FAO.org

Inicio > Asociaciones > Sector privado

Sector privado

"La FAO considera al sector privado como un aliado clave en la lucha contra el hambre. Erradicar el hambre es el unir fuerzas para ampliar programas exitosos y vincular acciones para obtener mejores resultados"

Director General de la FAO, José Graziano da Silva

FAO considera al sector privado como un aliado clave en la lucha contra el hambre

En las últimas décadas, la gobernanza de la alimentación y la agricultura se ha transformado cada vez más a nivel mundial gracias a las nuevas tecnologías, basadas en el conocimiento, los recursos financieros y de gestión y la innovación. El sector privado ha sido fundamental en el origen de estas transformaciones. El compromiso efectivo con el sector privado puede ayudar a la lucha contra el hambre y la desnutrición mediante la mejora de la labor de la FAO en la agricultura, la pesca, la silvicultura, la gestión de recursos naturales, y la cadena de valor de los alimentos desde el agricultor hasta el consumidor.

¿Cómo define la FAO al “sector privado”?

El sector privado incluye compañías, sociedades o empresas, independientemente de su tamaño, propiedad y estructura. Abarca todos los sectores de los sistemas alimentarios, agrícolas, forestales y pesqueros, desde la producción hasta el consumo, incluidos los servicios asociados: financiación, inversión, seguros, comercialización y comercio. La FAO considera que el sector privado abarca una amplia gama de entidades que van desde las organizaciones, cooperativas y pymes de agricultores a las grandes corporaciones internacionales. Aquí se incluyen también a las instituciones financieras privadas, las asociaciones de la industria y el comercio, y los consorcios que representan los intereses del sector privado. El mundo académico, las instituciones de investigación y las fundaciones filantrópicas no están incluidas en esta definición.

Beneficios en la Asociación con la FAO

Mediante el fortalecimiento de las alianzas con el sector privado, la FAO tiene como objetivos:

  1. Aumentar las inversiones responsables y productivas en la agricultura, mejorar la eficiencia en la cadena de suministro, y realizar avances en los datos y la ciencia;
  2. Aumentar los servicios empresariales y de extensión (particularmente en la transferencia de tecnología) a nivel nacional, lo que resultaría en la creación de empleo y el fortalecimiento de agroindustrias locales;
  3. Mejorar la gestión y diseminación del conocimiento , incluyendo las lecciones aprendidas, información de actualidad y conocimientos especializados;
  4. Fomentar la implementación de prácticas de negocios sostenibles incorporados a los programas de responsabilidad social corporativa (RSC).

Para el sector privado, las alianzas con el sector privado podrían generar:

  1. El aumento de su voz en el ámbito internacional y la mejora del dialogo con los gobiernos, creando la oportunidad de contribuir al desarrollo de políticas internacionales, los procesos de establecimiento de normas para la alimentación y la agricultura, y los marcos nacionales de planificación;
  2. Mejora de la adecuación de los requisitos nacionales a las normas internacionales, lo cual puede mejorar la facilidad de hacer negocios;
  3. Participación en procesos orientados a establecer códigos de conducta de prácticas empresariales responsables, la creación de un entorno que sea más propicio  a inversiones responsables y productivas;
  4. Creación de condiciones que sirvan para una competencia más justa y un ambiente de negocios más estable.