English || Français
     AQUASTAT Principal     Acerca de AQUASTAT     FAO Agua   Estadísticas de la FAO

Productos destacados

Base de Datos Principal
Presas
Mapa mundial de superficies de riego
Uso de agua en riego
El agua y el género
Herramienta de info climática
Instituciones

Entidades geográficas

Países, regiones, cuencas hidrográficas

Temas

Recursos hídricos
Usos del agua
Riego y drenaje
Agua residual
Marco institucional
Otros temas

Tipo de información

Conjuntos de datos
Publicaciones
Tablas resumen
Mapas y datos espaciales
Glosario

Info para los medios

¿Sabía que…?
Visualizaciones e infografías
ODS Meta 6.4
KWIP
UNW resumen
     

Versión 2016

Resumen general - América del Sur, Centroamérica y Caribe


Introducción Geografía, clima y población Economía, agricultura y seguridad alimentaria
Recursos hídricos Uso de agua Riego Tendencia Marco institucional Medio ambiente
Perspectivas Principales fuentes de información Tablas resumen Mapas resumen

Tendencias

En el año 2000 la población de la región de América del Sur, Centroamérica y el Caribe fue de 417 millones de habitantes, equivalente al 6.7 por ciento de la población mundial. En 2013 la población era de 489 millones, lo cual representa el 6.8 por ciento de la población mundial, y la densidad de población fue de 27 habitantes/km². La tasa de crecimiento de la población entre el 2012 y 2013 fue de 1.1 por ciento/año menor al crecimiento mundial de 1.2 por ciento/año en el mismo periodo.

Tabla 20. América del Sur, Centroamérica y Caribe en comparación con el mundo

                (a) Toda la región; (b) América del Sur; (c) Centroamérica; (d) Caribe

Tendencias de extracciones de agua por sector

Entre el año 1998 y el 2008, el volumen total de extracción de agua en la región aumentó significativamente en un 46 por ciento, o 77 000 millones de m³ (Tabla 17 y Figura 6). A pesar de lo anterior, las proporciones de extracción de agua por sector no se han modificado sustancialmente; la extracción de agua agrícola disminuyó levemente desde un 72.3 a un 70.9 por ciento, mientras que la extracción municipal es prácticamente la misma con 17 por ciento y la industrial aumentó de un 10.7 a un 11.7 por ciento.


Entre las dos fechas analizadas, la extracción anual creció en 115 m³ por habitante. Esto se explica principalmente por la extracción de la agricultura que representa cerca del 70 por ciento del aumento. En América del Sur la extracción aumentó en términos netos 69 000 millones de m³ entre 1998 y 2008, mientras que Centroamérica la extracción creció en 3 600 millones de m³ y en el Caribe en 4 500 millones de m³.

Brasil presentó el mayor aumento de la extracción de agua anual alcanzando los 74 830 millones de m3 en el 2010, lo cual representa una diferencia cercana a 20 000 millones de m³ respecto del año 1996. De este monto, cerca de 11 500 millones m³ correspondió al crecimiento de las extracciones en la agricultura para el mismo periodo. En Argentina, entre 1995 y el 2011, la extracción de agua anual aumento en 9 000 millones de m³, de los cuales 6 500 millones de m³ correspondió al aumento de la extracción de agua anual en la agricultura. En Chile, la extracción pasó de 24 600 millones de m³ a 35 400 millones de m³, entre el 2000 y el 2006. De ese delta, cerca del 80 por ciento correspondió al crecimiento de la extracción anual de la agricultura.

Tabla 17. Tendencias en extracciones de agua por sector

                (a) Toda la región; (b) América del Sur; (c) Centroamérica; (d) Caribe

Tendencias en superficies bajo riego

La Tabla 18 y Figura 7 presentan las tendencias en las superficies bajo riego. Entre 1998 y 2008 en la región se registró un aumento promedio del área equipada para riego de un 49 por ciento, lo que equivale a una tasa anual de crecimiento del 4 por ciento (usando el índice de peso del año). Esto se calcula asignando a cada país un coeficiente de peso proporcional a su superficie equipada para riego, por lo tanto, dando más importancia a los países con mayor superficie de riego.


América del Sur registró un aumento del área equipada para riego de un 55.5 por ciento (5.7 millones de ha adicionales), lo que equivale a una tasa anual de crecimiento del 4.4 por ciento. Centroamérica, por su parte, tuvo el mayor aumento porcentual de superficie bajo riego con un 74 por ciento, y un incremento anual de 5.8 por ciento. En el Caribe la superficie bajo riego descendió un 15 por ciento en el periodo, con una tasa anual de disminución de 1.62 por ciento. Esto se explica por el descenso de la superficie de riego en Cuba.

Entre los países de América del Sur, Brasil ha experimentado el mayor crecimiento en términos netos sumando 2.5 millones de ha bajo riego en el periodo 1998-2010, lo que significó un incremento del 87.6 por ciento, con una tasa de 5.38 por ciento anual. En Perú se agregaron 850 000 ha a la superficie bajo riego, entre 1994 y 2012, que corresponde a un aumento porcentual de 49 por ciento. En Argentina la superficie bajo riego creció en 807 000 ha entre 1995 y el 2011, lo que representó una expansión de un 52 por ciento. En Ecuador la superficie bajo riego creció 650 000 ha en un periodo de 10 años, lo que corresponde a un incremento de un 76 por ciento. En esta subregión, sólo Guyana presentó un descenso del 4.7 por ciento de la superficie bajo riego, en un periodo de 20 años.

Nicaragua con una superficie bajo riego con 199 000 ha en 2011 ha tenido una expansión de 224 por ciento respecto a la superficie en 1997. Guatemala, además de tener la mayor superficie equipada para riego en Centroamérica (312 000 ha en 2003), registró también un incremento de un 140 por ciento respecto a 1997 (130 000 ha).

Entre los países del Caribe, Cuba posee la mayor superficie bajo riego, no obstante, en un periodo de 15 años se ha producido una reducción cercana a las 230 000 ha, que constituye una contracción del 29 por ciento. La República Dominicana es otro país que posee una superficie importante equipada para riego en la subregión y registró un aumento de un 13.6 por ciento entre 1999-2009. El resto de los países caribeños donde existe información muestran tendencias de crecimiento de la superficie bajo riego, aunque modesto.

Tabla 18. Tendencias en superficies bajo riego

                (a) Toda la región; (b) América del Sur; (c) Centroamérica; (d) Caribe

Tendencias en técnicas de riego

La Tabla 19 y Figura 8 presentan las tendencias en técnicas de riego. No hay información sobre las técnicas de riego en esta encuesta para el Estado Plurinacional de Bolivia, Chile, Ecuador, Suriname y Belice. Para la construcción de la tabla se ha puesto todo como riego por superficie. En otros casos, donde se dispone sólo de datos sobre algunas técnicas de riego para un año dado, se usan los valores en forma proporcional del año en los que sí se tienen datos.


Entre 1998 y 2008, la superficie bajo riego ha aumentado en todas las técnicas de riego en la región. En términos absolutos el área regada por superficie ha tenido mayor crecimiento en el periodo, con una adición de 3.2 millones de ha. No obstante, en términos proporcionales, tanto el riego por aspersión como el localizado han aumentado un 89 por ciento respecto del año base, que conjuntamente representaron un crecimiento aproximado de 2.3 millones de ha.

En América del Sur, en todos los países para los que se tuvo datos, la superficie regada aumentó términos netos para todas las técnicas en su conjunto. El principal incremento, en términos de proporción, se ha dado en el riego por aspersión con un aumento de 123 por ciento entre 1998 y 2008, seguido por el aumento del riego localizado en un 90 por ciento y del riego por superficie con un incremento de 34 por ciento. En el 2010 Brasil contaba con una superficie con riego por aspersión 1.4 millones de ha mayor que el año 1998, lo que representó un aumento del 143 por ciento; mientras que la superficie con riego superficial había crecido en 1 millón de ha (54 por ciento). En el mismo periodo el riego localizado aumentó un 90 por ciento, alcanzando 334 800 ha. En Perú la técnica de riego superficial registró un incremento de 665 000 ha en el periodo 1994-2012 que significó un incremento de un 39 por ciento. El riego por aspersión aumentó casi un 300 por ciento y el riego localizado creció por encima de 1 000 por ciento, al ser prácticamente inexistente en el año base de comparación.

En Centroamérica el principal incremento se ha dado en el riego por aspersión, con un aumento de casi 100 000 ha entre 1998 y 2008 correspondientes a un aumento del 545 por ciento. Por su parte, el riego localizado aumento en un 110 por ciento, pasando de 14 000 a 30 000 ha. El riego por superficie aumento en 224 000 ha que representó un aumento del 53 por ciento. En el Caribe, la situación es diferente ya que se produjo un descenso de la superficie bajo riego, particularmente en Cuba, ocasionado la sustracción de 260 000 ha de riego por aspersión.

Tabla 19. Tendencias en técnicas de riego

                (a) Toda la región; (b) América del Sur; (c) Centroamérica; (d) Caribe

Su acceso a AQUASTAT y el uso de toda su información o datos están sujetos a los términos y condiciones establecidos en el «User Agreement».

     
   
   
       
arrow Formato para imprimir
     

^ ir arriba ^

   Citar como: FAO. 2016. Sitio web AQUASTAT. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Accedido el [aaaa/mm/dd].
  © FAO, 2016   |   Preguntas o comentarios?    aquastat@fao.org
   Su acceso a AQUASTAT y el uso de toda su información o datos están sujetos a los términos y condiciones establecidos en el User Agreement.