FAO.org

Inicio > Asociaciones > Asociados que aportan recursos > Historias > Stories
Asociados que aportan recursos

Involucrar a los asociados en Zimbabwe


10/11/2015 - 

Los esfuerzos de Zimbabwe para abordar las causas subyacentes de la pobreza y  la inseguridad alimentaria y crear resiliencia frente al cambio climático están recibiendo apoyo a través de una iniciativa de cuatro años de duración y una cuantía de 48 millones de USD (30 millones de GBP) que se ha hecho posible gracias a la colaboración entre el Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID) y la FAO. 

A lo largo de 2017se espera que el Programa relacionado con los medios de vida y la seguridad alimentaria de Zimbabwe reduzca la situación de pobreza de casi 300 000 pequeños agricultores mediante prácticas agrícolas inteligentes en función del clima que aumentan la productividad agrícola e iniciativas que mejoran el acceso de los agricultores a los mercados. 

La FAO se encarga de dirigir la preparación de la ejecución del programa durante una fase inicial, incluidas la coordinación de las actividades, la calidad técnica y la presentación de informes sobre los resultados, lo cual resalta la confianza en la capacidad de la FAO para coordinar a todas las partes interesadas involucradas en la asociación.

En lugar de ser el resultado de la movilización de recursos para un programa completamente diseñado como el último paso del proceso, esta actividad ha nacido de las buenas relaciones entre los asociados, que han trabajado juntos en Zimbabwe durante decenios. Interesados en fomentar medios de vida sostenibles, el DFID y la Agencia de Australia para el Desarrollo Internacional (AusAID) colaboraron con la FAO durante casi un año en el diseño de las dos fases del programa. La fase inicial brinda las bases para la ejecución del programa a través de la elaboración de una matriz de resultados, un plan de trabajo y un presupuesto para un período de cuatro años, así como un plan de compras. En particular, los asociados acordaron financiar las dos fases por adelantado. Para reducir los costes, se alcanzó un “acuerdo tácito” por el que la AusAID transfirió su contribución al DFID, y este último negoció el memorando de entendimiento con la FAO.

Los buenos resultados de la FAO en Zimbabwe muestra lo beneficioso que resulta establecer relaciones con los asociados desde una fase temprana, colaborando con ellos desde la fase inicial de concepción a través de la formulación, la ejecución y el seguimiento de los resultados del programa.