultivo/tipo de uso de tierras están determinadas óptimamente para obtener el mejor rendimiento posible, separadamente para condiciones de secano y de riego. Este procedimiento garantiza también la adaptación en las simulaciones con condiciones históricas de tiempo año por año y permite mejores cambios y adaptación en el calendario de cultivos bajo distorsiones climáticas aplicadas en conformidad con varios escenarios de cambio climático.

Idoneidad y productividad agroecológicas

Idoneidad y productividad agroecológicas

La explotación agrícola adecuada del potencial climático y el mantenimiento de la productividad del suelo dependen enormemente de la fertilidad del suelo y de la gestión de los suelos de forma ecológicamente sostenible. La fertilidad del suelo tiene que ver con la capacidad del suelo de retener y garantizar sustancias nutritivas y agua para que los cultivos utilicen al máximo los recursos climáticos de un área determinada. La fertilidad del suelo está determinada tanto por sus propiedades físicas como químicas. Una buena comprensión de estos factores y de sus interrelaciones es fundamental para utilizar eficazmente los recursos de clima, terreno y cultivo para optimizar el uso y la producción.
Basándose en las exigencias básicas de suelo de los cultivos, se ha establecido un número de características del suelo relacionadas con el rendimiento del cultivo. Para la mayoría de los cultivos y de los cultivares, los niveles óptimos, subópticos, marginales e inidóneos de las características de estos suelos ya se conocen y han sido cuantificados. Más allá de los rangos críticos, no se puede esperar un rendimiento satisfactorio del cultivo a menos que se adopten medidas precautorias especiales. Las clasificaciones sobre la idoneidad del suelo se basan en el conocimiento de los requerimientos del cultivo, de las condiciones prevalecientes del suelo, de la gestión aplicada de los suelos. En otras palabras, el procedimiento de idoneidad del suelo cuantifica hasta qué punto las condiciones del suelo son adecuadas para las exigencias del cultivo bajo insumos definidos y circunstancias de gestión.
La idoneidad agroecólogica y la productividad se presentan para cuatro niveles de insumos (alto, intermedio, bajo y mixto, cinco sistemas de suministro de agua (secano, secano con conservación de aguas, irrigación por gravedad, irrigación por aspersión, irrigación por goteo), a nivel del cultivo (49 cultivos) para el clima de referencia (1961-1990) y para condiciones climáticas futuras. Además, se cuenta con tablas de resumen exhaustivo de cultivos por unidades administrativas para visionar y bajar.

Índice de idoneidad del cultivo (nivel de insumos mixto) - Trigo de secano, período de referencia; 1961–1990

Índice de idoneidad del cultivo, © Fao

Galería de fotos

Rice terraces. Indonesia. ©FAO/Roberto Faidutti / FAO
Dominant land cover pattern. GAEZ. ©FAO/IIASA
Input supply to vulnerable populations under the ISFP. Kenya. ©FAO/Sarah Elliott / FAO
Thermal zones. GAEZ. ©FAO/IIASA
Close up of apples, limes, oranges and tomatoes on sale at a local market in Nepal. ©FAO/Giampiero Diana / FAO
Aggregate crop yield in 2000. GAEZ. ©FAO/IIASA
Harvesting rice in east Java. Indonesia. H. Null / FAO
Dominant land cover pattern. GAEZ. ©FAO/IIASA
Flood recession rice fields. Cambodia. ©FAO/ Giuseppe Bizzarri/ FAO
Acceso rápido al portal

Síguenos!
Twitter    RSS
Share me: