FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Panamá > FAO en Panama > Panama en una mirada
FAO en Panamá

Panamá en una mirada

Panamá se localiza en Centroamérica, como parte de un istmo rodeado por los océanos Atlántico y Pacífico. Su superficie es de 75,420 km², con una costa de 2,490 km. El país es rico en recursos naturales: alrededor del 40% del territorio está cubierto por bosques, es el 2º país de Centroamérica en cuanto a su oferta hídrica (con 52 cuencas alimentadas por aproximadamente 500 ríos), 25% de sus suelos tienen aptitud para el uso agrícola, es el 25º país del mundo respecto a su riqueza de flora y fauna.

Panamá cuenta con una población estimada, a fecha de 2012, de 3, 510, 045 habitantes, con una edad media de 27.8 años y esperanza de vida de 77.96 años.

Según el Censo de población y Vivienda de 2010, el 50.3% de la población total son hombres y el 49,7% son mujeres. Por grupos, el 9.2% de la población son afrodescendientes, y el 12.3% pertenecen a pueblos indígenas. De esta población, el 31% vive en áreas rurales.

Panamá es un país de ingreso medio-alto con una economía dolarizada y un ingreso nacional bruto per-cápita de 7593 USD. Su economía es abierta y se basa principalmente en el Canal, el comercio y los servicios financieros; las importaciones y exportaciones tienen una participación cercana al 37% del PIB. El sector servicios en Panamá se enfoca en cinco actividades: las operaciones del Canal, puertos y logística, turismo, exportación en la Zona Libre del Canal y la intermediación financiera. La producción industrial es en su mayoría proveniente de las agroindustrias y se concentra en áreas que cuentan con exenciones de impuestos a los insumos para exportación.

En los últimos años, el país ha tenido un buen desempeño económico a pesar de la crisis global. Panamá creció 3.2% en 2009, 7.5% en 2010, 7.4% en 2011, alcanzando el 10.6% en la primera mitad del 2012.

El Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), llegó a 6.2% en el año 2014 y de acuerdo a las estimaciones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Panamá, continuará como uno de los países de la región de América Latina con mayor crecimiento económico durante los próximos años.

La dinámica de crecimiento de la economía se ha concentrado en el sector terciario y en un limitado espacio de la geografía nacional (7% del territorio), generando grandes desequilibrios en el desarrollo territorial, e inequidades en la distribución del ingreso y en la entrega y calidad de servicios básicos; excluyendo y limitando las oportunidades para los pueblos indígenas, las poblaciones afrodescendientes y las rurales que habitan áreas de difícil acceso; a las personas con discapacidad, a los adultos mayores y especialmente a los niños, niñas y adolescentes.

Sector agropecuario en Panamá

El agro representó el 5.8% del PIB nacional en el 2010; este valor aumenta a 7.6% cuando se toma en cuenta el PIB ampliado agroalimentario. En términos de empleo, el sector agropecuario es de gran importancia dando oportunidades laborales al 18% de la población económicamente activa de Panamá.

En el 2011, la producción de la agricultura, ganadería, caza y silvicultura sumó B/.683.50 millones (a precios constantes de 1996), 3.8% más que en 2010. Este es el mayor crecimiento del sector después de la caída de 10.1% que tuvo en 2009, pero el valor de la producción permanece por debajo del correspondiente a 2008 (B/.719.5 millones).

Sobresale el hecho de que se contrajeron las ganancias económicas aportadas por algunos productos agrícolas de exportación: el valor de las exportaciones superó la barrera de los 1,000 millones USD para 2007 pero disminuyó a 766 millones USD en 2011; esto se debe a una baja en la exportación de rubros como el banano, melón, sandía, piña, café, carne de ganado vacuno en pie y exportaciones de pieles (MEF e INEC, 2012).

El sector pecuario es la actividad económica que más contribuye al PIB agropecuario de Panamá, con el 19.6% en el 2010, y representa un importante soporte de la estabilidad social de las economías regionales. El 75% de las explotaciones ganaderas del país pertenecen a pequeños y medianos productores. En el año 2010 este grupo aportó directa o indirectamente el 65% de los animales para sacrificio y el 54% de la leche cruda producida; convirtiendo la ganadería familiar en un sector importante para la seguridad alimentaria del país y como eje fundamental de la economía rural.

En cuanto al sector pesquero y acuícola, los renglones estratégicos de la actividad pesquera en Panamá son los pequeños pelágicos (anchoveta y arenque), pesca de escama, atún y cultivo de camarón. El sector tuvo un comportamiento fluctuante de incrementos y reducciones en el volumen de producción anual pero desde el año 2009 se ha mantenido la tendencia decreciente, alcanzando un descenso del 43,3% entre 2009 y 2010, por la reducción de la producción de pesca de escama debido a cambios en políticas de comercio exterior y de medidas de ordenación en materia pesquera. Pese a las reducciones en la producción, la pesca y la acuicultura continúan siendo sectores estratégicos en la seguridad alimentaria y nutricional de Panamá.

A nivel de las provincias, el sector agropecuario es el motor principal de la economía y el que más contribuye al PIB. En el 2007 el sector agropecuario contribuyó con el 38.5% del PIB de la provincia de Los Santos, seguido de Bocas del Toro (30.2%), Darién (26.5%), Veraguas (20.9%), Herrera (19.8%), Chiriquí (17.9%) y Coclé (12.2%). Estas provincias concentran el 42.6% de la población nacional según el Censo de Población y Vivienda del 2010.