FAO.org

Inicio > Asociaciones > Asociados que aportan recursos > Historias > Stories
Asociados que aportan recursos

Ir contracorriente invirtiendo en agricultura tradicional en las Islas Cook


28/06/2016 - 

28/06/2016 - ¿Qué llevó a Tini Jack y su marido Gelling, una pareja de las Islas Cook, a dejar sus cómodos trabajos de funcionarios con salarios garantizados para plantar alimentos básicos? Fue la posibilidad de establecer un negocio exitoso.

Hoy en día, en las Islas Cook, el sector de los agronegocios tiene grandes posibilidades de desarrollo, en particular para colmar una demanda de mercado ampliamente insatisfecha.

Durante décadas, los agricultores han abandonado sus tierras para dedicarse a actividades del sector terciario. Actualmente, la agricultura sigue siendo en general de pequeña escala. Estas tendencias han dado lugar a una disminución alarmante de la producción agrícola, a la imposibilidad de suministrar a los mercados nacionales a precios competitivos y a una gran dependencia de las importaciones de alimentos. 

Pero las cosas están cambiando. Gracias a las condiciones geoclimáticas de las islas la mayoría de las frutas y hortalizas tropicales que en la actualidad se importan a elevados precios pueden ser producidas por los pequeños agricultores locales, lo cual permitiría una renovación de la agricultura y la creación de empleo. Sin embargo, es preciso realizar intervenciones específicas para permitir que los agronegocios en pequeña escala accedan a recursos financieros y entreguen productos de mayor calidad.

La FAO está ejecutando un proyecto con la Cámara de Comercio para promover el sector a través del suministro de asistencia técnica, orientación y donaciones que correspondan a la contribución financiera de los beneficiarios. El objetivo es lograr que la agricultura sea un sector en el que invertir, ya sea para los inversores locales como extranjeros. 

El proyecto recibe el apoyo del Mecanismo de apoyo a programas multiasociados de la FAO. Dicho Mecanismo se estableció en 2010 como un nuevo instrumento de financiación para asociados que desean contribuir a la labor de la FAO a través de fondos que no están  o están mínimamente asignados a fines específicos. El Mecanismo se aparta del enfoque común basado en un proyecto en favor de un enfoque programático para apoyar directamente el Marco Estratégico de la FAO (2010-2019). A lo largo de los años, Bélgica, la Cooperación Holandesa, los Países Bajos y Suecia han prestado apoyo dedicado al Mecanismo y más de 60 millones de USD. 

Gracias al Mecanismo, la FAO ayuda a incrementar las inversiones responsables en actividades y sistemas agroalimentarios eficientes e inclusivos con el fin de fortalecer la capacidad de las comunidades locales para movilizar inversiones, de conformidad con su Objetivo Estratégico 4. 

In the Cook Islands, FAO laid the foundations for the stimulation of new investments in agribusinesses. Eleven agribusinesses (tropical orchards, processing centres, organic farms, greenhouses) were established through a small matching grants facility funded by the FMM and 24 agribusinesses were strengthened through mentoring and training. En las Islas Cook, la FAO sienta las bases para estimular que se realicen nuevas inversiones en los agronegocios. Se establecieron 11 agronegocios (huertos tropicales, centros de elaboración, explotaciones agropecuarias orgánicas e invernaderos) a través de un servicio de pequeñas donaciones acordes a la eficiencia financiado por el Mecanismo y se fortalecieron 24 agronegocios mediante la orientación y la capacitación.

Tini y Gelling se beneficiaron del apoyo de la FAO. Ahora ellos cultivan papaya, arrurruz, piña, taro, anona blanca y banano. Tienen una plantación de naranjos con 200 árboles y han plantado 100 cocoteros de los que prevén obtener unos ingresos de entre 15 000 y 20 000 USD al año. Ellos han ampliado sus negocios al comercio al por mayor en los que productos como la papaya y el coco se venden a comerciantes y mayoristas. 

Parte del éxito de Jack se basa en los conocimientos teóricos y prácticos técnicos obtenidos a través del proyecto. Ellos aprendieron cómo satisfacer la demanda del mercado. Pueden determinar ahora cuáles son las parcelas de tierra más adecuadas a cada tipo de cultivo y planifican también la rotación de cultivos. Para eliminar las malas hierbas o la vegetación compraron una segadora con asiento con el apoyo de la FAO y ahora consiguen eliminarlas en un día en lugar de tardar una semana.   

Con un volumen mayor de producción y el aumento del comercio, ellos piensan atraer más inversiones para sus negocios, en los que participan sus hijas, creando más empleos para otros jóvenes de la isla.