Sector privado

Principios de colaboración: un compromiso con los valores de las Naciones Unidas

Todas las colaboraciones con el sector privado y la comunidad empresarial deberán demostrar una contribución clara a los ODS y respetar los valores de la FAO y las Naciones Unidas, permitiendo al sector privado fomentar e incrementar la aportación de soluciones eficaces de larga duración sin que ello menoscabe el enfoque científico y empírico en el que se fundamenta la labor de la Organización.

La colaboración con el sector privado puede adoptar muchas formas:

Innovación: el sector privado puede ayudar a la FAO a velar por que los enfoques innovadores se utilicen y apliquen a mayor escala con miras a la consecución de un mundo sin hambre, pobreza, ni malnutrición. ​ ​ 

Intercambio y difusión de datos: los datos y otra información del sector privado pueden compartirse mediante redes mundiales en cuanto bienes públicos mundiales, lo que ayuda a complementar y mejorar los distintos flujos de datos sobre agricultura que la FAO recaba y a los que hace seguimiento periódicamente. ​ 

Apoyo a la financiación y la inversión: los nuevos mecanismos pueden aumentar las inversiones armonizadas con los ODS en los sistemas alimentarios y agrícolas: entre ellos figura la colaboración con instituciones financieras, públicas y privadas, a nivel nacional e internacional, con vistas a respaldar los mecanismos financieros que facilitan las inversiones responsables en todas las cadenas de suministro agrícola. ​ 

Armonización con los ODS: la FAO apoya la utilización por parte del sector privado de un abanico de instrumentos aprobados en el plano internacional armonizados con los ODS. Entre ellos figuran las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional, los Principios del CSA para la inversión responsable en la agricultura y los sistemas alimentarios y otros códigos de conducta, así como instrumentos para la medición, el seguimiento y la presentación de informes en materia de sostenibilidad en los ámbitos de especialización y el mandato de la FAO.  

Promoción de los ODS: la FAO busca ampliar las asociaciones de múltiples interesados y multidimensionales con entidades del sector privado para promover la consecución de los ODS y sensibilizar sobre las cuestiones de sostenibilidad y los retos conexos. Esto puede incluir la armonización estratégica con las coaliciones y los consorcios dirigidos por el sector privado ya existentes, como el Foro Económico Mundial, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible

Diálogo sobre políticas: la FAO apoya la participación del sector privado en diálogos entre múltiples partes interesadas sobre políticas relativas a cuestiones contempladas en el mandato de la Organización. La participación del sector privado ayuda a ofrecer un punto de vista distinto con respecto a los desafíos complejos del desarrollo ligados a la agricultura, el medio ambiente y los recursos naturales y la seguridad alimentaria y la nutrición, y también puede permitir una mejora de las prácticas institucionales, así como armonizar las normas del sector con las políticas gubernamentales y las normas internacionales. 

Creación de capacidad: la pericia del sector privado puede ayudar a fortalecer la capacidad nacional y mejorar el flujo de trabajo en los sistemas agroalimentarios.  

Movilización de recursos: el apoyo financiero, las inversiones y las contribuciones en especie del sector privado ayudan a sufragar los programas y proyectos de la FAO en ámbitos de interés mutuo.  

Cooperación técnica: la pericia del sector privado puede permitir abordar las necesidades y los retos programáticos concretos con especificaciones técnicas definidas en las esferas de trabajo de la FAO, compartiendo experiencias o ayudando a formular y adoptar nuevas soluciones a los problemas. 

Conocimientos e investigación: el sector privado puede contribuir a los conocimientos y a la capacidad de investigación de la FAO, complementando la labor técnica de la Organización con sus propios conocimientos científicos e investigaciones, por ejemplo, información en ámbitos como las tendencias del mercado y las nuevas tecnologías.

Promoción y comunicación: la FAO trabaja con el sector privado a fin de sensibilizar sobre las principales prioridades de la Organización y de intercambiar y difundir información y mejores prácticas relacionadas con los ámbitos contemplados en su mandato. El sector privado lleva largo tiempo colaborando para aumentar la proyección pública de la labor de la FAO; ejemplo de ello es la ayuda que los medios de comunicación prestan a la Organización para promover el Objetivo del Hambre cero. ​

Iniciativa Mano de la mano: Mano de la mano es una iniciativa de la FAO dirigida y controlada por los países y basada en datos objetivos que utiliza el emparejamiento para acelerar la transformación agrícola y el desarrollo rural sostenible con miras a erradicar la pobreza (ODS 1) y poner fin al hambre y a todas las formas de malnutrición (ODS 2). El emparejamiento puede suponer la atracción de nuevos donantes o inversiones del sector privado, así como determinar las deficiencias para las que sería fundamental la cooperación estrecha entre las entidades del sector privado, los gobiernos nacionales y los asociados en el desarrollo a fin de lograr los resultados deseados. La iniciativa Mano de la mano se orienta a las personas más pobres entre la población pobre en los países más vulnerables de bajos ingresos y con pocas capacidades a fin de desplegar todo el potencial de desarrollo de la agricultura, centrándose en áreas con un elevado potencial agrícola a nivel subnacional.