FAO.org

Inicio > Asociaciones > Noticias

Graziano da Silva se reúne con el presidente de Unilever

19/02/2014 - 

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, y el presidente ejecutivo de Unilever, Paul Polman, han dialogado sobre la importancia de apoyar a los pequeños agricultores en su encuentro de hoy en la sede central de la FAO.

“Esta reunión ha sido una oportunidad para analizar problemas mundiales que necesitamos resolver, entre los que la seguridad alimentaria es una de las prioridades en nuestra agenda,” afirmó el presidente de Unilever. “Es inaceptable que a día de hoy casi 1.000 millones de personas se vayan con hambre a la cama. Este hecho convierte a la FAO en un socio estratégico para el sector privado”.

La multinacional de británico-holandesa trabaja actualmente con más 1,3 millones de pequeños agricultores en todo el mundo de forma directa. “Los problemas que debes afrontar para emplear tanta gente son específicos y muy diversos, van desde Tanzania a Vietnam o México, por lo tanto, la manera de resolverlos siempre comienza a nivel país,” dijo Polman. “Ahí es una vez más cuando la FAO nos ayuda a marcar la diferencia donde más se necesita. Debemos asociarnos para trabajar conjuntamente,” añadió, para referirse a las colaboraciones de su empresa con otras agencias de la ONU con sede en Roma.”La problemática a la que se enfrenta el mundo hoy es demasiado grande como para hacerle frente en solitario,” sentenció.

Graziano da Silva y el presidente de Unilever trataron el Reto del Hambre Cero de la ONU, del que la FAO es el principal marco para erradicar el hambre en el mundo. El director general de la FAO animó a Unilever a trabajar con la FAO para maximizar esfuerzos y llevar la visión del fin del hambre a la realidad a través de un plan concreto de operaciones.

Por otra parte, Graziano da Silva y Polman también hablaron sobre la próxima II Conferencia Internacional sobre Nutrición, organizada por la FAO y la OMS (Organización Mundial de la Salud), que se celebrará en noviembre de 2014. Unilever alabó el trabajo de la FAO en el campo de la nutrición y sus esfuerzos para llevar a cabo esta conferencia.

FAO y Unilever están negociando un acuerdo de asociación a nivel mundial con el objetivo de unir fuerzas en la lucha contra el hambre, con un énfasis particular en el apoyo a los pequeños agricultores.

En este sentido, el director general de la FAO y el presidente de Unilever compartieron sus puntos de vista sobre las asociaciones público-privadas y analizaron el potencial colaborativo en varias áreas: residuos alimenticios, deforestación y gestión sostenible de la silvicultura y nutrición para seguridad alimentaria.

Al mismo tiempo, FAO y Unilever están viendo las posibilidades para desarrollar una metodología conjunta en África y en Asia para medir la mejora del sustento a los pequeños propietarios agrícolas pertenecientes a la cadena de valor de Unilever. Además, ambas entidades podrían ampliar su colaboración en la valoración de pérdida de alimentos, que está llevando a cabo Unilever, en la cadena de suministro del aceite de palma en Malasia.

También hay otras iniciativas pendientes, tales como compartir información sobre el uso de agua en la actividad agrícola y reducir el consumo de agua basado en las mejores prácticas de excelencia de la FAO.

En cualquier caso, las colaboraciones existentes entre Unilever y la FAO ya son fructíferas. Abarcan desde donaciones para mejorar la seguridad alimentaria y el estatus nutricional en Bangladesh, a un proyecto que enlaza la leche en la escuela con el desarrollo socioeconómico de pequeños propietarios del sector lácteo, también en Bangladesh.

El mecanismo del sector privado

El Comité Mundial para la Seguridad Alimentaria permite, tras su reforma, la participación del sector privado a través de este mecanismo, conformado por más de 200 empresas. Graziano da Silva informó a Polman de que el sector privado ha participado ampliamente en las consultas para el programa de Inversiones Agrícolas Responsables (IAR). El sector privado ha sugerido prioridades para políticas públicas, incentivos y prácticas de excelencia para la inversión responsable en agricultura. 

Por último, el director general de la FAO solicitó a Unilever su adhesión a las Directrices Voluntarias sobre la Gobernanza Responsable de la Tenencia de la Tierra, la Pesca y los Bosques.