Español || Français
      AQUASTAT Home        About AQUASTAT     FAO Water    Statistics at FAO

Featured products

Main Database
Dams
Global map of irrigation areas
Irrigation water use
Water and gender
Climate info tool
Institutions

Geographical entities

Countries, regions, river basins

Themes

Water resources
Water uses
Irrigation and drainage
Wastewater
Institutional framework
Other themes

Information type

Datasets
Publications
Summary tables
Maps and spatial data
Glossary

Info for the media

Did you know...?
Visualizations and infographics
SDG Target 6.4
KWIP
UNW Briefs
     
El Salvador

Año: 2015 Fecha de revisión: -- Tipo de revisión: --

Informe regional: América del Sur, Centroamérica y Caribe

Formato d'impression:

Datos:

Presas:

H2O:
(Haga clic en el mapa para ver un mapa detallado)
Cláusula de exención de responsabilidad


Geografía, clima y población

Geografía

El Salvador se ubica en la costa del Pacífico de la región centroamericana entre los 87°41’ y 90°08’ de longitud oeste y los 13°09’ y 13°27’ de latitud norte. Tiene una superficie de 21 040 km2. Es la más pequeña de las repúblicas centroamericanas y limita al norte y noreste con Honduras, al este con el Golfo de Fonseca que lo separa de Nicaragua, al sur con el Océano Pacífico y al oeste y noroeste con Guatemala. El Salvador el único país centroamericano que no posee mar Caribe. Administrativamente, el país se divide en 14 departamentos.

En 2012 el área cultivada fue de 930 000 de ha (705 000 ha de cultivos temporales y 225 000 ha de cultivos permanentes) (Tabla 1). La cobertura boscosa del país representa el 13 por ciento del territorio nacional.


Orográficamente se diferencian tres regiones comprendidas entre los 0 y 2 700 m: (i) la planicie costera a lo largo del litoral del Pacífico con un ancho máximo de 32 km próximo al Golfo de Fonseca (15 por ciento del territorio); (ii) la Meseta Central de cerros, valles y altiplanicies, elevación media de 600 m (25 por ciento del territorio), en la cual se concentra la mayor parte de la población; (iii) la zona montañosa, de serranías, valles estrechos y cañadas (60 por ciento del país), donde se cultiva la mayor parte del café que se produce en El Salvador.

Clima

El clima se determina por las masas de aire húmedas provenientes del Caribe (vientos alisios), los movimientos de la zona de convergencia intertropical (ZCIT) que mantiene temperaturas estables todo el año y los vientos del norte que transportan masas de aire fresco al final del año. Se distinguen tres zonas climáticas:

  • Sabana Tropical Caliente o Tierra Caliente (90 por ciento del país), en las planicies costeras y los valles intermedios, de 0 a 800 m, con rango de temperatura de 22°C a 28°C, que comprende todas las cabeceras departamentales menos Cojutepeque y Nueva San Salvador.
  • Sabana Tropical (6 por ciento del país), en las planicies altas y estribaciones montañosas, de 800 a 1 200 m, con rango de temperatura de 19°C a 22°C, donde se encuentran las cabeceras de Cojutepeque y Nueva San Salvador.
  • Clima Tropical de Altura, de 1 200 a 2 700 m; esta zona divide en dos partes: de los 1 200 a los 1 800 m, con un rango de temperaturas de 16°C a 20°C, y de 1 800 a 2 700 m, con un rango de temperatura de 10°C a 16°C. Ocasionalmente, en las zonas más altas entre los 2 000 y 2 700 metros sobre el nivel del mar, se pueden tener temperaturas cercanas a los 0°C en los primeros meses de la época seca (noviembre – enero).

Las precipitaciones medias anuales varían desde 1 400 mm en la región noroeste fronteriza con Guatemala, hasta 2 400 mm en la región montañosa (volcanes de Santa Ana e Izalco), siendo la precipitación media anual nacional de 1 784 mm. La precipitación presenta una distribución bimodal, con junio y septiembre los meses más lluviosos: la época seca de noviembre a abril y la época lluviosa de mayo a octubre. Entre ambas estaciones se suceden dos transiciones, de la seca a la lluviosa en abril-mayo y de la lluviosa a la seca en octubre-noviembre. En la época seca se produce menos del 20 por ciento de la precipitación anual, por lo cual los cultivos suelen necesitar riego. Entre julio y agosto suelen presentarse de 10 a 20 días sin lluvias durante los cuales resulta beneficioso el riego suplementario.

Población

En 2013 la población total del país ascendía a 6 340 000 habitantes, de los cuales el 34 por ciento era población rural (Tabla 1). La densidad de población a nivel nacional es de 301 habitantes/km2, pero esta puede variar desde los 1 890 habitantes/km2 en el departamento de San Salvador o los 440 habitantes/km2 en el departamento de La Libertad a los 108 habitantes/km2 en el departamento de Chalatenango. Durante el período 2003-2013, la población creció con una tasa promedio del 0.5 por ciento anual.

In 2012, el 90 por ciento de la población tenía acceso a fuentes mejoradas de agua potable (95 y 81 por ciento en áreas urbanas y rurales respectivamente). La instalación sanitaria mejorada abarca al 71 por ciento de la población (80 y 53 por ciento en áreas urbanas y rurales respectivamente).

Un 41 por ciento de los hogares se encuentra en pobreza. De estos, 12 por ciento se encuentra en pobreza extrema y un 29 por ciento se encuentra en pobreza relativa (MINEC, 2012).

Economía, agricultura y seguridad alimentaria

En 2012, el Producto Interno Bruto (PIB) ascendía a 23 864 millones de $EE.UU. La contribución de la actividad agrícola al PIB ha bajado desde el 18 por ciento del total de la economía en 1991 al 13 por ciento en 2011.

En 2013, la población total económicamente activa es de 2 693 000 habitantes o 42 por ciento de la población total del país. La población total económicamente activa en la agricultura es de 574 000 habitantes (21 por ciento de la población total económicamente activa) de los cuales el 10 por ciento son mujeres.

La seguridad alimentaria se encuentra amenazada recurrentemente por la variabilidad climática, eventos meteorológicos extremos asociados al cambio climático y algunos factores internos como la erosión, la deforestación, ausencia de obras de conservación y el sobre uso de agroquímicos. El porcentaje de niños menores de 5 años con desnutrición global es de 6 por ciento.

Con el fin de contrarrestar la amenaza a la seguridad alimentaria, a partir del año 2011 el Ministerio de Agricultura y Ganadería ha implementado el “Plan de agricultura familiar y emprendedurismo rural para la seguridad alimentaria y nutricional 2011-2014 (PAF)” el cual lo conforman cuatro programas estratégicos.

Los cultivos tradicionales para exportación son el café como principal producto y la caña de azúcar. Entre los cultivos no tradicionales el ajonjolí, frutas, coco y tomate.

Recursos hídricos

Recursos hídricos superficiales y subterráneos

Los recursos hídricos renovables superficiales internos se estiman en 12.05 km3/año (SNET, 2005), los recursos hídricos renovables subterráneos internos en 6.15 km3/año y la superposición entre los recursos hídricos superficiales y los recursos hídricos subterráneos en 2.57 km3/año, dando unos recursos hídricos internos renovables de (RHIR) 15.63 km3/año. El 84 por ciento de esta escorrentía superficial ocurre durante la estación lluviosa y 16 por ciento durante la estación seca. El Salvador es el único país de Centro América cuyo territorio drena enteramente hacia la vertiente del Océano Pacífico. El país cuenta con aproximadamente 360 ríos que en su conjunto forman 10 regiones hidrográficas.

El caudal de entrada se estima en 10.636 km3/año (desde Honduras a través del río Lempa en 3.587 km3/año y desde Guatemala en 7.049 km3/año). Se obtiene por lo tanto unos recursos hídricos renovables totales de 26.266 km3/año (Tabla 2). En lo que respecta al río Goascorán, mientras que se origina en Honduras y luego pasa a formar la frontera entre Honduras y El Salvador, se considera que los dos países contribuyen de igual forma al río y por lo tanto no se considera como caudal de entrada desde Honduras hacia El Salvador. No existen salidas desde El Salvador hacia otros países, solo hacia el mar.


En 2010, el agua municipal residual producida en El Salvador fue de 97 millones m3, de los cuales 1 millón de m3 fueron tratados.

Lagos y Embalses

Existen en El Salvador 4 lagos (Ilopango, 70.1 km2; Guija, 44.1 km2, Coatepeque, 24.8 km2; y Olomega, 24.2 km2).

En 2013, la capacidad total de almacenamiento de los embalses es de 3.88 km3. El país posee cuatro embalses principales para el almacenamiento de agua destinada a la generación hidroeléctrica: 5 de Noviembre con una superficie del embalse de 16 km2 y una capacidad del embalse de 0.324 km3, Cerrón Grande de 135 km2 y 2.180 km3, 15 de Septiembre de 36 km2 y 0.380 km3 y Guajoyo de 26 km2 y 0.995 km3. También existe una serie de pequeños reservorios (30-50), que son destinados mayoritariamente para riego en cooperativas y fincas privadas. Su extensión promedio son de 60m x 60m x 2m de profundidad, por lo que se ha estimado un volumen total de 0.0004 km3.

Como parte de los ecosistemas naturales el país alberga importante variedad de humedales comprendidos en el área marino-costera y las zonas montañosas y de volcanes. El área cubierta en el inventario nacional de humedales se estima en 113 835 ha representando el 5 por ciento del territorio nacional. Estos ecosistemas brindan una importante gama de bienes y servicios ambientales como la provisión de agua potable, control de inundaciones, estabilización de la línea nivel de pesca que provee de alimento a gran parte de la población, y sustento a la biodiversidad nacional y global.

Asuntos internacionales relativos al agua

Históricamente El Salvador ha utilizado los flujos superficiales provenientes de las cuencas hidrográficas de los países vecinos, para su aprovechamiento en los embalses hidroeléctricos y otros usos bajo ningún convenio internacional. Actualmente, existe la preocupación a nivel de sociedad civil y grupos ambientalistas, sobre los proyectos mineros que se tienen en la zona de Asunción Mita en Guatemala y otros en Honduras, que traerían graves consecuencias debido a la contaminación del río Lempa, el principal río del país que provee de múltiples beneficios sociales, económicos, productivos y de sustentación ecológica.

A nivel gubernamental, únicamente existen acercamientos con las autoridades de países vecinos para establecer un marco de acciones y medidas, pero sin haber llegado hasta la fecha a convenios u acuerdos concretos. Tan sólo el río Paz, fronterizo con Guatemala, contempla un convenio de aprovechamiento con países limítrofes. También se dispone de convenios sobre la gestión trinacional focalizada en la zona del Trifinio, ubicada al noroeste de El Salvador y la cual constituye un área de preservación ecológica internacional que se comparte con los países de Honduras y Guatemala, enfocada a la preservación de la biósfera, los recursos hídricos y naturales de la zona.

La cuenca del río Goascorán la comparten Honduras y El Salvador y es un área de gran importancia medioambiental, económica y geopolítica en la región. En 2006, se creo una acción multisectorial para integrar, influenciar y coordinar una gestión sostenible de la cuenca compartida y para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la región.

Uso del agua

La extracción hídrica total nacional para el 2005 alcanzó los 2.118 km3, destacando el sector agrícola con una extracción de de 1.431 km3, equivalente al 68 por ciento del total de las extracciones, del cual 1.389 km3 corresponden al riego, 0.018 km3 al sector pecuario y 0.024 km3 al sector acuícola. Las extracciones municipales alcanzaron los 0.474 km3, o el 22 por ciento del total de las extracciones. La industria alcanzó unas extracciones de 0.213 km3, o el 10 por ciento del total de las extracciones, de los cuales 0.185 km3 son para enfriamiento de plantas termoeléctricas (ANDA/SNET, 2007) (Tabla 3 y Figura 1). Se estima que el 70 por ciento de las extracciones se realizan a través de recursos hídricos superficiales, y el 30 por ciento a través de recursos hídricos subterráneos (Figura 2).






Los usos actuales se llevan a cabo con bajos niveles de eficiencia. Actualmente en el riego se tiene un nivel de eficiencia entre el 20 por ciento y el 30 por ciento.

Los acuíferos de la cuenca del Río Lempa son los principales proveedores de agua subterránea.

Riego y drenaje

Evolución del desarrollo del riego

La superficie potencial de riego, considerando sólo el tipo de suelos es de 273 535 ha e incluyendo la disponibilidad de agua es de 200 000 ha. Dicha disponibilidad es en un 56 por ciento de agua superficial y en un 44 por ciento subterránea. El mayor potencial de riego se sitúa en la planicie costera. El gobierno considera que alrededor de 70 000 ha pueden desarrollarse de forma relativamente fácil sin problemas de agua.

En 1950 el sector privado regaba 1 600 ha, diez años más tarde 16 200 ha, y en 1995 se tenían bajo riego 23 000 ha. La participación del estado en los proyectos de riego con inversión propia inicia en el año de 1963 con el programa mejoramiento de tierras agrícolas, (META) ejecutado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería y con fondos de préstamos internacionales (USAID). A través de este programa se dio asistencia a pequeñas obras de riego, drenaje y conservación de suelos concluyendo el programa en 1966. En 1970 se aprobó La Ley de Riego y Avenamiento la cual fue un instrumento que facilitó la ejecución de proyectos de riego a gran escala que demandaba el desarrollo agropecuario del país. El Ministerio de Agricultura (MAG) a través de su Dirección General de Riego y Drenaje construyó en 1971 el distrito de riego Zapotitán (3 500 ha, de las cuales sólo 2 233 ha están bajo riego en la actualidad) con una inversión inicial de 6.7 millones de $EE.UU a través del USAID y la cooperación técnica Israelí. En 1973 construyó el distrito de riego de Atiocoyo (5 506 ha de las cuales sólo 3 841 ha están bajo riego en la actualidad) con una inversión inicial de 10.1 millones de $EE.UU. a través de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y recursos propios del gobierno central. En 1987 se proyectó el Distrito Lempa-Acahuapa (700 ha, de las cuales sólo se riegan 305 ha en la actualidad) y se desarrolló entre 1990 y 1995 con una inversión de 15 millones de $EE.UU. Dicha Dirección General, hoy División de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, en 1997 había construido 21 993 ha en proyectos de pequeño y mediano riego favoreciendo a 2 391 productores organizados en 40 Asociaciones de Regantes. Por tanto, en 1997 el área total equipada para el riego era de 44 993 ha, 22 por ciento del total regable.

En 2012, la superficie equipada para el riego se estimó en 45 229 ha de las cuales 41 565 ha o el 91 por ciento utilizan riego por superficie, 2 488 ha o el 6 por ciento utilizan riego por aspersión y 1 176 ha o el 3 por ciento utilizan riego localizado (Tabla 4 y Figura 3). Del total de la superficie equipada, 31 523 ha o el 70 por ciento corresponden a asociaciones de regantes, 9 706 ha o el 21 por ciento corresponden a distritos de riego, y 4 000 ha o el 9 por ciento a otras explotaciones privadas de café, caña de azúcar, áreas forestales y frutales. El área efectivamente regada en 2012 fue de 33 839 ha de las cuales 23 460 ha corresponden a asociaciones de regantes, 6 379 ha a distritos de riego y 4 000 ha a otras explotaciones privadas.





Se estima a nivel nacional, una dotación proveniente en un 57 por ciento de agua superficial y en un 43 por ciento de agua subterránea (Figura 4).


En 1988, las explotaciones menores de 1 ha ocupaban el 5 por ciento del territorio, explotaciones entre 1 y 10 ha ocupaban el 9 por ciento, explotaciones entre 10 y 40 ha ocupaban el 21 por ciento y mayores de 40 el 65 por ciento (Figura 5).


El 80 por ciento de los sistemas disponen de infraestructura (presas, compuertas, canales, etc.), pero su estado de deterioro los hace poco eficientes. Generalmente, los grandes y medianos productores riegan por bombeo superficial directo distribuyendo el agua por medio de canales hasta la parcela. En el interior del país los medianos productores utilizan pozos entubados y distribución por canales abiertos.

Gran parte del área total regada se ubica en la región hidrográfica D, la cual comprende las cuencas de Sensunapán (o Grande de Sonsonate), Banderas, San Pedro y donde se concentran un número significativo de proyectos con riego aprovechando la buena disponibilidad de agua y suelos; le sigue la región hidrográfica A con las cuencas del río Lempa, Titihuapa, Sucio, Torola, Grande y Suquiapa.

El papel del riego en la producción agrícola, la economía y la sociedad

La superficie total cosechada de cultivos con infraestructura para el riego asciende a 33 839 hectáreas en 2012, de las cuales los más importantes son la caña de azúcar con 12 240 ha (36 por ciento del total), los pastos y forrajes permanentes con 11 500 ha (34 por ciento), el maíz con 3 080 ha (9 por ciento) y el arroz y las hortalizas con 1 150 ha cada uno (3 por ciento) (Tabla 4 y Figura 6).


En 2012, el costo medio del desarrollo de explotaciones con riego por superficie fue de 2 800 $EE.UU./ha, el de operación y mantenimiento fue de 420 $EE.UU./ha por año, y el de rehabilitación se estimó en 980 $EE.UU./ha. El costo medio de la instalación en la explotación del riego por aspersión fue de 2 200 $EE.UU./ha y su costo medio de operación y mantenimiento fue de 440 $EE.UU./ha por año. El costo medio de la instalación en la explotación del riego localizado fue de 1 800 $EE.UU./ha mientras que su costo medio de operación y mantenimiento fue de 360 $EE.UU./ha por año.

La mujer y el riego

La contribución de las mujeres a la agricultura en El Salvador está ampliamente subestimada, pues generalmente son tratadas como trabajadoras familiares no remuneradas. El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) ha adoptado el enfoque de género que se basa en el cumplimiento de la ley de equidad e igualdad acorde a la política nacional de la mujer. Entre otros objetivos se encuentra el de estimular y fortalecer la asociación de las redes de mujeres, así como sus capacidades de liderazgo, desarrollar estrategias para fortalecer e incrementar la participación de las mujeres en los proyectos de desarrollo con toma de decisiones y la Incorporación de indicadores de género en las estadísticas, vinculadas al sector técnico y productivo. Dentro del Plan de Agricultura Familiar del MAG se incluye la asistencia técnica y capacitación en temas productivos, normativas, asociación, establecimiento de planes, etc., vinculados al riego, con alrededor de 1 850 beneficiarios de los cuales el 33 por ciento son mujeres (MAG, 2014).

Estado y evolución de los sistemas de drenaje

La superficie con problemas de drenaje se estima en 150 000 ha, principalmente ubicadas en la franja costera. En la desembocadura de algunos ríos existen manglares y áreas pantanosas. Se han realizado, fundamentalmente por el sector privado, algunos trabajos efectivos en la franja costera para preservar las tierras o para evacuar los excesos de agua en la época de lluvias. La superficie drenada total se estima en 8 000 ha. Hasta la fecha no se han detectado problemas de salinidad.

Gestión del agua, políticas y legislación relativas al uso del agua en la agricultura

Instituciones

Actualmente, el país no cuenta con una autoridad única para la regulación de los recursos hídricos. Cada institución actúa de forma independiente y aplica sus propias políticas en base a las funciones y autoridad que le otorga su ley de creación. En general, el escenario en cuanto al ámbito institucional y jurídico no se ha modificado sustancialmente en la última década y las actividades relacionadas al recurso hídrico son llevadas a cabo por una serie de entidades las cuales ejercen autoridad y alguna gestión sectorial sobre el uso del recurso desde su propia especificidad y rol público que le otorga su ley de creación. Las entidades de mayor relevancia en la gestión del agua son:

  • La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), responsable del desarrollo energético del país y del manejo de las centrales hidroeléctricas, regida por su ley de creación que le confiere atribuciones sobre el aprovechamiento de las aguas superficiales del río Lempa con fines hidroenergéticos.
  • La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), administra, regula y opera los abastecimientos nacionales de agua potable y los servicios de saneamiento. En este campo también intervienen las municipalidades, ONGs, operadores descentralizados y proveedores privados.
  • El Ministerio de Agricultura (MAG), Dirección General de Recursos Naturales (DGRN), con sus tres Divisiones: Recursos Naturales; Meteorología e Hidrología; y Riego y Drenaje. Esta última división administra, promueve y regula los sistemas de riego, aplica la Ley de Riego y Avenamiento y se encarga del control de los vertidos.
  • El Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARN), creado en 1997, es el rector de la política ambiental y de la gestión de las cuencas hidrográficas para el aprovechamiento sostenible de los recursos hídricos. Es responsable de aplicar la Ley Ambiental emitida en 1998, que promueve la gestión integrada de las cuencas hidrográficas.
  • En Gestión Ambiental también participan las Municipalidades, la Dirección de Energía e Hidrocarburos, y los juzgados de paz en la recepción de denuncias ambientales.
  • El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) interviene en normativas de calidad del agua para consumo humano y con mayor énfasis en saneamiento suburbano y rural.

Gestión del agua

La falta de una autoridad única para la regulación de los recursos hídricos ha generado en varias ocasiones inequidad en el aprovechamiento del recurso, conflictos debido a las presiones de uso desde diferentes sectores, ausencia de planes hidrográficos, ausencia de marcos tarifarios, usos inadecuados del suelo y un agudo detrimento hídrico ambiental de las zonas hidrográficas, que se refleja entre otros aspectos, en la alta contaminación de las aguas.

Por otra parte se han presentado conflictos por las competencias de explotación de pozos, manantiales y acuíferos entre ANDA y municipalidades, comunidades y entidades privadas; así como entre entidades o representantes de subsectores que reclaman para sí derechos de aprovechamiento.

El país tiene cultivado alrededor del 90 por ciento de su superficie cultivable. Por tanto, la política agrícola del país no está dirigida a la expansión de la superficie agrícola sino a la intensificación y diversificación de la producción mediante el riego. Se están realizando esfuerzos encaminados al fortalecimiento de los programas de riego, la construcción de la infraestructura hidráulica y la optimización de los sistemas de riego existentes.

En el manejo de los sistemas de riego y drenaje públicos se hacen esfuerzos para desarrollar programas permanentes de capacitación, a fin de fortalecer las Asociaciones de Usuarios en su capacidad administrativa y en el uso eficiente del agua en parcela.

Financiación

ANDA establece algunos cánones para la concesión u aprovechamiento de los recursos superficiales y subterráneos.

Políticas y legislación

La Constitución política no hace referencia directa a los recursos hídricos. Expresa solamente que su regulación se hará a través de leyes especiales, la mayoría de las cuales son de promulgación anterior a la Constitución de 1983. Entre las leyes del sector destacan: en abastecimiento de agua y saneamiento, la Ley de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados; en riego, la Ley de Riego y Avenamiento emitida en 1970; en hidroelectricidad, la Ley de Creación de la Comisión Hidroeléctrica del Río Lempa y la Ley de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones. Por otra parte, el Código Civil tiene normativas respecto al control de las aguas y reconoce la existencia de aguas comunes, aguas nacionales de uso público y aguas privadas. Entre otras, también existen normativas protectoras contra la contaminación en el Código de Minería, el Código Penal y el Código Municipal. El Código de Salud se ocupa del agua bajo el punto de vista de la salud pública y el saneamiento.

Entre los años 2011 y 2012 se ha presentado el anteproyecto de la Ley General de Aguas en discusión en la Asamblea Legislativa y la promulgación del decreto constitucional del derecho humano al agua, pero que requiere ser ratificado.

Medio ambiente y salud

Se encuentra una situación de degradación hídrica ambiental severa que se manifiesta en un paulatino deterioro de los recursos hídricos. La situación actual se caracteriza por: una pérdida paulatina de suelo y tierras fértiles debido a fuertes procesos erosivos y de arrastre sedimentario; disminución de los caudales de los ríos; proximidad a una condición de estrés hídrico debido a factores climáticos y antropogénicos; falta de reorientación en el modelo de desarrollo socioeconómico hacia una dinámica de sustentabilidad ambiental que lo fundamente; pérdida permanente de cobertura boscosa con una tasa anual de deforestación de 1.5 por ciento; y alta contaminación de las aguas superficiales (en el orden del 90 por ciento según el MARN).

A nivel nacional no se tiene una tasa de agotamiento de acuíferos, presentándose este fenómeno solo en algunos acuíferos puntuales.

Las sequías se presentan periódicamente repitiéndose con menor o mayor intensidad. Adicionalmente, la presencia de lluvias anormales bajo el fenómeno El Niño provoca pérdidas agrícolas afectando la seguridad alimentaria: la pérdida del área con potencial para el cultivo de granos básicos es desde 4 830 ha en el escenario optimista hasta 13 620 ha en el escenario pesimista extremo.

Una de las repercusiones directas del deterioro hídrico ambiental se refleja en la salud de la población, principalmente en los niños y niñas. De media, se registran en torno a 12 000 muertes de niños y niñas al año relacionadas con la contaminación del agua.

De acuerdo a las proyecciones futuras para un mediano plazo se espera la intensificación de lluvia, el aumento de los días secos consecutivos, el aumento de las olas de calor, un aumento continuo de noches más cálidas y aumento del rango de las temperaturas diurnas. Esto requiere gran importancia para la agricultura ya que conllevaría situaciones de estrés hídrico, incremento en la salinización de los suelos y pérdidas considerables en los cultivos y su productividad (Aguilar y Ordóñez, 2011).

En 2013 se ha lanzado la Estrategia Nacional de Medio Ambiente, que tiene como objetivo revertir la degradación ambiental y reducir la vulnerabilidad frente al cambio climático integrada por cuatro estrategias nacionales: recursos hídricos, saneamiento ambiental, biodiversidad, cambio climático.

Tendencias en la gestión de los recusos hídricos en la agricultura

La presentación del anteproyecto de Ley de Aguas para su aprobación en la Asamblea Legislativa, representa uno de los principales esfuerzos para enfrentar y revertir la crítica situación hídrico-ambiental del país, dado que a partir de su promulgación se contará con una instancia rectora para el ordenamiento y regulación del recurso hídrico, bajo un enfoque de priorización en cuanto a sus usos, cánones y preservación integral del mismo. Entre otros, la ley busca favorecer el desarrollo y la diversificación agroproductiva, la incorporación de medidas para la adaptación y atenuación de los impactos del cambio climático, e iniciar un proceso de recuperación biofísica de las zonas estratégicas para la recarga hídrica y protección de los ecosistemas, principalmente con el enfoque de garantizar la suficiencia alimentaria y las medidas para la reducción del riesgo y la vulnerabilidad ambiental.

Como otro impulso importante se ha presentado recientemente para revisión de la Secretaría Técnica de la Presidencia, la Política Pública de Riego Agrícola, además de la elaboración de los anteproyectos de la Ley de Riego y Avenamiento y actividades conexas y reglamentos a dicha ley, con el fin de adaptar a las condiciones actuales la ley existente y obtener un mejor respaldo institucional y jurídico.

Principales fuentes de información

ANDA/SNET. 2007. Levantamiento de la demanda hídrica de El Salvador. Por: Nippon Koei Co. Ltd. Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados/ Servicio Nacional de Estudios Territoriales.

Banco Central de Reserva de El Salvador. 2012. Revista trimestral, octubre-diciembre 2012.

Aguilar, Y. y Ordóñez, A. 2011. Impactos del cambio climático en la agricultura de América Central y en la familias productoras de granos básicos. Centro Humboldt, Junio 2011.

FAO. 2011. Estado de la inseguridad alimentaria en el mundo.Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

FAO. 2012. Estado mundial de la agricultura y la alimentación. Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

HARZA Engineering Company International L.P / CEL. 1999. Estudio global de la sedimentación en la cuenca del río Lempa. Comisión Ejecutivo Hidroeléctrica del Río Lempa.

MAG. 2012. Memoria de labores 2011 – 2012. Ministerio de Agricultura y Ganadería.

MAG. 2012. Distritos de riego y avenamiento de El Salvador. Ministerio de Agricultura y Ganadería.

MAG. 2012. Superficie cultivada bajo riego en El Salvador. Ministerio de Agricultura y Ganadería.

MAG. 2012. Consumo de agua con fines de riego en la República de El Salvador, C.A. Dirección General de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego. Ministerio de Agricultura y Ganadería.

MAG. 2012. Registro de regantes colectivos de la República de El Salvador, C.A. Dirección General de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego. Ministerio de Agricultura y Ganadería.

MAG. 2013. Uso potencial del suelo de la República de El Salvador, C.A. Dirección General de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego. Ministerio de Agricultura y Ganadería.

MAG. 2014. Situación de las mujeres rurales en El Salvador. Foro de alto nivel. Autonomía económica de las mujeres y políticas públicas. Hacia políticas justas. Panel 1: Políticas macroeconómicas y empoderamiento de las mujeres. Ministerio de Agricultura y Ganadería. Viceministro de Agricultura.

MARN. 2006. Informe ambiental GEO El Salvador 2003-2006 -Informe del estado de medio ambiente de El Salvador. Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

MARN. 2012. Producción de aguas servidas, tratamiento y uso en El Salvador. Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

MEEP. 2010. Departamentales de Población 1995-2020. Mayo 2010. Ministerio de Economía, Estimaciones y Proyecciones.

MINEC. 2012. Encuesta de hogares de propósitos múltiples (EHPM) 2011. Ministerio de Economía.

SNET. 2005. Balance hídrico dinámico de la República de El Salvador. Servicio Nacional de Estudios Territoriales.



Su acceso a AQUASTAT y el uso de toda su información o datos están sujetos a los términos y condiciones establecidos en el «User Agreement».

     
   
   
       
arrow Printer friendly version
     

^ go to top ^

       Quote as: FAO. 2016. AQUASTAT website. Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO). Website accessed on [yyyy/mm/dd].
      © FAO, 2016   |   Questions or feedback?    aquastat@fao.org
       Your access to AQUASTAT and use of any of its information or data is subject to the terms and conditions laid down in the User Agreement.